España se suma al carro de los países que quieren atraer teletrabajadores extranjeros: Alemania, Croacia o Bahamas, entre sus principales rivales

España se suma al carro de los países que quieren atraer teletrabajadores extranjeros: Alemania, Croacia o Bahamas, entre sus principales rivales
24 comentarios

El pasado miércoles el Gobierno de España publicó el anteproyecto de la conocida como ‘Ley de startups’, una norma con la que el Ejecutivo quiere potenciar la creación y desarrollo de empresas emergentes nacionales y atraer compañías extranjeras de este tipo para que se radiquen en nuestro país.

La norma, que está siendo sometida ahora a consulta pública, también incluye una serie de apartados destinados a atraer nómadas digitales, es decir, teletrabajadores extranjeros, para que trabajen aquí a cambio de facilidades para obtener la residencia -con un visado especial para ellos- y ventajas fiscales -reducción del impuesto de la renta para no residentes.

Con estas últimas medidas, España busca posicionarse entre los países que quieren aprovechar las nuevas formas de trabajar y seducir a los teletrabajadores extranjeros para que nos elijan como destino no ya turístico, sino laboral y vital. Sin embargo, no lo vamos a tener fácil, porque existe un buen número de estados que ya ofrecen ventajas parecidas en todo el mundo.

Estonia

Estonia fue uno de los países pioneros en crear programas para atraer talento extranjero. Esta pequeña república báltica ofrece desde 2014 la posibilidad de crear una empresa digital a personas que no sean ciudadanos estonios mediante el programa e-Residency. Este proyecto no ofrece permiso de residencia ni otras ventajas parecidas, pero sí permite a emprendedores foráneos crear una compañía con sede fiscal allí sin que tengan que poner un pie en territorio estonio, para que puedan facturar, abrir cuentas bancarias y operar como una organización empresarial.

A ese primer programa, que ha logrado atraer a unos 70.000 emprendedores hasta ahora, se sumó en 2020 un segundo para seducir a nómadas digitales mediante una visa especial, parecida a la que quiere crear España, que otorga un permiso de residencia de seis meses a un año. En este caso no hace falta ser empresario, pueden optar a ella empleados o autónomos, aunque, eso sí, el solicitante tendrá que demostrar a las autoridades estonias que ha tenido un salario bruto mensual de al menos 3.500 dólares en el último medio año, así como aportar pruebas de que su trabajo es digital y se puede realizar 100% en remoto.

Alemania

Alemania es otro de los países que ofrece la posibilidad de conseguir una visa a profesionales independientes digitales que se quieran establecer en tierras teutonas para trabajar. Sin embargo, los germanos son mucho más exigentes que los estonios, ya que para concederla piden cartas de recomendación de empleadores anteriores, currículo del solicitante, carta de presentación, portafolio de trabajos, documentos que prueben que ejerce el trabajo que afirma, títulos educativos, pruebas de que dispone de ingresos suficientes para subsistir -como extractor bancarios- y justificante de alta como autónomo en el país de origen.

Esta visa es sólo para profesionales autónomos, no sirve para empleados que quieran deslocalizar su lugar de trabajo, y se concede por un periodo máximo de tres años.

Croacia

Croacia lanzó un programa parecido a la visa para nómadas digitales estonia a principios de este año, con unos requisitos similares aunque algo más laxos: los teletrabajadores que se quieran establecer en el país balcánico tendrán que demostrar que su trabajo es completamente digital y que cuentan con unos ingresos de al menos 2.200 euros al mes, o con unos ahorros de 25.000 euros.

La visa croata para nómadas digitales se concede por un año como máximo sin opción a prórroga, aunque, una vez vencida, se puede volver a solicitar a los seis meses de haber cumplido la anterior, según informa la web del Ministerio del Interior de la República de Croacia.

Bahamas

Los que quieran alejarse del Viejo Continente y trabajar en un paraíso tropical pueden optar por la opción para nómadas digitales de Bahamas. El país caribeño ofrece el Bahamas Extended Access Travel Stay, un permiso de residencia para profesionales y estudiantes que quieran desarrollar sus tareas en remoto desde alguna de sus islas durante un periodo máximo de un año.

Para solicitar este permiso de residencia, los profesionales tendrán que justificar que efectivamente ejercen el trabajo que afirman mediante una carta firmada por su empleador o documentos de su país de origen que evidencien que son autónomos. En este caso, y según recoge la web del Ministerio de Turismo de Bahamas, no se tienen que demostrar ingresos o ahorros, pero los interesados tendrán que hacer un pago único de 1.025 dólares para obtener la visa.

Barbados

También en el Caribe, esta isla ofrece una visa a teletrabajadores por un año. Además de aportar documentos que prueben que trabaja en remoto, el interesado deberá certificar que tienen ingresos anuales por valor de al menos 50.000 dólares y, además, pagar una tarifa de entrada de 2.000 dólares.

Bermuda

Esta otra isla, situada en el Atlántico Norte, también ofrece un visado para teletrabajadores mediante el programa Work from Bermuda. Además de justificantes del trabajo que se afirma realizar, ya sean por parte de la empresa empleadora o como autónomo, el Gobierno de este país solicita comprobantes de ingresos continuados o ahorros suficientes para poder vivir durante el tiempo que dure el permiso de residencia, aunque no especifican cifras.

Esta visa tiene una duración máxima de un año y puede ser renovada. Para obtenerla hay que pagar una tarifa de 263 dólares.

Otros países que ofrecen visas para nómadas digitales

De vuelta este lado del Atlántico encontramos más países que han lanzado recientemente programas de visados para nómadas digitales parecidos a los ya mencionados y con requisitos similares, como Georgia, la República Checa o Portugal.

Grecia, por su parte, ha introducido en su programa para atraer teletrabajadores extranjeros rebajas fiscales como planea hacer España. Los helenos ofrecen una desgravación fiscal del 50% durante los siete primeros años a los nómadas digitales, según Euronews.

Y el Gobierno italiano anunció hace unos meses que invertiría unos mil millones de euros del Plan de Recuperación de Europa en un proyecto para recuperar zonas rurales vaciadas y acondicionarlas para atraer a nómadas digitales, según informó Traveler. Sin embargo, no han trascendido más detalles de este proyecto por el momento.

Temas
Inicio