Sigue a Xataka

Acer Aspire S5

Ya lo decía el propio CEO de Acer en la rueda de prensa de ayer en CES. Ellos están convencidos de estar en el camino correcto, y ese camino es abandonar los equipos de batalla para desarrollar portátiles de gama alta como el Acer Aspire S5, segundo ultrabook de la taiwanesa tras el Acer Aspire S3 presentado en la IFA del año pasado.

El Aspire S5 es un equipo con personalidad o, al menos, no trata de seguir la estética del Macbook Air y se desmarca con unas formas marcadamente redondeadas y un color negro metalizado que lo asemejan más al Samsung Serie 9 pero sin llegar a imitarlo.

Acer Aspire S5

Delgado, muy estilizado y muy ligero (15 milímetros de grosor en su parte mas generosa y 1.35 kilos de peso), el Aspire S5 destaca externamente por una característica que lo hace cautivador pero que nos plantea serias dudas. Se trata de lo que en Acer han denominado Magic Flip IO. Se trata de una solución estética y funcional que reúne todos los puertos del equipo en una cubierta abatible motorizada en la parte posterior.

Acer Aspire S5

En otras palabras, salvo por la toma de auriculares, la de batería y la ranura para tarjetas de memoria, no se ven más puertos en el equipo. Es al pulsar un botón en la parte superior derecha del teclado cuando, de repente, una estilizada bandeja se despliega automáticamente con un zumbido muy leve y deja ver un HDMI, 2 USB de los que al menos 1 es 3.0 y un puerto Thunderbolt. El despliegue de esta compuerta hace además que la parte posterior del S5 se eleve un poco, dejando el teclado en un agradable ángulo.

Acer Aspire S5

No podemos negar que la solución es realmente estilosa, cautivadora y que además sirve para que el equipo, con esa bandeja cerrada, tenga una apariencia mucho más limpia de líneas. ¿El problema? El mismo que tiene cualquier componente mecánico motorizado. No sabemos cómo resistirá el paso del tiempo, los golpes y la presión de las manos del usuario contra la superficie de apoyo. A primera vista parece resistente, pero eso es algo que sólo el tiempo dirá. Si no tiene problemas de averías ni durabilidad, la compuerta del S5 se merece un 10 en diseño geek.

No se sabe mucho más de este equipo salvo que integra procesadores Intel core i5 o i7, pantalla LED de 13,3 pulgadas con cobertura mate antirreflejos, carcasa de aleación de aluminio y magnesio y disco SSD. No se ha revelado su precio, pero sí que saldrá entre mayo y agosto. Cuando lo podamos toquetear a placer en el stand de Acer os mostaremos sus especificaciones completas.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios