Publicidad

OMV: qué es y en qué se diferencia de los operadores tradicionales

OMV: qué es y en qué se diferencia de los operadores tradicionales
Sin comentarios

Vamos a explicarte qué es exactamente una OMV, para que entiendas a qué nos referimos exactamente cuando hablamos de ellas. Así, podrás aprender a diferenciarla de los operadores tradicionales, aunque a veces las OMV pueden pertenecer a un operador de los de toda la vida.

Realmente, es un concepto bastante sencillo que entenderás rápidamente y sin muchas explicaciones, aunque intentaremos decírtelo de una manera lo más cercana y entendible posible. Por ello, primero te diremos simplemente qué es una OMV, y luego pasaremos a explicarte cuáles son las principales diferencias con respecto a otras operadoras tradicionales.

Qué es una OMV

Las siglas de OMV significan operador móvil virtual. Se trata de compañías de telefonía móvil que no tienen ninguna concesión de espectro de frecuencia. Por lo tanto, al no tener su propia red se la alquilan a otras operadoras.

Para que entiendas esto, las grandes operadoras de telefonía tienen su propia infraestructura de red, lo que hace que su ancho de banda o frecuencia les pertenezca a ellos. La conexión y cobertura que te llega de Telefónica u Orange pertenece a ellos y ellos la controlan y administran. Mientras, las operadoras virtuales carecen de esta infraestructura, y no tienen ninguna frecuencia o red que les pertenezca a ellos.

Por lo tanto, si tienes un contrato con la operadora X, en el móvil posiblemente te aparezca su nombre cuando tienes conexión. Sin embargo, la red que utilizan estas OMV no les pertenece a ellas, sino que se la alquilan a otra operadora. Es como si le estuvieras pagando a una operadora X, pero cuando te conectas a su red, esta pertenece realmente a la operadora Y.

Todas las OMV alquilan la red de las grandes operadoras que sí tienen su propia infraestructura, y por lo tanto, la calidad y estabilidad de la conexión no depende íntegramente de ellos, sino también de las operadoras a las que están alquilando la red. La cobertura de la conexión de la OMV será la de la operadora a la que alquilan la red, por lo que es conveniente saber a quién se la contrata para valorar estos aspectos.

En España tienes varias OMV disponibles, pero por lo general hay dos tipos diferentes. Por un lado, están las OMV creadas por las propias operadoras, y que tienen sus mismas coberturas. Y luego están las OMV independientes que no pertenecen a grandes operadoras, pero sí que les alquilan la cobertura de red que luego le ofrecen a sus usuarios.

Diferencias entre OMV y operadoras convencionales

Las operadoras móviles virtuales no tienen que mantener las infraestructuras de las que dependen sus redes y su cobertura. Esto, se acaba traduciendo en que son capaces de ofrecer unos precios mucho más competitivos que las operadoras tradicionales.

Las OMV también suelen ofrecer ofertas más flexibles y modulares, dando más facilidades para decidir contratar cosas sueltas en vez de intentar favorecer packs completos que incluyan televisión y demás. Esto, también ayuda a reforzar la primera diferencia, y a hacer sus precios bastantes más asequibles.

Además, al no tener que intentar llegar al máximo número de personas para costear su infraestructura, las OMV suelen tener modelos más de nicho y mejor enfocados a segmentos concretos de población. Así, pueden ofrecer un lenguaje más joven y ofrecer también únicamente las cosas que más le interesen al sector de la población al que quieran dirigirse.

También hay puntos negativos, como que en ocasiones, la atención al cliente puede ser un poco peor en las OMV. Ten en cuenta que la red que te ofrecen no es realmente suya, por lo que si hay algún problema no siempre depende de ellos el poder solucionarlo rápidamente. Además, en su búsqueda de precios competitivos a veces no invierten tanto en atención al cliente.

Otra cosa notable en cuanto a la atención al cliente es que las operadoras convencionales suelen tener una amplia red de establecimientos físicos, por lo que ante cualquier duda siempre puedes acudir a ellos para solucionar problemas. Mientras, las operadoras virtuales suelen tener casi todas formatos totalmente digitales, y ante cualquier problema la atención siempre será remota.

A esto hay que añadirle que las conexiones domésticas de Internet suelen ser mejores en las grandes operadoras, con mayor ancho de banda o velocidades sobre todo de subida. También son redes más estables, ya que nunca le van a ofrecer a las OMV un espectro mayor al que ellas mismas tienen, de forma que no les perjudique alquilar su línea.

Y precisamente, nadando entre las ventajas de unos tipos de operadora y otro suelen estar las OMV de las operadoras convencionales. Estas, pueden intentar ofrecer las ventajas de las operadoras matrices, aunque normalmente con fórmulas digitalizadas de contratación y atención al cliente, y uniendo también la flexibilidad y los precios del resto de OMV.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio