Compartir
Publicidad

iPhone 6, análisis

iPhone 6, análisis
Guardar
394 Comentarios
Publicidad
Publicidad

He pasado gran parte de mi tiempo de trabajo en los últimos años analizando teléfonos Android, la prueba la tenéis en estas páginas donde escribo, pero realmente soy un usuario convencido de iPhone. He ido comprobando cómo el sistema operativo de Google iba avanzando a pasos agigantados, viendo que sus dispositivos se hacían o, y como el teléfono de Apple seguía evolucionando a su forma, un poco ajeno a lo que ocurre en la competencia.

Afortunadamente, me he encontrado con la oportunidad de tener una semana un iPhone 6, algo que me encanta, primero por conocer la renovación de un producto que vive y duerme conmigo, también por acercarlo todo lo posible a aquel que esté interesado, y en definitiva, por ayudarme a decidir si sigo confiando mi dinero en el mismo sitio, o ha llegado la hora de mirar más allá.

Todas las compañías tienen muy complicado renovar sus terminales cada año, casi les exigimos que inventen la rueda en un periodo de tiempo tan corto. En esta octava generación, Apple presenta dos teléfonos

Realmente la filosofía de producto es la misma, un dispositivo con un precio muy alto, sin demasiadas concesiones en cualquier apartado. Estoy seguro de que Apple ha querido hacer el iPhone 6 tal y como es, sin recortar en nada, y sin pensar en que hay que igualar especificaciones con la competencia.

Ya sabéis a qué me refiero, aquí prima la calidad de componentes y la optimización, no los megas de RAM disponibles. También pienso que por guardarse algo y diferenciar, hay detalles que están en el modelo Plus que serán implementados en el próximo “6S”, tiempo al tiempo.

Con la octava generación de teléfonos iPhone, Apple , por primera vez, ha claudicado al crecimiento de pantalla. Parece que no quedaba otro remedio para seguir creciendo, o para cumplir con lo que realmente quiere el público.

Sinceramente, me encanta el tamaño de mis últimos iPhones, y encontrarme con que los nuevos modelos son significativamente más grandes, me ha desanimado un poco en el proceso de renovación, pero tenía que esperar a tener uno en la mano para llegar a conclusiones mayores.

Aunque haya empezado introduciéndome a mi como usuario entre los ingredientes del análisis, no os preocupéis, esto es un trabajo lo más objetivo posible, con la intención de ser exigente en cada apartado. Aprovecharé para enfrentar las positivas experiencias que he vivido en otros teléfonos en los últimos meses, con el nuevo iPhone.

segunda.png
Apple acepta que sus teléfonos tienen que hacerse más grandes, pero no pierde su filosofía de producto, con mucha calidad en materiales, y componentes. El precio acompaña, y también hay dudas sobre su resistencia

iPhone 6, especificaciones técnicas

iPhone 6, características técnicas
Dimensiones físicas 138,1 x 67 x 6,9 milímetros, 129 gramos
Pantalla IPS LCD 4,7 pulgadas
Resolución 1.334x750 píxeles (326 ppp)
Procesador Apple A8 (doble núcleo, 64 bits), GPU PowerVR GX6450, Coprocesador M8
RAM 1 GB
Memoria 16 / 64 / 128 GB (no ampliable)
Versión software iOS 8
Conectividad LTE Cat 4, NFC, Bluetooth 4.0, Wi‑Fi ac
Cámaras iSight de 8 megapíxeles con Focus Pixels, FaceTime de 1,2 megapíxeles
Batería 1810 mAh (no extraíble)
Precio 16GB 699 euros / 64GB 799 euros / 128GB 899 euros

iPhone 6, análisis en vídeo


Diseño

No hay vuelta atrás con esto, puede que nos encontremos con productos como el 5C, pero su teléfono estrella siempre va a ser un producto Premium. Un cambio de diseño significativo, pero la misma esencia que lo permite seguir siendo un icono.

También es cierto que sus materiales y calidades eran algo casi intocable para la competencia, y hoy en día cualquiera está metiendo metal en sus teléfonos de gama alta, y apretando en las calidades generales. A pesar de eso, iPhone sigue siendo el teléfono Premium por excelencia.

Aquí el cambio importante está en el tamaño, sobre todo para los usuarios actuales de iPhone, acostumbrados a algo bastante pequeño para lo que se estila en mercado. La pantalla crece, pero el teléfono no lo hace en proporción, gracias al recorte en la bandas inferior y superior:

iphones.png

Además de la calidad de materiales y un nuevo diseño, pero reconocible, la cota más llamativa es la del grosor: 6,7 milímetros en un teléfono metálico y con tanta tecnología, es de valorar. Este apartado deriva directamente al de la calidad de construcción y resistencia conseguida por Apple, con un episodio "Bendgate” que está rellenando muchas páginas, y que seguirá haciéndolo. Os hablaremos de él más adelante.

Volviendo a la delgadez, si a eso le sumamos una lineas más redondas, tenemos un teléfono muy agradable de coger y usar. También ayuda el peso tan reducido que han conseguido, de 129 gramos. De alguna forma podríamos decir que hay herencia del iPad Mini en los nuevos iPhones. En lo negativo, es bastante escurridizo, así que mejor le ponemos una buena funda (la original de apple es una estupenda solución).

Destaca la curvatura de la pantalla y laterales, además de la excelente integración entre plástico y metal. No nos gustan tanto las antenas en la trasera.

Para terminar de ayudar con esa sensación de teléfono sin zonas rectangulares, incluso la pantalla es ligeramente curvada, notándose especialmente en los márgenes, que parece que entran hacia el cuerpo del iPhone. Sobre los marcos de pantalla, se reducen con respecto a iPhones anteriores, pero son más grandes que en muchos teléfonos Android de última generación.

Sin tener un montón de factores en cuenta, parándonos exclusivamente en los marcos, es echar un vistazo a un Sharp Aquos Crystal y al nuevo iPhone, y es como ver un teléfono de diferentes generaciones. Hay mucho margen de mejora aquí para Apple, también para otras compañías.

Si nos olvidamos de precios y vamos directamente a comparar el iPhone 6 con dos teléfonos de la competencia que tienen tamaño de pantalla similar, o igual, y además cuentan con lo último en tecnología, nos encontramos con que el producto de Apple es más grande, y Touch ID puede tener gran parte de culpa. El botón es igual que en iPhone 5S, aunque el click es más notorio.

otros.png

Es llamativo encontrarnos con que Apple deja una arista tan visible en el diseño de un producto, nos referimos a la cámara. No creemos que sea un elemento poco atractivo, o que esté mal resuelto, pero sin duda rompe la suave línea de la trasera del teléfono. La cámara queda significativamente expuesta sobre el resto del teléfono, y es lo primero que va a impactar contra las superficies (tranquilos, hay zafiro protegiendo).

Apple podría perfectamente haber confeccionado un teléfono más grueso para tapar esa protuberancia, seguiría siendo delgado, y de paso hubieran podido incluir una batería de mayor tamaño, que no es precisamente su punto más fuerte.

Hacer crecer la pantalla conlleva que los botones se organicen en consecuencia, por esto, el botón de encendido - antes arriba - pasa a estar en el lado derecho, sin duda, más accesible. Los botones de volumen son ahora más largos y rectangulares - como en iPad o 5C -, para acomodarse en el nuevo cuerpo delgado, redondeado, y más grande.

Sobre colorido, pues tenemos las misma opciones que ya teníamos presentes con el iPhone 5S: plata, oro, gris espacial. Muy bonitos, pero no os olvidéis de carcasas, fundas, o cualquier elemento protector. Más allá del "bendgate", los teléfonos se rallan con facilidad.

botones-4.png

Es un tema demasiado personal, pero me gusta más el aspecto trasero del anterior iPhone, que el de los nuevos, con unas líneas traseras que contrastan con la carcasa de aluminio, en la que van alojadas las antenas. Especialmente en las zonas curvadas, en la zona inferior y superior. Un teléfono muy parecido en aspecto como el HTC One M8, resuelve mejor este asunto.

Cuando presentaron el teléfono, me hice a la idea de un producto más grande, en el caso del iPhone de 4,7 pulgadas creo que es el tamaño ideal para la mayoría de gente, y después de haberlo usado largo y tendido, he quedado satisfecho con sus dimensiones (en muchas operaciones puedo seguir usándolo con una mano). Aunque creo que hay margen de mejora.

Por ejemplo, con la resistencia, ya que Apple no ha confeccionado sus nuevos teléfonos pensando en que los vayamos a meter debajo del agua. Este punto lo coloca en la zona de teléfonos de gama alta que no han querido apostar por ello, y deja vía libre a Sony y Samsung para seguir reinando en la otra.

En los últimos días habéis visto que el fenómeno "Bendgate" no para de aparecer en medios. Las alarmas han estado sonando, y Apple ha querido pararlas con un comunicado en el que nos cuenta que no ha habido más que nueve casos de gente con problemas - se han vendido millones -. Se han estado realizando pruebas, y la realidad es que es más débil que muchos, pero también lo es un HTC One (con el que comparte el aluminio). A nosotros no nos ha pasado nada con el iPhone 6, y no me gustaría darle más importancia al asunto.

Pantalla

pantalla-1.png

Apple se ha visto en la necesidad de evolucionar a un tamaño mayor, pero conservando lo que ya tenía construido. En el caso del iPhone 6, esas 4,7 pulgadas de pantalla debían de contener un número de píxeles que le permitiera conseguir una densidad de píxeles idéntica a la utilizada desde el iPhone 4 (2010).

O lo que es lo mismo, una Retina Display con sus 326ppi. Misión cumplida gracias a la peculiar resolución de 1.334x750 píxeles. En ella los contenidos lucen exactamente de de la misma forma que hasta ahora, mismas proporciones y definición, pero con un espacio de trabajo mayor.

La competencia Android en la gama alta juega con otros valores, el que menos se atreve con Full HD en un tamaño de pantalla similar, lo que los hace irse hasta los 400ppi. Alguien podría entender que hay una ligera mejora en ello, lo que no entiendo es porque algunos se marchan hasta resoluciones QHD, que ahora mismo no hacen más que gastar más y rendir peor.

El panel IPS del nuevo iPhone no va a defraudar a nadie, Apple tiene muy claro que aquí tienen que ser los mejores y optar por el componente más capaz en los principales parámetros de visualización. Siempre lo han hecho así y la realidad es la competencia mejora, pero difícilmente tiene mejores soluciones.

29sept-1.png

Pantalla de 4,7 pulgadas

Retina Display y Gorilla Glass 3 para una de las tres mejores pantallas del mercado

La pantalla cuenta con protección Gorilla Glass 3, y eso que la información de la pantalla parece estar flotando sobre el teléfono, hay muy pocos elementos intermedios entre nuestro dedo y los píxeles, o al menos esa es la sensación que tengo.

Lo que más me gusta de los iPhones es que sabes que se van a ver bien en exteriores, Apple cuida este detalle al máximo, y con el nuevo modelo no iba a ser menos. Los niveles de brillo son cercanos a los 600 nits, no muy superior a los del iPhone 5S, pero a valorar al tener una pantalla más grande.

A lado de mi iPhone 5, no puedo decir otra cosa que se ve notoriamente mejor, especialmente en niveles brillo y contraste (1.400:1), casi doblando a mi teléfono actual, pero sin llegar al nivel AMOLED en negros (eso sí, nada de púrpuras). Además, hay otros dos apartados que sobresalen, que son la reproducción de color y los ángulos de visión, gracias a la tecnología de píxeles implementada.

Podemos hablar maravillas con nuestra experiencia personal, pero también está bien darle crédito a laboratorios especializados como DisplayMate, que van probando teléfono a teléfono que va apareciendo al mercado. Para ellos, es la mejor pantalla LCD del mercado, solo superada por la AMOLED del Galaxy Note 4. Creo que la mayoría estaremos de acuerdo en la calidad de la pantalla de ambos dispositivos.

En cuanto a su funcionamiento, es otro distintivo del iPhone, la pantalla nos responde como si estuviera viva. Si nos paramos a ver configuraciones, hay una opción llamada Display Zoom que permite agrandar la interfaz, o bien podemos añadir una nueva fila de iconos.

Dual-domain pixels
dualdomain.png

Cuando Apple presentó el teléfono, nos contó que contaba con una tecnología que mejoraba los ángulos de visión, conocida como Dual-domain pixels. Consiste en que los píxeles no están alineados de forma plana, sino que tienen una forma de "v", y eso hace que sean más visibles desde diferente ángulos. También consigue que el color cambie menos, como es habitual al mirar una pantalla desde diferentes ángulos.

No es algo que hayan inventado ellos, se ha visto en monitores IBM, incluso en teléfonos como el HTC One M7 o el One X, se utiliza una configuración de píxeles similar. Si lo que os preguntáis qué tal funciona la cosa en el iPhone 6, pues es uno de los mejores teléfonos del mercado en cuanto a ángulos de visión.

Rendimiento y batería

Es el apartado donde menos me he sentido sorprendido, funciona como mi iPhone, algo más suelto en transiciones y carga de aplicaciones, pero poco más. Pero está claro que dentro hay mucha novedad con la llegada del Apple A8, que le permitirá vivir actualizado mucho más tiempo que los modelos actuales. También aparecerán benchs y juegos que sepan sacar a relucir su potencia dormida.

Sobre el Apple A8 tenemos un artículo especial con información que no tengo la intención de colocar aquí y hacer más extenso el análisis, podéis conocer más sobre componentes, diseño y rendimiento en él. Apple nos cuenta que en líneas generales A8 es 25% más rápido que A7.

apple-a8-iphone-6.jpg

Pero sí vamos a presentar los puntos principales, como que se trata de un procesador de doble núcleo con arquitectura de 64 bits, desarrollados con tecnología de fabricación de 20nm. La velocidad en la que se mueven esos núcleos - una evolución de Cyclone - se estima que está en 1,4GHz.

La potencia gráfica del equipo es bastante superior - 50% -, pero parte se diluye en lidiar con la mayor resolución de pantalla. La gráfica es una PowerVR GX6450, con cuatro núcleos en su interior. Se trata de la GPU superior a la empleada en iPad Air y iPhone 5s.

Ya sabemos que Apple construye sus equipos en base a la optimización y necesidades que tienen, ajustando al máximo. Pero nos sorprende volver a encontrarnos con un giga de RAM. No es que yo sea un amante de los números llamativos que se ven en la competencia, pero se me antoja poca cantidad para gestionar muchos procesos, o para lo que tenga que venir en el futuro. En aplicaciones tan utilizadas como Safari, es ya un problema evidente.

Tampoco estoy enamorado de los benchmarks, pero he comprobado como en 3DMark se porta mejor que un Galaxy S5, o un Oppo Find 7, también hace lo propio en Geekbench 3, o en la carga - no ejecución - de juegos exigentes, es notoriamente más rápido.

xbox.png

Estreno de Apple A8 y M8

Llegará software que le saque partido, pero el giga de RAM parece algo corto de cara al futuro

Que las aplicaciones corran mejor también está relacionado con que estén desarrolladas para esos 64 bits. También ayudará Metal, el nuevo lenguaje de programación que sacará rendimiento de la GPU.

En cuanto a memoria de almacenamiento, tenemos tres opciones: 16, 64 y 128GB. Por el precio que nos piden, bien podrían haber iniciado la oferta con 32GB, además, el modelo de 16GB se queda insuficiente rápidamente si eres un usuario medio.

Sobre conectividad, el iPhone anda bien armado. La conectividad LTE disponible es Cat 4, gracias a un modem Qualcomm MDM9625M. Tenemos Wi-Fi 802.11ac, y por primera vez, NFC. El problema es que ahora mismo es hardware cerrado para los desarrolladores, y solo se usa para Apple Pay.

El nuevo coprocesador M8 introduce la altura entre los parámetros a registrar

Terminamos con los procesadores adicionales que se han añadido, como la evolución del M7 al M8. Se trata de un coprocesador encargado de lidiar con todo lo que tiene que ver con movimiento, con datos llegados de sensores y un barómetro (novedad en iPhone, permite estimar la altura).

m8.png

No nos olvidamos del sonido, pieza con pinta de ser clave en una compañía que se ha gastado una millonada en Beats, y que no parece ser que tenga nada revolucionario que aportar en el nuevo iPhone. Ni los auriculares son espectaculares - son buenos -, ni el altavoz va a marcar ninguna época - mucho mejor HTC -, pero todo funciona muy bien.

La calidad de sonido en las llamadas también es muy buena, no hay pegas, aunque también es cierto que iPhone nunca ha sido el mejor teléfono en este aspecto. Leyendo sobre la calidad de sonido en un interesante artículo de Mashable, el nuevo iPhone no está trabajando con audio en alta resolución (24-bit/192kHz), aunque podría hacerlo, como ocurre con algunos modelos de LG, Samsung o Sony. En cualquier caso iPhone 6 sirve de fuente de sonido a 24-bit/96kHz, que ya es superior a un CD.

Me resulta muy complicado evaluar la autonomía de un teléfono en una prueba de este tipo, no paro de jugar con la cámara, y nuevas funcionalidades, saliéndome claramente de un uso normal del teléfono. Obviamente, así me quedo sin batería en poco tiempo.

Algo más de batería para conseguir una autonomía algo mejor que en iPhone 5s, nada revolucionario

La teoría dice que contar con una batería de mayor tamaño - 1.810 mAh - debería reportar mejores números, pero también es cierto que la pantalla es considerablemente más grande, cosa que equilibraría un poco la cosa. Los números de Apple hablan de una ganancia evidente en WiFi - una hora -, y algo menor bajo redes de operadoras.

Lo que es una realidad es que la optimización de iOS y el hardware de Apple es muy buena (Apple A8, 20nm), tenemos una autonomía similar a los principales teléfonos de la competencia, que se mueven por encima de los 2.500mAh. El único que juega en la misma liga es el Galaxy Alpha, con 1.860mAh.

Si os preguntáis por pruebas de laboratorio, no les encuentro demasiado sentido, realizan unos procesos que poco tienen que ver con el uso habitual de un teléfono, ni todo el mundo tiene las mismas preferencias. Si queréis un ejemplo serio lo tenéis en Anandtech, donde el iPhone se comporta a muy buen nivel con respecto a la competencia, ligeramente mejor que un 5s. En mi experiencia, estoy de acuerdo con esa conclusión.

Hasta que no realicemos un análisis después de un mes de uso, puedo adelantar que el consumo de batería y duración de la misma tiene mucho que ver con los de un iPhone 5s. No hay un gran cambio: a cargarlo al llegar el final del día si le hemos dado un uso intensivo, o al medio día del día siguiente si no le hemos exigido demasiado.

Una cosa tengo clara, aunque consigan mejorar los números con actualizaciones - iOS 8 no ha nacido muy fino -, el que busque una ganancia importante en autonomía, eso lo puede encontrar en el iPhone 6 Plus, con su batería de 2915mAh.

Un apunte sobre cargadores, el teléfono viene con uno de 5W - el habitual -, pero es posible cargarlo con uno de más potencia como el del iPad - 10 W -, consiguiendo acelerar el proceso de forma significativa (especialmente en 6 Plus).

Software

alcance.png

Los nuevo iPhones se presentan con nuevo iOS, como viene siendo lo habitual, y aunque en esta ocasión ha aparecido algo más verde de lo que cabía esperar -bugs -, ya se empiezan a ver detalles que aprovechan las pantallas de mayor tamaño.

También abre mayores posibilidades a aplicaciones de terceros, nos encontramos con la introducción de Continuity, y el estreno de Apple Pay, el sistema de pago de la casa. El primer punto es un paso tan grande para la compañía como el propio crecimiento de las pantallas, ya que se abren las puertas a nuevos teclados, nuevas formas de compartir, y en definitiva, poder elegir alternativas a las que vienen de serie.

iOS sigue siendo iOS, el cambio más importante llega con la apertura a los desarrolladores

Realmente no hay un cambio en la interfaz, estamos ante los mismos elementos principales de interacción, y prácticamente las mismas posibilidades. Cualquier usuario de iOS se sentirá como pez en el agua, y el que llegue nuevo, aprenderá fácilmente la plataforma.

En cuanto a la imagen y diseño, tampoco hay cambios, se realizaron en iOS 7, dejándolo todo lo más plano y ligero posible. Sobre el aprovechamiento de las nuevas dimensiones de pantalla, hay algunas posibilidades a destacar:

  • Reachability o "Alcance", más interesante en el modelo plus, lo que hace es desplazar la parte superior de la pantalla hacia abajo para poder usar el teléfono con una mano. Se saca con un ligero doble toque en el botón físico.

  • Display Zoom, ya lo explicamos en el apartado de pantalla, es una forma de hacer más grande a los elementos de la interfaz, o bien quedarnos con una fila nueva de iconos.

display-zoom.png
Un par de detalles que intentan aprovechar el nuevo tamaño de pantalla, pero creo que todavía hay mucho espacio por aprovechar en los nuevos iPhones

Aunque todas funcionan, muchas aplicaciones se están adaptando ahora a iOS 8, y a los nuevos iPhones, paciencia. En cuanto a novedades interesantes para usar en el día a día, no nos vamos a extender demasiado y realizar aquí un análisis de la nueva versión, pero sí podemos tener en cuenta los siguientes puntos:

El centro de notificaciones se hace más completo

Ya nos hemos acostumbrado a él con iOS 7, se estrenó con una aproximación muy "Android" a la idea de tener agrupadas las notificaciones en una barra desplegable. Con iOS 8 se ha visto rediseñado con una visión más clara de los elementos, y la posibilidad de incluir "widgets". Nunca he tenido interés por widgets en ninguna plataforma, menos si me los meten en una barra de notificaciones, pero ahí están y habrá que ver cómo evolucionan.

Las búsquedas universales

O lo que es lo mismo, Spotlight Search, que es accesible con un solo gesto de arriba hacia abajo, y amplía la oferta de resultados. Busca en el teléfono, entre contactos y aplicaciones, pero también en servicios de la casa como iTunes, o externos como Wikipedia, o sitios de noticias. Tiene en cuenta el contexto en el que nos encontremos.


Respondiendo notificaciones

Otras de las funcionalidades útiles de iOS 8 es la interacción rápida con notificaciones. Por ejemplo, nos llega un mensaje, y nos salta un globo con la notificación, pues sin salir de lo que estamos haciendo podemos darle una respuesta.

Siri es más listo

En primer lugar, ahora Siri permite que despertemos al teléfono con un "Hey Siri", no es algo que sea nuevo en esto del reconocimiento de voz integrado en sistemas operativos, pero sí en iOS.

La particularidad aquí es que solo funciona con el teléfono conectado a la red de energía, suponemos que la funcionalidad consume bastante. La otra cosa relevante es la integración de Shazam en Siri, ayudándonos a reconocer canciones.

Cámara

camara.png

No quiero hacer del análisis un artículo infinito, sobre las especificaciones y posibilidades de la cámara iSight ya preparé un artículo que considero completo, os invito a echarle un vistazo si queréis ampliar. Aquí vamos a repasar un poco sus puntos principales, e ir directamente a la experiencia y pruebas realizadas.

Apple decidió quedarse en los mismos 8 megapíxeles que ya tenía su anterior modelo, despreocupada por la posibilidad de hacer crecer ese número, estaba más interesada en ganar en calidad, rapidez y eficiencia. La idea es bastante complicada: conseguir la mejor calidad en foto y vídeo, sin que el usuario tenga que ser un entendido en el tema.

Para mi la cámara es el apartado mejor conseguido del teléfono, junto a la pantalla. La verdad es que estoy algo condicionado ya que me gusta como Apple y Sony confeccionan sus cámaras, pero es así, todo funciona perfectamente, y los resultados son fantásticos. Comparado con modelos anteriores, mejoramos en situaciones de poca luz, en vídeo, y en enfoque.

Precisamente en el enfoque es donde está la gracia del nuevo sensor, ya que han incorporado un sistema de detección por fase que permite ser mucho más rápida que generaciones anteriores, y que otros teléfonos de la competencia. Distribuidos entre los píxeles, sustituyendo a algunos de color verde, tenemos los Focus Pixels, que revolucionan la velocidad a la que ocurre el proceso.

También debemos valorar el tamaño del nuevo iPhone 6, con una extrema delgadez, en la que han conseguido incorporar la que para mi es la mejor solución en un móvil. Más allá de la propia cámara, también cuenta el software y el hardware desarrollado para la ocasión. Hablando de diseño, no todo es perfecto y la protuberancia de la cámara saliendo sobre la trasera, no es precisamente lo mejor resuelto del teléfono (al menos está protegida con zafiro).

El iPhone 6 destaca sobre la competencia y hermanos mayores cuando se marcha la luz, con un ruido inferior, buen detalle y un funcionamiento veloz. En este aspecto creo que solo hay un teléfono por encima, el Nokia Lumia 1020. Por cierto, la lente del teléfono de Apple está compuesta por cinco elementos y cuenta con una apertura máxima f/2,2. Cuando haga falta, seguimos teniendo el eficaz flash de dos tonos.

6.png

Los panoramas son un modo de funcionamiento que estando bien resuelto, me encanta, pero que en la mayoría de teléfonos que tengo ocasión de probar, son un trámite. Poca calidad y excesivo barrido, que en el caso del iPhone no suele ocurrir. En el nuevo teléfono, si cabe se han mejorado con ajuste automático de exposición y un tamaño resultante de 43 megapíxeles.

La única pega que le podemos encontrar a las fotos es el tamaño final de las mismas, no por la calidad, sino por la posible necesidad de realizar aumentos de forma digital. En la práctica, nada grave.

No nos olvidamos de la cámara frontal, aquí llamada cámara Facetime, que pasa a contar con la posibilidad de hacer ráfagas. Se trata de un módulo de 1,2 megapíxeles con una lente f/2,2 (2,4 en 5S).

La interfaz de la cámara es sencilla, comparado con lo que estamos viendo en la competencia, pero igualmente muy capaz (tenemos HDR, auto disparo, ráfagas). Nos gusta especialmente la posibilidad de cambiar la exposición de forma táctil al elegir el punto de enfoque.

El vídeo es uno de los puntos fuertes del nuevo iPhone

El modo de vídeo es tan importante para Apple como el de foto, y así se nota en cada unas de las posibilidades que nos presentan. En el iPhone 6 no tenemos estabilizador en la óptica como en el Plus, pero la realidad es que funcionaa muy bien, también ayuda la alta tasa de frames por segundo que podemos registrar en cada resolución:

  • 1080p a 60 imágenes por segundo. Desgraciadamente YouTube toca el vídeo, noto pérdida de definición (en el original se ven las matrículas perfectamente) y de frames por segundo, pero igualmente os podéis hacer una idea de algunas tomas que necesitan de estabilización, o con luz más complicada:


  • 720p a 240 imágenes por segundo (120 con el iphone 5S). Los resultados son espectaculares.

  • Tenemos un modo Time-lapse, también muy bien resuelto (1.920x1.080 píxeles). Un ejemplo rápido (otros más trabajados):


  • Apple no ha querido saltar al fenómeno 4K que tanto teléfono coreano y chino es capaz de gestionar

La cámara en vídeo es bastante rápida y automática, tanto con la exposición como el enfoque (continuo). El colorido que capta es realista - alguno incluso diría que poco llamativo -, el detalles bastante alto, y el sonido acompaña con buena nota (claramente mejor que en anteriores iPhones).

Como ampliación, os invito a echar un vistazo a algunos vídeos grabados con la cámara, y también al análisis del sensor realizado por los chicos de DXOMark, que colocan al iPhone 6 como segunda mejor cámara del mercado, con el modelo Plus como primera.

iPhone 6, la opinión de Xataka

Si lo que estás preocupado es por el aumento de tamaño con respecto a un iPhone 5/5s, dale una oportunidad al 6, está mucho más conseguido de lo que parece - a mi solo me parece menos cómodo por anchura -. Eso sí, al Plus lo dejamos para los que realmente quieren un teléfono grande.

Los nuevos iPhones son una actualización que merece la pena, en cada apartado. Solo los amantes de los teléfonos pequeños, como yo, perdemos con la nueva generación

Los puntos que más me han gustado del teléfono son la pantalla y la cámara, al margen de especificaciones e inventos, no encuentro otro teléfono en el mercado que sea mejor en estos dos aspectos. Por lo demás, muy completo, no flaquea en ningún apartado.

Bueno sí, el precio es muy alto, y lo es más si pensamos que la versión de 16GB tiene poco sentido, ya que a cualquier usuario medio se le va a llenar en cuestión de días. También lo podíamos haber pedido una revolución en la autonomía, pero al menos está en la línea del modelo anterior.

Valorando iOS 8, ha nacido con bugs, soluciones rápidas, apertura a desarrolladores y un primer paso hacia las pantallas más grandes. A sabiendas de todo lo que se está innovando en la competencia, me sigue gustando la simplicidad de uso, la optimización, y el espectacular ecosistema presente.

16-1.jpg

¿Lo cambiaría teniendo el anterior iPhone? Pues es algo bastante personal, pero si tienes la posibilidad de hacerlo, el salto en algunos aspectos es bastante grande, pero también perdemos la comodidad con el crecimiento. Si tienes muchas dudas, esperaría a un 6S que termine de encantarte con sus novedades.

Posiblemente la aparición de estos teléfonos haga volver a algunos usuarios que se marcharon a otras plataformas buscando cosas diferentes, como el mayor tamaño de pantalla. Las ventas hablan por sí solas, un producto con un precio muy alto, vendiéndose como ningún competidor puede hacerlo.

¿Qué voy a hacer yo? Esperaré un tiempo, estoy muy contento con el tamaño y rendimiento que me da el modelo anterior, y no tengo el presupuesto para cambios. Eso sí, el nuevo iPhone es mejor en cada apartado, y si mañana me calentara y me hiciera con uno, quedaría plenamente satisfecho, especialmente por la cámara.

9

Diseño8,75
Pantalla 9,75
Rendimiento9
Cámara9,5
Software8,75
Autonomía8,25

A favor

  • Al margen de resoluciones y tecnologías, la calidad de pantalla, sobresaliente
  • La cámara en vídeo y foto, en cualquier situación. Destaca el modo de cámara lenta a 240fps y la rapidez de enfoque
  • Materiales de primera calidad, y un diseño redondeando que lo hace confortable
  • Apple A8, el nuevo hardware que dará una vuelta de tuerca a muchas aplicaciones los próximos meses
  • iOS 8 ha nacido algo verde, pero también con un gran avance, la apertura a desarrolladores

En contra

  • Que la versión básica no ofrezca 32GB por el precio. No se puede ampliar
  • Ninguna evolución significativa en la autonomía. Estaría bien una batería mayor, que de paso hubiera tapado la protuberancia de la cámara
  • ¿Adiós al iPhone pequeño y manejable? iPhone 6 está muy conseguido, pero yo no lo puedo usar con una mano, como el 5
  • El matrimonio hardware y software es ejemplar, pero me da a mi que ese giga de RAM se quedará justo a medio plazo
  • Si buscas un teléfono resistente, además de la resolución del “Bendgate”, el iPhone 6 no se lleva bien con el agua, como algunos Sony y Samsung

iPhone 6, precio y disponibilidad

El precio con el que se estrena en nuestro mercado el teléfono es de 699 euros (libre), y nos llevamos el modelo de 16GB. Si nos queremos ir al más lógico modelo con 64GB, nos piden 100 euros más, y otro 100 si queremos 128GB.

Para un desembolso de estas características, muchos estarán estudiando la mejor opción relacionada con operadoras. Os recomiendo echar un vistazo al siguiente enlace.

En este artículo ha colaborado Pedro Santamaría con la realización del vídeo.

El teléfono ha sido cedido para la prueba por parte de Apple. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos