Compartir
Publicidad
mBot Makeblock de SPC, análisis: un mini-robot con Arduino para enseñar a programar a los más peques
Análisis

mBot Makeblock de SPC, análisis: un mini-robot con Arduino para enseñar a programar a los más peques

Publicidad
Publicidad

Aunque de nacimiento reciente, el robot educativo mBot de Makeblock ya se ha hecho un hueco en un mercado al auge, como es el de la tecnología educativa. Sus virtudes: fácil, sencillo, versátil y, sobre todo, económico.

Hoy analizamos el mBot de Makeblock, y hablamos de su montaje, de los primeros pasos y de las posibilidades que ofrece como herramienta educativa para el aprendizaje de la programación a través de la robótica. ¿Qué puede ofrecernos un robot de menos de 90 euros? Vamos a verlo a continuación.

mBot: el juguete

La gama de robots mBot de Makeblock son una serie de juguetes, con todas las de la ley. O al menos así se presenta: creado por makeblock tras una exitosa campaña en Kickstarter en 2012, la compañía ha continuado diseñando, desarrollando y poniendo a la venta diferentes modelos de robots.

De todos ellos, mBot es el más sencillo y el mejor posicionado para educación, siendo además el más parecido a una especie de vehículo simple. Sencillo: ruedas, motores y un pequeño mecanismo de giro, aderezado con unos cuantos sensores (distancia, luz, sonido) para ampliar sus posibilidades.

Nuestra unidad de pruebas no difiere en absoluto de la que puede encontrarse a través de otros distribuidores, ha sido enviada por SPC-Makeblock, una compañía española afincada en Vitoria-Gasteiz que los distribuye de manera oficial y sobre la que hablamos aquí.

Mbot Robot
Este modelo es, de hecho, perteneciente a una generación anterior, ya que Makeblock ha puesto a la venta hace unos pocos meses una nueva versión con algunas mejoras como una carcasa protectora, aunque con la misma base de construcción e ideas para enseñar sobre el mundo de la programación y la robótica.

El valor que SPC-Makeblock aporta no es tanto por el hardware (el robot como tal), sino por la parte más teórica y didáctica que le rodea: ofrecen guías, manuales y tutoriales para poder aprovechar sus posibilidades, a modo de instrucción sobre su uso. Este material está liberado en parte en su página web, aunque también disponen de cursos presenciales en los que aprender 'in-situ' sobre este y otros productos.

Montaje, instalación y primeros pasos

En los últimos años, muchas compañías están introduciéndose en el mercado de la robótica educativa con sus productos propios. Ejemplos hay por doquier, si bien los más reconocidos tal vez sean los de la danesa LEGO y sus Mindstorm y WeDo. Pero también otros gigantes como Meccano, Sphero o Parrot, o muchos otros inventos de particulares o pequeñas empresas como por ejemplo el Dash and Dot que analizamos hace ya un año.

El montaje de mBot es muy sencillo, y apenas te llevará unos pocos minutos. Sí, incluye manual paso a paso… en papel.

El montaje de mBot es tremendamente sencillo, pues al fin y al cabo es una dispositivo pensado para niños y jóvenes a partir de unos 8 años: en la caja encontramos todo lo básico y fundamental para, en unos cuantos minutos y siguiendo las pertinentes instrucciones (incluidas en papel) tener un robot montado y preparado para programar.

Makeblock Mbot Box

Este montaje se asemeja más a los tradicionales Meccano que a los LEGO, utilizando tornillería (si, el destornillador necesario está incluido) y piezas metálicas. Prácticamente todo el mBot es de aluminio, lo cual se agradece y aporta la sensación de ser un "juguete para mayores" que obvia plásticos u otros materiales de menor durabilidad.

Makeblock Mbot Board
La placa es el componente esencial, claro. Basada en Arduino, pero con unas cuantas modificaciones para hacerla intuitiva para los más jóvenes.

Una vez ya montado el robot —un adulto tardará no más de veinte minutos en hacerlo—, los siguientes pasos a dar vendrán marcados por los múltiples manuales disponibles online: tanto en las ideas propuestas por la comunidad en el Makeblock Openlab como en los 'Primeros Pasos' que indican en SPC-Makeblock. Aunque existen innumerables tutoriales y guías de introducción, aquí es donde entra en juego el papel de SPC-Makeblock proporcionando interesantes guías para comenzar a crear y programar, de forma muy intuitiva y trivial de seguir.

Nuestro mBot es la versión Bluetooth, que además de ser compatible con el entorno mBlock de escritorio (Windows/Mac) también puede utilizarse con smartphone/tablet a través de las respectivas apps disponibles para Android y iOS:

  • mBot/mBlockly: una especie de 'Scratch' adaptado a tabletas desarrollado para los productos Makeblock. Permite programar con bloques de una forma muy intuitiva, haciendo uso de todos los sensores, motores y demás actuadores del mBot.
  • Makeblock: aunque también se puede programar con ella, es más un panel de control en el que tener los mandos para controlar el mBot.

Todo este software, sistemas compatibles y enlaces de descarga se encuentran citados en el apartado software de la web de Makeblock.

Makeblock Mbot Ipad 2 App mBlockly en iPad
Makeblock Mbot Ipad 6 App Makeblock en iPad

La sincronización con el dispositivo es trivial y directa, y apenas nos llevará unos pocos segundos. Una vez realizada no tardarás más que unos pocos minutos en tener tu primer programa en mBot. Si ya conoces Scratch será pan comido; si es la primera vez que programas en un lenguaje con bloques, tendrás que familiarizarte con el entorno y con la base de la programación para poder aprovechar todo su potencial.

Programar un mBot

Programar un mBot es muy fácil, y si ya conoces Scratch… más todavía.

Siendo un producto pensado para educación es evidente que para un adulto será una tarea muy sencilla. Programar un mBot es muy fácil, al alcance de cualquiera aunque no tenga conocimientos previos. Aquí es donde, de nuevo, puede ser muy interesante seguir alguna de las guías o cursos de SPC-Makeblock, que precisamente proponen una introducción en diferentes tutoriales y una primera puesta en marcha para conocer el entorno.

Decíamos antes que este es un juguete educativo, y es entonces cuando debemos ponernos en la piel de jóvenes niños y adolescentes: lo difícil no es tanto manejar los entornos para programar, sino dominar las posibilidades que el mBot tiene: saber qué quieres hacer y, sobre todo, saber cómo resolverlo a través de la programación. Es la parte de pensamiento computacional, resolución de problemas, iniciativa e inventiva la más difícil de conseguir, y que ya tratamos en este artículo.

Makeblock Mbot Ipad 3
Una parte de la app mBlockly de iOS: piezas de colores con diferentes funciones para programar el mBot. Muy versátil, funciona arrastrando cada pieza.

Y es que las posibilidades de un mBot son mayores las de otros robots del estilo, como por ejemplo los WeDo de LEGO —que además tienen un precio superior—. También hay que mencionar que no es un producto para todos los públicos, ya que puede ser considerado demasiado complejo para los más pequeños (en edades menores a 8 años existen mejores opciones, como BeeBot, Cubetto o Codi-oruga de FisherPrice).

Las posibilidades de mBot son superiores a las de otros robots educativos, si bien no es 'apto' para todos los públicos.

Sin embargo, también debemos contemplar las posibilidades de los mBot una vez se dominen: además de la existencia de otros modelos más avanzados (mención especial para el Ultimate 2.0), existen múltiples accesorios a modo de nuevos sensores, piezas u otros componentes para ampliar las creaciones. Eso sí, deben ser específicos para Makeblock, ya que las conexiones no son estándares a pesar de ser un robot basado en Arduino y de código abierto.

mBot de SPC, la opinión de Xataka

Los que ya conocíamos al amigo mBot no hemos descubierto nada nuevo en lo que respecta al robot como tal, pues este modelo es el que lleva distribuyéndose en el mercado desde hace unos cuantos años. Un juguete educativo pensado para que niños a partir de los 8 años aprendan programación mediante este robot.

Spc Makeblock Mbot Up

Como ya hemos mencionado, SPC-Makeblock no aporta su experiencia en el producto físico como tal, que no difiere en absoluto de lo que otros distribuidores están vendiendo siendo exactamente el mismo objeto salvo por un par de pequeños detalles de menor importancia (viene envuelto en otra caja, logos, pegatinas y manuales). La clave de su trabajo es toda la fase de instrucción y aprendizaje, que puede llegar a ser muy útil para cierto perfil de usuarios que necesiten de ayuda adicional mientras ganar experiencia.

Spc Makeblock Mbot Analisis Back
Siendo Makeblock una plataforma ya asentada en el mercado, a pesar de sus pocos años de vida, existe mucho contenido que cualquiera pude encontrar a golpe de click a través de su buscador favorito. Si quieres las cosas fáciles, ordenaditas y bien preparadas para que sean sencillas de digerir, SPC-Makeblock es precisamente lo que trabaja; si por el contrario eres un dinámico, tienes iniciativa y que te gusta tocar, probar y jugar e ir a tu ritmo, hay muchas alternativas ahí fuera.

Respecto del precio, comprarlo a SPC o a otros distribuidores en España no supone diferencias importantes. Euro arriba o euro abajo, todos venden el mBot por unos 90 euros (89,90 euros en el caso de SPC-Makeblock). A mayores, los kits avanzados pueden alcanzar los casi 500 euros, más incluso si lo que buscas son paquetes pensados para su uso en aulas de Primaria y Secundaria.

Makeblock mBot ha sido cedido para las pruebas por SPC-Makeblock. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos