El móvil carga lento: por qué puede ser, explicaciones y soluciones

El móvil carga lento: por qué puede ser, explicaciones y soluciones
3 comentarios

Vamos a explicarte las razones y soluciones para cuando notas que tu móvil carga lento, algo que puede deberse tanto a las capacidades del propio dispositivo como a otras cosas que te diremos. La idea es que si notas que tu móvil está cargando lento, sepas las razones a las que puede deberse, y que te podamos decir algunas soluciones para cada una de ellas.

Aquí, vamos a irte explicando punto por punto de la forma más sencilla que podamos estas razones. Intentaremos no abrumarte con tecnicismos, de forma que cualquier persona pueda entender bien cada una de ellas.

Revisa la carga inteligente

Bateria

El principal método a la hora de cargar la batería de tu móvil para que te dure el máximo tiempo que sea posible es empezar a cargarlo antes de que baje del 20%, y que al cargarlo no suba del 80%. Para ayudarte con esto, algunos fabricantes tienen un sistema de Carga inteligente u optimizada, que pueden limitar ese máximo de carga de batería y ralentizar la carga para que la carga rápida tampoco perjudique a largo plazo la durabilidad de la misma.

Por eso, si ves que tu móvil carga lento cuando lo enchufas o cuando pasa de determinado porcentaje de carga, puede ser debido a que tengas activado algún sistema de carga inteligente. Por lo tanto, una primera opción sería la de desactivar este tipo de carga inteligente desde los ajustes de batería de tu teléfono, o por lo menos ver si está activada o tiene esta opción.

Aquí, debes saber que estos sistemas están hechos para que las baterías duren el máximo posible. No utilizar una carga inteligente no va a romper la batería de tu móvil, pero sí que puede hacer que pasados un par de años la capacidad máxima haya disminuido por haberse deteriorado la salud de la batería.

Puede ser el sistema de carga rápida

Hay móviles que, sin tener opciones de carga inteligente, sí que apliquen alguno de sus principios a sus sistemas de carga rápida. Esto quiere decir que, en algunos modelos, la carga se ralentice automáticamente a partir de cierto porcentaje de carga para mejorar, como hemos dicho, la vida útil de esta batería.

Por lo tanto, puede ser que tu móvil simplemente empiece a cargarse a gran velocidad cuando la batería está baja, pero que cuando llega al 85-90% la velocidad se ralentice para reducir el calor y conservar mejor la batería. Aquí, debes saber que esto es normal en los móviles de última generación, y que no hay ningún tipo de mal funcionamiento. Simplemente, van más rápidos al empezar a cargar y eso hace que al final la carga parezca lenta. Casi todos los modelos cargan más lentos al final.

Comprueba que usas el cargador adecuado

Cargador

Aunque esto puede ser un poco difícil de entender técnicamente, no todos los cargadores para móviles son iguales. Un teléfono va a aceptar una cantidad determinada de energía, y hay cargadores que tienen distintas configuraciones internas con las que permitir llevarle al cable esa cantidad de energía. Por ejemplo, si tu móvil acepta 30W de energía en la carga, necesitas un cargador que ofrezca esa capacidad de energía.

En general, todos los móviles que traen un cargador en la caja, suelen traer uno que sirva para darle la energía de carga que necesita. Pero tu móvil podría cargar más lento si usas el cargador de otro dispositivo, porque simplemente este puede no estar preparado para enviarle toda la energía que necesita para cargar al máximo de su velocidad.

Por lo tanto, debes intentar utilizar siempre que puedas el cargador oficial del móvil. Y si no es así, tienes que fijarte en la capacidad de energía máxima que el móvil acepta para cargar, y usar un cargador que la suministre. Por ejemplo, si tienes un móvil que carga a 30W y lo enchufas con un viejo cargador de 5W de un viejo móvil, la carga del móvil va a ser mucho más lenta que si compras o utilizas uno que también sirva 30W.

También puede ser el cable

Cuando hablamos de cargador, nos referimos a la boquilla que se enchufa en el enchufe y a la que se conecta después el cable al que conectas el móvil para cargar. Pero si no estás utilizando el cable que viene con tu móvil, puede que estés usando uno que no sea capaz de enviar la suficiente energía, y entonces puedes tener un problema.

Si quieres ponerte técnico y tiquismiquis, te diremos que para que tu móvil cargue a 30W, 30 vatios, el cargador y el cable le tienen que entregar esa energía. Vatios es igual a voltios por amperios, por lo que hay diferentes configuraciones para enviar esa energía, pueden ser 10 voltios y 3 amperios , o 6 voltios y 5 amperios, o quizá la inversa, con 5 voltios y 6 amperios. El problema es que algunos cables USB tienen limitaciones en la cantidad de amperios que envían, y eso dependiendo de los voltios y amperios que puede enviar el cargador puede hacer que no sumen suficiente.

Pero esto es muy complicado. Aquí, lo que necesitarás es asegurarte de utilizar siempre que puedas el cable oficial de tu móvil, y si vas a comprar otro, intentar asegurarte que es compatible con la capacidad de carga de tu móvil. Lo ideal sería comprar a la vez el cable USB y el cargador en el caso de que necesites otros, y que te asegures de que entre ambos pueden entregar la energía que necesita el móvil.

Cuidado con tu vieja regleta

Regleta

Si no estás enchufando el móvil directamente al enchufe para cargarlo, si utilizas algún tipo de regleta, "ladrón" o alargador, puede que estés utilizando alguno que esté en mal estado y no esté enviando la corriente de forma regular. Esto puede pasar cuando utilizas alguno que es un poco viejo y que ha visto ya muchas batallas.

Por lo tanto, si tienes el móvil enchufado a alguna vieja regleta o ladrón y carga rápido, es posible que sea porque esta regleta no esté en buen estado, y esté interfiriendo haciendo que la electricidad no pase de forma normal, y que al móvil cargue lento por esto. Para esto puedes hacer una prueba rápida, desenchufar la regleta y utilizar directamente el enchufe, y ver si notas una diferencia sustancial en la carga.

Puede que solo sea cosa de tu móvil

Y la última explicación, que quizá pueda ser un poco molesta, es que tu móvil puede no tener carga rápida. Si has notado que no carga demasiado rápido precisamente al empezar a utilizarlo viniendo de utilizar otro móvil diferente, entonces puede que simplemente este nuevo móvil tenga una capacidad de carga menor o no tenga carga rápida.

Todos los móviles tienen un tope de entrada de energía predefinido para la carga, y este tope está marcado por su hardware, por sus módulos internos de carga. Por lo tanto, si vienes de un móvil que carga a 30W y empiezas a utilizar uno que carga a 10W, no importa qué cables o cargadores utilice, tu móvil siempre cargará a los 10W que tiene como máximo, y lo hará 3 veces más lento que el móvil anterior.

Aquí, tienes dos opciones. Puedes simplemente acostumbrarte y adaptarte a esta velocidad de carga, o simplemente ahorrar hasta comprar u móvil nuevo con una capacidad de carga mayor. Para salir de dudas, mira las especificaciones de tu móvil y busca el dato de la carga que acepta.

Temas
Inicio