Compartir
Publicidad

iPhone 7 sin puerto de auriculares: ¿ha acertado Apple con esta decisión? Debatimos sus pros y contras

iPhone 7 sin puerto de auriculares: ¿ha acertado Apple con esta decisión? Debatimos sus pros y contras
Guardar
181 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Del nuevo iPhone 7 y 7 Plus, la ausencia del puerto de auriculares es uno de los aspectos que más debate ha suscitado. Llega con resistencia al agua, pantalla más brillante, mejor cámara (incluso doble en el iPhone 7 Plus como ya vimos en nuestras primeras impresiones), más potencia ... pero pocos dejan de hablar del puerto de auriculares.

Sobre si Apple ha acertado o no, si lo ha hecho pensando en el usuario o los pros y contras actuales de esa decisión pasan por un nuevo One to One en Xataka. A debate la ausencia del puerto de auriculares en los nuevos iPhone 7 y 7 Plus.

¿Preparando el futuro de interacción con el smartphone?

La retirada del puerto de auriculares es algo clave para Apple con el argumento de avanzar en sus dispositivos. La compañía ha aprovechado esa retirada para incluir sonido estéreo en los altavoces, algo que de verdad agradecemos aunque no es nada de lo que poder presumir todavía, y abrir el camino a una serie de modelos de auriculares con conexión Lighting de los que sacará beneficio indirecto gracias a las certificaciones.

Ahora mismo no hay diferencia de calidad de sonido apreciable con los nuevos auriculares Lighting. La mejora para el usuario llegará cuando los fabricantes aprovechen las ventajas del uso de un puerto digital

La calidad de sonido que hemos podido comprobar cuando usamos auriculares no podemos decir que haya cambiado realmente a un nivel de consumidor no experto en audio. Sin embargo, a nivel de usuario sí que podemos esperar un futuro más prometedor que con el viejo jack de 3,5 mm.

El puerto Lighting permitirá la integración con Siri, mejores controles y en general las ventajas asociadas al trabajo digital en vez del analógico. Sí, justo como pasa con los Android que den el salto a un puerto USB-C.

1024 2000 2

La contrapartida ahora mismo es que quien quiera usar sus auriculares de cabecera debe recurrir a un adaptador donde va incluido el conversor DAC. La buena noticia es que, aunque no es lo habitual, Apple lo coloca de serie en la caja del nuevo iPhone. A primera vista y dada la experiencia con algunos conectores originales de Apple, nos parece un accesorio que sufrirá mucho con el uso y que probablemente debamos cambiar no muy tarde.

Animando la conectividad inalámbrica

Sí que nos parece acertado el valiente intento de Apple por animar al uso de la conectividad inalámbrica, que en su caso tiene a los nuevos AirPods como protagonistas. Cómo es de invisible para el usuario el enlace, la detección de cuándo lo llevamos puesto o no para detener la música, que pueda usarse de manos libres ... ahí sí que ha presentado Apple una serie de mejoras sobre los equipos habituales inalámbricos que nos gustan. Pero a un coste alto, aunque lógico cuando estamos hablando de un equipo con chip de desarrollo propio, buena conectividad bluetooth y además que debe incluir el conversor de señal digital a analógica (DAC).

En Xataka pensamos que donde Apple sí ha acertado o crea una línea de trabajo interesante (que ya han iniciado otros como Sony) es en el uso de voz y asistentes para la interacción con el teléfono

De estos AirPods ya nos gusta menos que haya que ir con un elemento más (la caja de almacenamiento y carga) cuando salimos de casa, así como la pérdida de la seguridad de que siempre estarán listos por el tema de la batería. Y claro, salvo con "otro accesorio", ya no es posible tener cargando el terminal sobre la mesa al tiempo que escuchando música con auriculares que no sean inalámbricos.

Ni ha sido el primero ni será el último

No vamos a contar con la Game Boy como primer gadget de consumo que no llevaba toma de auriculares de 3.5 mm, pero sí que es cierto que el iPhone 7 no es el primer terminal que se atreve a dejar sin puerto de auriculares a los usuarios (ahí tenemos de entrada el Moto Z). Ni será el último.

Como otras líneas de trabajo de la industria, el fin del puerto de auriculares llegará tarde o temprano, y pensamos que será a partir del próximo año cuando empezaremos a ver más modelos de referencia de la gama alta que acaban con este puerto, sustituyendo la escucha de audio por la conectividad inalámbrica o auriculares con conexión por USB-C.

La validez actual de este cambio nos genera muchas dudas. A nivel de consumidor no nos parece que haya diferencias entre el sonido sin auricular Lighting o con él, ni tampoco tiene peso ese espacio extra para, por ejemplo, aumentar la capacidad de la batería. Otros fabricante lo pueden hacer sin sacrificio de este puerto.

Pero el futuro sí que pinta mejor con puertos donde lo digital prima, como el propio Lighting de Apple, o el USB-C. ¿Y vosotros cómo lo veis?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos