Compartir
Publicidad

¿Tiene sentido esa carrera por conseguir el móvil más barato del mercado?

¿Tiene sentido esa carrera por conseguir el móvil más barato del mercado?
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer Samsung anunciaba el Samsung Z2, su primer dispositivo basado en Tizen con conectividad 4G. El producto, que tiene un precio de 65 euros, está orientado totalmente al mercado de la India, un país en el que la carrera por lograr vender el smartphone más barato del mercado es especialmente acusada.

Esa carrera parece no tener tanto sentido en países occidentales en los que los smartphones excesivamente baratos han perdido interés frente a otras gamas de entrada y sobre todo gamas medias que cada vez son más excepcionales en su relación precio/prestaciones. Sin embargo en ese mercado específico esa batalla sí es coherente, y lo es por una razón.

Adiós al 'feature phone'

En la India hay 700 millones de usuarios de dispositivos móviles, pero de todos ellos "solo" 220 millones son usuarios de smartphones. Esa es precisamente la razón de que empresas como Samsung quieran conquistar a esos casi 500 millones de usuarios que siguen haciendo uso de un 'feature phone' un móvil mucho más limitado en prestaciones.

Baratos

Este tipo de terminales han ido perdiendo fuerza frente al avance de smartphones de todas las gamas, pero su ventaja fundamental es su reducido precio: ofrecer smartphones de bajo precio es por tanto un reclamo poderoso para todos los que están decidiendo cambiar a un terminal con más posibilidades, y aunque dispositivos como el Samsung Z2 no ofrezcan las prestaciones de smartphones más preparados, siguen siendo una atractiva oferta para todos esos usuarios.

Hace unos meses hablábamos precisamente de lo que podíamos encontrar en un terminal de 34 dólares y en XatakaAndroid nos contaban la experiencia de utilizar un móvil de 59 euros durante 10 días. Este último experimento dejaba claro que a pesar de las limitaciones, dispositivos como ese eran perfectos para iniciarse en el mundo de los terminales Android.

El problema es que como indican en Quartz los terminales demasiado baratos pueden tener otros costes ocultos. El uso de estos terminales como plataformas publicitarias por parte de fabricantes y operadoras -pagas poco de entrada, pero tienes que aguantar anuncios en tu pantalla constantemente- puede ser contraproducente, pero lo cierto es que ese puede ser un sacrificio aceptable para quienes quieren dar el salto de una vez al terreno de los smartphones y no son (al menos, inicialmente) tan exigentes.

Vía | Quartz
En Xataka | ¿Un teléfono por poco más de 3 euros? Existe y llega a la India esta semana

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos