Compartir
Publicidad

Este espejo sigue la luz que entra por una ventana para iluminar otra habitación

Este espejo sigue la luz que entra por una ventana para iluminar otra habitación
9 Comentarios
Publicidad

No creo que haya nada más reconfortante en una estancia de casa que la luz natural lo invada todo. No hablo de esa luz que asfixia y ciega de pleno verano a medio día. Hablo de los rayos que en otoño o invierno recibimos con los brazos abiertos. Pero, ¿qué pasa si tenemos zonas a donde no puede llegar la luz natural o directamente no hay ni ventanas?

La solución podría pasar por Lucy. No hablo de Scarlett Johansson con un cerebro hiperdesarrollado sino de un espejo automatizado que ha creado un estudio italiano y que ya se puede comprar por 200 dólares, aunque el envío no se realizará hasta 2016. Su promesa es sencilla: llevar la luz solar a rincones oscuros de la casa sin que tengamos que estar pendiente de moverlo.

Un espejo que sigue al sol

Compacto y de diseño muy cuidado, Lucy de Solenica es un espejo esférico convenientemente protegido y que colocado en una zona de incidencia directa del sol, es capaz de enviar la luz a otra estancia o zona de la casa a su alcance. Según sus creadores Lucy es capaz de iluminar adecuadamente una habitación de 25 metros cuadrados gracias al máximo de 7000 lúmenes que redirige.

Lo más interesante del sistema de Solenica es que todo está automatizado. No hay que mover el espejo según el día vaya avanzando. Él mismo se encarga de seguir al sol gracias a unos sensores que miden la luz ambiente y que envían órdenes a un motor que hace desplazarse al espejo. ¿Y adivináis con qué se alimenta el equipo? Exacto, con unos paneles solares. No podía ser de otra forma.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio