Publicidad

Qué auriculares para niños comprar: la importancia de la limitación de volumen y modelos destacados

Qué auriculares para niños comprar: la importancia de la limitación de volumen y modelos destacados
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si tienes en tu entorno un niño o niña amante de la música, los auriculares infantiles son un accesorio muy interesante para disfrutar de ella y además, hacerlo con seguridad. En esta guía de compra de auriculares para niños encontrarás cómo deben ser unos cascos infantiles y una amplia variedad de propuestas en cuanto a diseño, especificaciones y presupuesto.

La característica clave de los auriculares para niños: limitación de volumen

Como sucede con unos auriculares estándar, en unos auriculares para niños es importante que ofrezcan un diseño cómodo y ergonómico y ofrezcan una calidad de sonido aceptable. Sin embargo, lo que verdaderamente diferencia unos auriculares para niños de unos auriculares normales es la inclusión de la limitación de volumen, una función que restringe el sonido que llega a sus oídos.

El oído es un órgano que se va deteriorando progresivamente con el paso del tiempo. Y es que más que por un sonido fuerte y súbito, la pérdida de audición llega a través de la acumulación de ruido a lo largo de los años.

En este sentido, la OMS alerta: 1.100 de millones de jóvenes de todo el mundo están en riesgo de perder audición de aquí a los próximos 40 años a causa de la escucha continuada de "dispositivos de reproducción de música", lo que incluye cascos, pero también altavoces domésticos, tablets o televisores.

Concretamente, en este estudio se expone que el 50% de personas con edades entre los 12 y 35 años se encuentran expuestas a niveles de sonido perjudiciales. Así, si escuchas música a más de 100 decibelios durante más de una hora al día, estás estropeando su sistema auditivo.

De acuerdo con la OMS, la exposición máxima debería ser 8 horas a un tope de 85 dB y 15 minutos a 100 dB. Esta recomendación se dirige especialmente a los jóvenes, a los que restringe a una hora o menos de música al día y a "un volumen que no supere el 60% de la capacidad máxima del reproductor".

Huevo

La OMS no es la única que advierte de los riesgos de pérdida auditiva varios años. Así, un estudio de la Universidad de Sao Paulo publicó publicado en la revista Science Daily concluía que más de la mitad de los adolescentes actuales había sufrido alguna vez tinnitus, un trastorno que hace que oigamos ruidos espontáneos que no proceden de ninguna fuente externa. Su causa proviene principalmente de llevar cascos a un volumen demasiado alto. Como consecuencia, el umbral auditivo queda algo reducido para siempre.

Desde hace casi una década la normativa europea establece que los reproductores musicales no pueden comercializarse si reproducen a un volumen superior a 85 decibelios, aunque en otras regiones como Estados Unidos son más permisivos.

Así, el iPod tiene una limitación de 80 dB y la mayoría de los ordenadores actuales no supera tampoco los 80 dB. No obstante, algunos móviles y reproductores de música ofrecen una limitación acústica modificable que permite aumentar su volumen. Aún así, se estima que entre el 7 y el 24% de los usuarios de reproductores de música portátiles la escuchan al 100% de volumen.

No obstante, los 85 dB durante una hora o menos marcados por la OMS constituyen un tope máximo, pero no significa que sean inocuos por diversas causas como que la tolerancia a la exposición al ruido no es igual en una persona que en otra o que tanto jóvenes como adultos estamos expuestos a ruidos adicionales del entorno a lo largo del día.

Precisamente para minimizar el ruido ambiental, la OMS recomienda además en materia de auriculares que estos se ajusten a los oídos y que, de ser posible, aíslen del ruido del entorno.

Como no sabemos la susceptibilidad de nuestros pequeños al sonido ni contamos con un decibelímetro para llevarlo todo el día a cuestas para realizar mediciones, lo más efectivo es usar unos cascos para niños con limitación de sonido y ser conservadores a la hora de establecer los topes.

Modelos destacados

Auriculares MPOW CH6

Mpow

Los MPOW CH6 (12,99 euros) son unos cascos infantiles (de 6 a 13 años) fabricados en plástico con partes suaves para mayor comodidad.

Cuentan con un interruptor con varias posiciones para limitar el volumen a 85 dB y también a 95 dB, según el fabricante para escenarios de alto ruido.

Se trata de un auricular on-ear plegables con diadema ajustable y toma jack, con la opción de conectar dos pares de cascos al mismo tiempo.

Trust Urban Bino

Bino

Los Trust Urban Bino (13,36 euros) son unos auriculares de tipo on-ear para niños que se conectan a smartphones y otros dispositivos de reproducción de sonido a través del puerto jack 3,5 mm, ofreciendo una limitación de volumen de 85 dB.

Están disponibles en varios colores y ofrecen una diadema acolchada y ajustable para proporcionar comodidad y unas almohadillas para los oídos fabricadas con un tejido suave.

Estos cascos son aptos para niños de más de 4 años, cumplen con la normativa de seguridad infantil europea EN71 relativa a los materiales empleados en la fabricación de los juguetes y las partes que lo conforman.

Auriculares Easy SMX KM-666

Easysmx

Los cascos Easy SMX (15,99 euros) están fabricados en plástico y silicona hipoalergénica, por lo que son cómodos y ligeros. Además, cumple con las normas de seguridad internacionales ASTM, CPSIA y europeas EN71.

Para conectarlos a dispositivos como tabletas, portátiles, MP3 o teléfonos emplean una toma de 3,5 mm a la que conectaremos el cable, de 1,6 metros. Están indicados para un rango de edades que va desde los 3 hasta los 12 años de edad y ofrecen un limitador de volumen de 80 - 85 dB.

Trust Sonin

Sonin

Los Trust Sonin (19,99 euros) destacan por su diseño de auricular envolvente para proteger del ruido exterior y la buena calidad de los materiales empleados, ofreciendo un auricular cómodo, ajustable y ligero. Para conectarse con dispositivos emplea una toma jack de 3,5 mm a través de un cable de 1,2 metros de longitud.

Estos cascos están diseñados para niños a partir de 4 años, ofrecen limitador de volumen a 85 dB y cumplen con la normativa de seguridad infantil europea EN71.

Para ofrecer un toque de personalización y dejar volar la creatividad, llevan unos adhesivos para decorar los cascos.

Targus TA-KDSF-BLK-INT

Ttargus

Con un diseño más sobrio que los clásicos cascos infantiles, los Targus TA-KDSF-BLK-INT (25,59 euros) son unos auriculares de tipo supraaural ajustables y con zonas almohadilladas para mayor comodidad.

Son unos cascos Kids safe, es decir, que integran limitador de volumen al 80%. Se controlan a través de los controles integrados en el cable que los conecta a los puertos jack de 3,5 mm, donde además de ajustar el volumen, encontramos un micrófono.

Trust Urban Sonin

Urban

Los Trust Urban Sonin (24,99 euros) son una variante de los Urban con idénticas características acústicas pero con un diseño más orientado a los adolescentes: son más toscos, no llevan pegatinas y recuerdan a la estética skater.

Eso sí, también integran limitador de volumen, son cómodos y ajustables y cumplen con la normativa de seguridad infantil europea EN71.

JLab Audio Jbuddies

Jlab

Los Jbuddies (33,99 euros) son un modelo de casco envolvente que cuentan con la particularidad de conectarse mediante Bluetooth, con la comodidad que implica no tener cables, ofreciendo una autonomía de hasta 13 horas según el fabricante.

Con limitador de volumen de 85 dB, estos cascos fabricados con almohadillas de espuma, felpa y acero inoxidable, son plegables y cuentan con un micrófono integrado. Aunque son unos cascos para niños, cuentan con unas especificaciones técnicas interesantes si buscamos calidad de sonido.

ONANOFF Inflight

Onanoff

ONANOFF es una marca especializada en dispositivos para niños que cuenta en su catálogo con varios modelos de auriculares, entre los que destaca el ONANOFF Inflight (39,99 euros), su modelo más completo con cable y toma jack.

De este modelo destaca su diseño a prueba de niños, donde prima la comodidad y la resistencia, así como la estética desenfadada y la posibilidad de ponerle adhesivos para personalizarlo. Además, son plegables y vienen con bolsa de transporte.

Cuenta con un limitador de volumen de 74 - 85 y 94 dB para adaptarlos a situaciones y edades. Otra particularidad interesante si hay más niños es que incluye un divisor de audio para poder conectar más cascos y escuchar todos lo mismo.

ONANOFF Wave

Wave

Los Wave son el modelo más premium de ONANOFF en su catálogo de auriculares para niños. Comparten con el anterior su diseño resistente y cómodo, así como su limitador de volumen triple, su divisor de audio y la bolsa de viaje. Eso sí, cuentan con un modo estudio en el que se optimiza la claridad del sonido.

Los ONANOFF Wave (79,99 euros) reciben el sonido a través de Bluetooth, de modo que aunque incluye cables, podremos usarlos de forma inalámbrica. Su batería permite aproximadamente 24 horas de uso, según el fabricante.

Además, los Wave destacan por ser impermeables, contando con la certificación IP67, lo que evitará disgustos si los usa en la playa o en la piscina.

Puro Sound Labs

Puro

Con unos acabados premium de aluminio y un diseño sobrio y elegante que recuerdan a los cascos para adultos, los Puro Sound Labs BT2200 (98,08 euros) son unos auriculares de calidad que ofrecen sonido de calidad.

En este modelo podremos optar por usarlos con cable o vía Bluetooth, en cuyo caso ofrecen una autonomía aproximada de 18 horas.

Puedes estar al día y en cada momento informado de las principales ofertas y novedades de Xataka Selección en nuestro canal de Telegram o en nuestros perfiles de Twitter, Facebook y la revista Flipboard.

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir