Compartir
Publicidad
¿Qué hacen al remasterizar un videojuego para pretender cobrarnos de nuevo por él?
Videojuegos

¿Qué hacen al remasterizar un videojuego para pretender cobrarnos de nuevo por él?

Publicidad
Publicidad

A pesar de que el término se acuñó en otros ámbitos culturales como el cine o la música como una manera de preservar y actualizar una obra gracias a las bondades de la edición digital, podría dar la impresión que la remasterización en los videojuegos se ha convertido en un modelo más de negocio ofreciendo productos conocidos con gráficos actualizados, lo que deja una impresión de hacer dinero fácil. Sin embargo ¿Tan sencillo y lucrativo es remasterizar un título?

Pese a lo que pueda parecer, remasterizar es mucho más que hacer unos ajustes al programa original, aumentar el ancho de pantalla, subir la resolución de las texturas, y mandar la copia gold para que alguien lo suba a la tienda digital o empiece a grabar los discos y ponerle la etiqueta remastered a las carátulas. Sin embargo, hay que admitir que hay resultados que se justifican más que otros.

Lo que es innegable es que las remasterizaciones son lucrativas. En algunos casos dan la oportunidad de regresar a juegos prácticamente imposibles de encontrar, en otros casos de descubrir obras avaladas por el público, la crítica y el mismísimo paso del tiempo. Pero a efectos prácticos, invertir en nuevas licencias o expandir las existentes es mucho más arriesgado y costoso, tanto en cantidad de trabajo como por la carga económica.

Y por supuesto no hay que olvidar que muchas de las licencias remasterizadas son juegos prácticamente imposibles de conseguir por vías comerciales -o no-. Estaríamos hablando de juegos clásicos que regresan adaptados a sistemas actuales y que, en muchas ocasiones se acercan más al fanservice e incluso a reforzar la comunidad de jugadores de cara a ofrecer una nueva entrega. El primer error es meter todas las remasterizaciones en el mismo saco.

¿Qué es una remasterización?

Si hay que empezar por un punto lo mejor es ampliar el espectro del enfoque para tener una visión panorámica que nos evite los dobles raseros. Las remasterizaciones no se inventaron con los videojuegos, aunque paradójicamente éste sea el mercado donde parece que se asentara el término ya que incluso se suma a los títulos de los proyectos y juegos para diferenciarse de los originales.

Originalmente las grabaciones de audio y video generaban, tras la ediciones pertinentes y con los arreglos adecuados, una copia maestra de la que salían el resto de copias calcadas. A los másters en disco normalmente se les llama 'gold master', y en los videojuegos es muy común anunciar cuando se llega a este punto que está en fase de 'gold'.

Sin embargo, las mejoras en la tecnología, la edición y los soportes, sumados a que el público actual también ha elevado las propias exigencias de lo que espera recibir por un contenido determinado, provocan que se busque una mejora del original creando una nueva 'copia maestra' adaptada a estos estándares. En este caso, por ejemplo, un concierto o un disco clásico remasterizado intenta eliminar o disminuir las impurezas del sonido como el rastro de ruido de los formatos antiguos gracias a un tratamiento digital, para adaptarlo a los equipos de sonido de alta fidelidad.

Del mismo modo, si comparamos el metraje de vídeo de la primera cinta Beta de 'La Guerra de las Galaxias' con la reciente reedición aparecida en iTunes, comprobaremos que cada fotograma ha sido arreglado y adaptado, e incluso se ha aprovechado para introducir varios arreglos imposibles de añadir durante el proceso original de edición.

En el terreno de los videojuegos nos encontramos con que algunos clásicos, partiendo del código original, aprovechan para mejorar los sprites, las texturas, los errores de programación y lo adaptan a los nuevos formatos actuales de audio y video. A veces, sólo escalar un juego del 3:4 al actual 16:9 es prácticamente rehacerlo por completo, otros optan por poner unos marcos laterales para que el resultado sea lo más fiel posible al original.

Evidentemente, la remasterización en los videojuegos es muchísimo más complicada y costosa que en los otros formatos, debido no sólo a resultado final sino a que estamos hablando de un medio interactivo que engloba mejoras en cada uno de sus aspectos, y que hay que despiezar, mejorar, ensamblar y que todo funcione siendo fieles al original.

¿Por qué remasterizar?

Los motivos para remasterizar un juego son tantos como los que llevan a cada individuo a adquirirlos. Y la realidad es que son un producto que tiene una excelente salida. Sin embargo también nos encontramos con un sistema excelente para sondear el regreso de una licencia o alargar la oferta de contenidos de la misma.

Las alternativas

Evidentemente, remasterizar un juego no es la única alternativa para traer de vuelta una IP, ni tampoco la más económica para los usuarios o los desarrolladores. Tampoco es la mas fiel, pero eso no la convierte, ni mucho menos en la peor y conviene entender las alternativas para que nos demos cuenta de las otras maneras de relanzar un mismo juego.

a. Remake

Remake

Los remakes se desarrollan completamente desde cero, manteniendo el núcleo del juego pero partiendo de unos gráficos distintos, quizás cambios en la trama y sistemas de juego, y hasta podremos encontrarnos con casos donde el formato de comercialización es incluso distinto. En los juegos más antiguos muchas veces no merece la pena partir desde el código original y en los más modernos incluso se vá más allá de lo que se podía ofrecer en su momento.

b.Retrocompatibilidad o emulación

Retrocom

Las consolas actuales de Microsoft y Nintendo ofrecen la posibilidad de recuperar exactamente los mismos juegos, tanto en digital como en disco, que aparecieron hace algún tiempo en sus anteriores consolas tanto en Xbox One, en WiiU y en 3DS. Esto no funciona con todos los juegos y en ocasiones muy concretas se pierden en el camino prestaciones originales en según que caso, aunque el proceso es completamente gratuito y no existen mejoras perceptibles.

Por su parte, PlayStation ofrece el servicio de emulación a través del cual se da la posibilidad de volver a comprar una serie de títulos del catálogo de consolas anteriores, ofreciendo unas muy limitadas mejoras en según que caso.

c.Reboot

Reboot2

Mucha veces, la compañía necesita darle un punto de inflexión rotundo a una marca y toma la decisión de "resetearla", lo que significa que comienza desde cero eliminando cualquier vestigio anterior salvo lo esencial. Los protagonistas, el contexto y, con suerte, varias referencias en el argumento. Esto lo convierte en un producto absolutamente distinto y el proceso de creación es el equivalente a realizar un juego nuevo, literalmente, tanto de la misma serie como de otra.

d.Port

Port

A la hora de adaptar un juego a otros formatos, se pueden añadir mejoras aprovechando las capacidades de este nuevo medio. En este caso, un juego que ofrezca más potencia en otro sistema sigue siendo el mismo juego mejorado, con implementaciones gráficas, sonoras, de jugabilidad e incluso añadidos exclusivos. Esto no lo convierte en un una remasterización.

El negocio detrás de las remasterizaciones

Como es lógico, por mucho que el producto esté enfocado a los incondicionales de una marca, tanto si se trata de una licencia de gran peso como si estamos hablando de un regreso más modesto, e independientemente de que hayan pasado 30 años o menos de cinco, en los videojuegos como en el cine o la música, las remasterizaciones tienen un trasfondo comercial. Evidentemente hay un trabajo profesional detrás y una distribución y licencias de por medio.

Sin embargo, las remasterizaciones tienen una serie de ventajas con respecto al resto de las producciones que se ofrecen sobre el mismo presupuesto y es que se está hablando de un producto que ya cumplió su ciclo y que, curiosamente, ofrece devolvernos algo que posiblemente ya hayas disfrutado pero mejorado, con lo que estamos hablando de que existe una menor inseguridad a la hora de producirlo y distribuirlo de cara a unas desconocidas iPs nuevas que no estaríamos seguros si nos iban a gustar.

La nostalgia o la recomendación de alguien que conoce el producto es parte central del proceso de remasterización. Si te gustó en su día, como poco este te va a gustar lo mismo. De hecho, según sus propios desarrolladores, las remasterizaciones están enfocadas para llegar a un público que no tuvo la oportunidad de disfrutarlos en su día, ya bien por edad, por sistema o sencillamente porque no conocía la propuesta en ese momento.

02

Evidentemente, hay empresas que se han ganado una reconocida fama por enfocarse más a las remasterizaciones que a invertir en continuaciones a la altura de los primeros títulos. A fin de cuenta estamos hablando de nombres y marcas conocidas y de poco riesgo en cuanto a defraudar a los usuarios.

Sin embargo pensar que simplemente poner la coletilla de "remasterizado" no es suficiente para ofrecer ventas si el juego en cuestión no posee un atractivo propio y consigue despertar un mínimo de interés. Dicho de otra manera: sin una propuesta atractiva o una marca o juego reconocidos y demandados, estaríamos hablando de una iniciativa absolutamente en vano, aunque nunca se sabe.

Un buen ejemplo: Grim Fandango

Tras la adquisición de Disney, Lucasarts pasó de ser una de las desarrolladoras de mayor renombre a una compañía enfocada en la concesión de licencias de LucasFilm. Sin embargo, eso no tiene que ser una mala noticia si licencias como 'Star Wars' o 'Indiana Jones' acaban en las manos adecuadas. Uno de los efectos colaterales fué la posibilidad de devolver 'Grim Fandango' a su creador original para volver a publicarlo bajo una edición remasterizada. Tim Schafer conocía su propio juego y ya había visto como en las ediciones remasterizadas de Monkey Island como los sprites eran sustituidos por imágenes en alta resolución.

El juego apareció originalmente para PC en 1998, cuando las aventuras gráficas empezaron a abordar las 3D. La versión original, en aquellos ordenadores que se preparen específicamente para hacerla funcionar, ofrece un desplome de resolución importante, además de unos procesos de instalación y de cambio de discos a los que hoy ya no estamos acostumbrados.

Para 'Grim Fandango Remastered' se reeditaron los fondos, se añadieron nuevas texturas a cada uno de los personajes realizadas a mano, se grabaron comentarios con todo tipo de detalles sobre la trama y los personajes enfocados como premio al jugador que ya conocía el juego e incluso se orquestó de nuevo la banda sonora original. Es importante destacar que el juego se adaptó a los controles táctiles y de mando de las consolas de Sony.

03

Por supuesto, para los más nostálgicos se ofrecía la posibilidad de cambiar al aspecto original tan solo pulsando una tecla, ofreciendo una transición nítida e instantánea. No solo teníamos la versión remasterizada, sino que además se había adaptado la original para que estuviera ahí.

Un mal ejemplo: Silent Hill Collection

Otras veces, las que menos, parece que las remasterizaciones son un auténtico despropósito, descuidando por completo lo más importante: la integridad del original.

En el año 2011 se anunció un compilatorio para las PS3, y posteriormente Xbox 360, que ofrecería la segunda y tercera entrega de la saga 'Silent Hill' adaptada a los estándares de aquella generación de consolas. Entre los alicientes se ofrecerían una resolución nativa de 720p, un nuevo doblaje y trofeos y logros para sus respectivos sistemas.

Esta remasterización se llevó a cabo por Hijinx Studios, sin embargo, el único código fuente original disponible que Konami les pudo facilitar venía de unas versiones inacabadas de ambos títulos. Con todo, los continuos retrasos del lanzamiento no pudieron amortiguar lo que ofrecería finalmente esta versión.

Los usuarios se encontraron con ralentizaciones dentro del juego, a los que se le suma una congelación al desbloquear algún logro, una mal ajuste del brillo y unos doblajes mal sincronizados con respecto a los personajes en pantalla. Movimientos torpes, daños enemigos durante la pantalla de carga, y lo peor fué la eliminación de la niebla, la cual servía como recurso ambiental para ofrecer una atmósfera de incertidumbre en el jugador.

Silent Hill Hd Collection 960x623

La versión de Sony contó con dos parches posteriores que, según los usuarios, no llegaban a arreglar la mayoría de los problemas. el de la versión de Microsoft fué directamente cancelado.

Como conclusión, podemos destacar que no solo el resultado fué peor que las versiones originales, sino que los usuarios tenían todo el derecho a cuestionar por qué se habían realizado estas versiones remasterizadas más allá de volver a hacer dinero de ellas.

¿Cuánto se tarda en remasterizar un juego?

El tiempo requerido para ofrecer una versión remasterizada obedece a un cúmulo de factores, y no se hace precisamente en una tarde. En muchos casos son compañías externas las que llevan a cabo el desarrollo, y a pesar de contar con aspectos como el diseño, la trama o el marketing resueltos, muchas veces la adaptación se puede aplazar durante meses o años.

01

Son innumerables los detalles a tener en cuenta, desde las herramientas que se utilizarán para implementar los acabados visuales a si la banda sonora o el doblaje será re-editado o hecho desde cero. en las ediciones remasterizadas de los dos primeros 'Monkey Island' no solo se pasó de unos audios midi a una orquestación, sino que se doblaron cada uno de los diálogos por actores profesionales. Y eso sólo teniendo en cuenta que los derechos de licencia estén al día.

Una parte fundamental es que el código original del juego esté disponible y ofrezca flexibilidad. De no ser así, habría que elaborar el juego casi desde el principio y hacerlo lo más cercano al original pero con las nuevas herramientas de edición. Sería hacer un juego casi por completo con la limitación de que tiene que ofrecer exactamente los mismos contenidos del original.

1366 2000 1

Incluso cuando Capcom realizó 'Super Street fighter II Turbo Remix', en el que el equipo de dibujantes de Udon rehicieron los sprites con personajes realizados por dibujantes de cómic, se encontraron con que las animaciones limitadas de los 90 descuadraban la elasticidad de estas nuevas animaciones. Y si las cambiaban, añadir frames o sencillamente modificaban la base, no estaríamos hablando del mismo juego remasterizado, sino de otro juego distinto. Evidentemente el título sufrió de varios retrasos y varios cambios hasta la llegada de la versión final.

La actualidad y el futuro de los juegos remasterizados

Podemos dar por sentado que Sony seguirá apostando por devolver sus grandes juegos de PS3 a su sobremesa actual. Recientemente ha colocado la trilogía remasterizada de 'Uncharted' como uno de los 10 juegos más vendidos de 2015, encontrando también buenas criticas por la adaptación de 'The Last of Us'. A Microsoft tampoco le ha ido nada mal con 'The Master Chief Collection' o la version definitiva de 'Gears of War' en Xbox One, y con la adquisición de Rare tiene una buena ristra de licencias que podría devolver a la vida con mejor pinta que nunca desde antes incluso que decidiera entrar en el negocio de las consolas.

04

Hoy en día las remasterizaciones y reediciones digitales, así como los compilatorios se han convertido en algo muy habitual dentro de la propia oferta de cada sistema. Capcom y su cartera de accionistas consideran que las reediciones forman una parte fundamental dentro de su negocio.

Las remasterizaciones en HD de nuestros juegos más exitosos serán una de las claves de nuestro negocio. En mercados exteriores se está haciendo cada vez más difícil vender en tiendas estos títulos remasterizados que salen a menor precio debido al descenso del número de tiendas y a las limitaciones de zona de ventas. Por lo tanto, hemos echado a andar actividades de ventas de contenidos digitales de forma agresiva. Estas actividades han creado nuevas demandas para estos títulos. Por ejemplo, en mercados exteriores las ventas por descarga del Resident Evil (HD Remastered) durante el pasado año fiscal fueron más altas de lo esperado. No es un riesgo, sino que el crecimiento de las ventas por canales digitales ofrecen más opciones a los usuarios. Consideramos esto como un crecimiento en las oportunidades de permitir el acceso a que más gente pueda disfrutar de nuestros juegos.

Sin embargo, no podemos obviar que cada vez es mayor la comunidad de usuarios que gracias a los mods pueden conseguir resultados sorprendentes y actualizar títulos clásicos e incluso en juegos más recientes. una de las tendencias más a la alza entre los creativos amateur es la creación de mods que potencien lo visto en juegos comerciales, e incluso hemos visto casos en los que las propias distribuidoras han ofrecido cobertura y publicidad a los creativos, ofreciendo estos parches y programas como actualizaciones gratuitas y de manera oficial.

El próximo mes de marzo regresará 'The Legend of Zelda: Twilight Princess HD'. Un título que curiosamente sirvió como puente entre sus dos anteriores consolas, la Game Cube y la Wii. Actualmente es posible hacerse con una copia de Wii del juego, ponerla en la Wii U y disfrutarla en todo su esplendor. Sin embargo, Tantalus, el equipo australiano que lo está desarrollando, da motivos para apostar por esta versión remasterizada, mucho más allá de poner toda la carga de la novedad en un apartado visual con unos controles adaptados al GamePad de Wii, el uso de las exitosas figuras de Amiibo, o una serie de novedades que convencerán a los incondicionales de la saga.

¿Merece la pena pagar por un juego remasterizado? Si al comenzar una nueva la partida te sientes como en casa a los pocos minutos, ya conoces la respuesta.

En Xataka

En Vida Extra

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos