Cómo hacer copias de seguridad de un NAS de QNAP para poder restaurar datos si los pierdes

Cómo hacer copias de seguridad de un NAS de QNAP para poder restaurar datos si los pierdes
4 comentarios

Vamos a explicarte cómo hacer copias de seguridad del contenido de un NAS, concretamente los de la marca QNAP. Porque siempre es posible que alguno de los discos duros se dañe, por lo que es importante tener siempre los datos con una copia adicional para no perder nada en el caso de que haya problemas.

Por eso es que hoy te traemos un vídeo con las diferentes maneras de hacer copias de seguridad con uno de estos NAS. Para que te asegures de que el contenido que tengas en tu nube se quede seguro y a prueba de fallos, y que puedas recuperarlo después siempre que quieras. También apoyaremos el vídeo con un pequeño texto en el que te resumimos los procesos.

Tres métodos para hacer copias de seguridad

En el vídeo te explicamos los tres métodos que tienes para hacer copias de seguridad del contenido de un NAS. Podrás ver cómo hacer la copia del NAS a un disco duro externo, de un NAS a la nube, y también de un NAS a otro NAS. En este caso, nosotros nos vamos a centrar en los procesos de los NAS de una marca concreta como QNAP, pero en el resto de fabricantes son similares.

Para hacer una copia del contenido de un NAS a un disco duro externo, solo tienes que conectar este disco duro externo al ordenador. Luego, entra a la configuración de tu NAS en el mismo ordenador y simplemente transfiere las carpetas que quieras al disco externo. Así de sencillo, es como hacerlo desde el propio explorador de archivos de tu ordenador.

Este es el método más tedioso a largo plazo, ya que tendrás que mantener actualizadas las copias del contenido de forma manual repitiendo el proceso siempre que quieras que se queden guardados datos importantes. Hay veces en las que puedes conectar el disco externo directamente al NAS cuando el modelo tenga un puerto USB.

Cada NAS tiene su propia interfaz de control o disco duro, y es en ella donde vas a hacer la gestión. Los de QNAP tienen una función que se llama "Foto instantánea", que lo que hace es permitirte elegir qué elementos del disco que tengas almacenados quieres guardar en otra unidad de forma instantánea.

Disco Duro

Esto crea un archivo que es el que tienes que llevar a otro disco duro donde quieras almacenarlo, porque luego lo podrás usar para recuperar la información. Y si haces esto en un disco duro, lo mejor es tener el disco duro bien guardado para que no se pierda o te lo roben.

El segundo método es hacer la copia de seguridad en la nube, porque los NAS también te permiten llevar la información a un espacio de almacenamiento en la nube que tengas. Aquí, el problema es que tendrás que pagar por el almacenamiento extra en la nube donde alejar los datos.

Si vas a hacer esto, el consejo es guardar solo los datos más críticos y esenciales que no quieras perder de ninguna manera, para que la copia que vayas a crear ocupe el menor espacio posible y tengas que pagar menos almacenamiento en la nube. Para esto, el NAS tiene compatibilidad con los servicios clásicos en la nube o con Amazon S3, en el que no pagas por cierta cantidad de almacenamiento concreta, sino solo por la que necesites.

El proceso para hacer una copia en la nube es el mismo que el tercero, el de hacer copias de seguridad de un NAS a otro. Para hacer esto tercero, necesitarás un tercer NAS conectado a la red, aunque puede ser más pequeño si solo lo quieres usar para almacenar datos concretos de copias de seguridad.

Nases

Para estos dos procesos de copiar archivos en la nube o en otro NAS, puede simplemente copiar y pegar con la interfaz del dispositivo. Sin embargo, hay herramientas más específicas, siendo la más fácil la de usar la aplicación de HBS3. En ella, podrás vincular tu NAS con otro NAS o distintas cuentas en la nube donde quieras guardar las copias.

Esta herramienta tiene opciones muy interesantes, como la de programar copias de seguridad periódicas cada cierto tiempo para mantener siempre actualizado el contenido que estás almacenando. Así, si le pasa algo a tu NAS principal y tienes que restaurar una copia de seguridad se habrán perdido menos archivos.

En cuanto a tu configuración de copias de seguridad, la recomendación es tener una local en el propio NAS para cuando se pierdan datos pero el NAS siga funcionando bien, y tener una segunda copia de seguridad en la nube, en un disco duro o donde quieras. Lo perfectísimo sería tener una segunda copia en otro NAS, pero esto ya es bastante menos asequible y más caro.

Este contenido es una colaboración y patrocinio entre Xataka y la marca, pero no hay pacto sobre el guión ni la selección de los temas. El contenido editorial está elaborado íntegramente por Xataka.

Temas
Inicio