Compartir
Publicidad
Esta es la tecnología necesaria para pasar de Autopilot a conducción autónoma en Tesla Motors: Hardware 2
Vehículos

Esta es la tecnología necesaria para pasar de Autopilot a conducción autónoma en Tesla Motors: Hardware 2

Publicidad
Publicidad

El misterio ya fue desvelado, Tesla Motors lo que promete es que todos sus coches tengan la tecnología necesaria para realizar una conducción autónoma. Es algo que tiene que ser así para todos los modelos en 2018, y eso incluye al más pequeño de la casa, el esperado Model 3.

De los coches que venden actualmente, tanto Model S como Model X, van a estar equipados con el hardware necesario para llegar al nivel 5 de autonomía, el máximo en las categorías establecidas, unos cuantos pasos más allá del polémico “Autopilot”. En realidad se tendrán que parar en el nivel 4, ya que estos coches podrán circular sin la acción del conductor, pero deberá seguir ahí presente.

La visión en 360 grados que tienen los vehículos de Tesla es espectacular a día de hoy, y junto al resto de ayudas de posicionamiento, pueden hacer circular a un coche sin conductor, al más puro estilo Google. Para demostrarnos esto, tenemos el siguiente vídeo:


Hardware 2 es cosa de Tesla y Nvidia

El nuevo equipamiento que tienen que tener estos coches está compuesto - a grosso modo - por ocho cámaras, un nuevo cerebro que es cuarenta veces más potente que la generación actual - cosa de Nvidia -, un radar, doce sensores ultrasónicos, y obviamente nuevo software que lo aproveche.

El nuevo hardware duplica el rango de actuación, llevando a Autopilot a otro nivel y solucionando los pequeños problemas encontrados en la versión 8.0

Esta visión inteligente ya no es un trabajo conjunto con Mobileye, es un desarrollo propio en software y hardware por parte de Tesla Motors, apoyado en la tecnología CUDA de Nvidia, posiblemente ejecutándose sobre soluciones DRIVE.

Este paquete convierte a los Tesla en vehículos completamente autónomos, una diferencia con modelos anteriores que Elon Musk ha decidido llamar “Hardware 2”.

Con “Hardware 1” estaremos refiriéndonos a aquellos coches que ‘simplemente’ se quedaron en el Autopilot de primer nivel. En siguiente gráfico podemos ver el campo de actuación que tienen los diferentes sensores en Hardware 2:

Rango

Desde Tesla nos cuentan que un Hardware 1 actualizado tendrá mejor funcionamiento en estos dos primeros meses desde la presentación, mientras que Hardware 2 mantiene al día un sistema de aprendizaje que necesitará más tiempo para ir mejorando y superando a su hermano mayor. Eso se estima que ocurrirá en diciembre.

Es curioso como Tesla Motors va a establecer niveles de autonomía, al igual que hace con las baterías. Con los modelos actuales habrá un modo de acceder a 4 de las 8 cámaras denominado Autopilot Enhanced, y costará 5.000 dólares en el momento de la compra, o bien habrá que pagar 6.000 dólares si queremos instalarlo a posteriori. El modo completo llegará más adelante por una cifra cercana a los 8.000 dólares.

Ese Autopilot Enhanced para Model S y X es una versión mejorada aprovechando el nuevo hardware: adaptación de la velocidad según el tráfico, mantenerse o cambiar de carril, transiciones entre diferentes tipos de carreteras, o aparcamiento automático.

Ocho ojos controlan el entorno del vehículo

3 Cameraautopilot

Tesla ha intentado que la integración de las cámaras en el vehículo sea lo mejor posible, como podéis comprobar en las imágenes. Las del retrovisor, y las laterales en el frontal ya se encontraban antes, pero las laterales en el pilar central, son nuevas. Todas cuentan con un sistema de calefacción para solucionar posibles problemas con el hielo y la nieve.

Las cámaras frontales se van a encargar de ver vehículos que sin esperarlo se metan en el carril, mientras que las laterales-frontales suben el nivel de seguridad en intersecciones. Las nuevas laterales ayudarán con los puntos ciegos, y conseguirán que los cambios de carril sean más seguros.

Recapitulando, el nuevo hardware de reconocimiento lo conforman:

  • 8 cámaras que controlan los 360 grados del vehículo, capaces de llegar hasta 250 metros
  • 12 sensores ultrasónicos que complementan la visión, permitiendo detectar elementos con el doble rango que en el anterior sistema
  • Un radar delantero que provee información adicional, al que no le molesta la lluvia, la niebla, o incluso el coche que va delante
Side Pillarautopilot
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos