Sigue a Xataka

Kuratas

Sólo en Japón están tan deliciosamente locos como para diseñar, construir y poner a la venta algo como esto. El horror mecánico que veis sobre estás líneas se llama Kuratas y es, literalmente, un robot gigante de cuatro toneladas pilotable.

Kuratas KR-01 es el primer ‘Mecha’ de su clase y ha sido creado por Suidobashi Heavy Industry que lo vende por algo más de un millón de euros (1.250.000 para ser más exactos). La criatura mide cuatro metros de altura, pesa cuatro toneladas y tiene un amplio compartimento en su pecho para albergar al piloto.

Kuratas

Kuratas se desplaza mediante unas patas terminadas en ruedas aunque mucho nos tememos que su motor diesel apenas le da para alcanzar una velocidad de 10Km por hora. Sus brazos, eso sí, están completamente articulados y se manejan mediante un mando que imita sus movimientos en la cabina.

El izquierdo, aparte de sujetar objetos, incorpora dos ametralladoras tipo Gatling de Airsoft capaces de disparar 6.000 de estas pequeñas pero agresivas balas de plástico por minuto. Para activar este arma, la cabina dispone de sistema de puntería y una cámara con reconocimiento facial. Sólo hay que apuntar y sonreir, un control que se nos antoja un poco inconveniente para la rutina diaria.

Kuratas

El ‘Mecha’ integra un sistema operativo propio denominado V-Sido compatible con todo tipo de smartphones para que podamos manejar a Kuratas desde nuestra pantalla táctil aunque no estemos en su interior.

Suidobashi lleva desde 2010 construyendo el KR-01 para una feria tecnológica ‘Wonder Festival’ en el distrito de Chiba, y lo ha puesto a la venta en distintos colores de carrocería que incluyen negro y rosa. A continuación os ofrecemos un vídeo imperdible en el que una simpática piloto japonesa nos ofrece algunos consejos sobre el manejo diario del Kuratas.

Vía | Daily Mail

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios