De sobresaliente a extraordinaria: así influye en la experiencia de usuario la calidad de fabricación de las GeForce RTX 30

De sobresaliente a extraordinaria: así influye en la experiencia de usuario la calidad de fabricación de las GeForce RTX 30
9 comentarios

Cuando abres la Epic Store o Steam, arrancas el juego y comienzas a mover el ratón, hay una serie de elementos que marcan la diferencia. Igual que si vamos al cine y la persona que se sienta a nuestro lado nos estropea la peli porque se pasa la proyección haciendo ruido, mirando el móvil y deslumbrando, la experiencia de juego no la enmarca solo nuestro "rendimiento" jugando: cada parte del hardware cambia (literalmente) el resultado.

Y esto se nota especialmente ante las nuevas GeForce RTX de la serie 30. Palabras mayores. Hablar de ellas es hacerlo de la referencia número uno cuando se trata de buscar una gráfica para tu ordenador gaming. No es que sean lo más avanzado de Nvidia, es que son la opción lógica: su tecnología avanza al mismo ritmo que lo hacen los juegos más punteros del mercado.

Es una alianza que se ve fortalecida a través de MSI, uno de los fabricantes más prestigiosos del mercado. Tras 20 años desarrollando e innovando en la construcción de equipos premontados, placas gaming y otros componentes, MSI se ha hecho un nombre propio en el mundo tecnológico. Si buscas un ensamblador que ofrezca fiabilidad montando equipos, que tenga la suficiente experiencia, veteranía y solvencia en el sector, te acabarás topando con MSI. Ahora solo tienes que elegir la tarjeta que mejor se adapte a tus necesidades.

Cuatro opciones, cuatro aciertos

Decíamos que las GPU GeForce RTX serie 30 son lo mejor de lo mejor. Estas tarjetas cuentan con núcleos de trazado de rayos de segunda generación y Tensor Cores de tercera generación. Son, a grandes rasgos, la llave que nos permite comprobar cómo se ven los juegos a 8K HDR y cómo se ejecuta una aplicación directamente desde una RAM, y no instalada en un vetusto HDD.

También, se trata de las primeras tarjetas que usan el códec de alta resolución y máxima compresión AV1, además de contar con un conector HDMI 2.1 compatible con 8K hasta los 240 Hz y ser las primeras en incluir hasta 24 GB del nuevo tipo de memoria ultrarrápida GDDR6X VRAM. Sin embargo, más allá de las cifras, hay que tener en cuenta que no todas las tarjetas que llegan al mercado son idénticas.

Family

No todos los fabricantes son iguales ni todos ofrecen el mismo compromiso. Cualquiera puede embalar una 3090, el último procesador de Intel o AMD y listo, a vender. Pero, si alguna vez has montado por ti mismo —o adquirido un equipo premontado—, sabrás por qué dicen “el diablo está en los detalles”: la fuente de alimentación, las ranuras de ventilación de la caja o el tipo de soldadura son esos detalles que otros ignoran y que pueden enviar al traste equipos de varios miles de euros.

MSI formula sus equipos desde una mentalidad inversa: cada pieza es imprescindible para el conjunto. Sus gráficas son la suma de cientos de pequeñas innovaciones que van desde la forma en la que son diseñadas las aspas de los ventiladores hasta la distribución de los core pipes, para aprovechar mejor el espacio y disipar el excedente de calor. MSI diseña el PCB (la placa de circuito impreso) a medida y no deja nada al azar. Conozcámoslas más de cerca.

SUPRIM, el tope de gama

La nueva gama de tarjetas de la serie 30 de MSI se compone de cuatro nombres clave y SUPRIM es su modelo más avanzado y premiado, disponible en las configuraciones GeForce RTX 3090 24GB, GeForce RTX 3080 10 GB y GeForce RTX 3070 8GB.

Esta tarjeta supone el mayor ejercicio de ambición de la marca: triple ventilador TORX 4.0, caloductos y control de aire renovado que optimizan la refrigeración a largo plazo, BIOS dual, una backplate de aluminio y una baseplate de cobre de alta densidad, control de luces RGB, además de la gestión de velocidad y temperatura desde el Dragon Center para, así, elegir cuándo queremos silencio y cuándo máximo desempeño.

Gaming Trio: otro enfoque, misma ambición

También disponible en las configuraciones GeForce RTX 3090 24GB, GeForce RTX 3080 10 GB y GeForce RTX 3070 8GB, hablamos de gráficas con arquitectura Ampere y el doble de núcleos RT para satisfacer las exigencias de cualquier programa.

Las Gaming Trio, nombre que deben a sus tres característicos ventiladores, son una opción más económica, con menos potencia —sus 17 400 millones de transistores son capaces de levantar hasta 33,16 TFLOPS—, algo menos de ancho de banda (448 GB/s frente a 760 GB/s) y menor consumo energético, de 220 frente a 320W.

Asimismo, las Gaming Trio aportan un conjunto de innovaciones capitales, con un backplate de grafeno y un disipador térmico ultrasilencioso basado en aspas curvas y gestión de aire mediante ZERO FROZR. Los nuevos TORX FAN incorporan, además de almohadillas térmicas y heatpipes concentrados, un rodamiento de doble bola que reduce la fricción alargando la vida útil y garantizando un uso más silencioso.

Ventus, la opción más asequible

Las gráficas Ventus 3x y Ventus 2x son la serie para quienes no necesitan los colores de la iluminación RGB, pero sí las últimas mejoras de MSI. Dentro de su oferta, podemos optar por distintas configuraciones, desde una GeForce RTX 3090 VENTUS 3X 24G OC hasta una GeForce RTX 3070 de segunda generación.

Sus ventiladores TORX de tercera generación no se quedan atrás en materia de refrigeración —no en vano, sus aspas de dispersión garantizan un caudal de aire un 50 % superior al habitual y un 15 % más de presión de aire que la anterior generación—; tampoco tienen pegas en diseño.

Nuevas tecnologías para nuevos tiempos

Detrás de cada gran juego hay una gran historia. Al margen de las mejoras en iluminación, texturas y gráficos en general, están las investigaciones e innovaciones de ingenieros y desarrolladores técnicos. Todo ha cambiado: si los shooters ya no se juegan con controles tipo tanque, como hace 15 años, ¿por qué se deberían seguir usando las mismas técnicas?

La primera palabra clave es aceleración. Aceleración en la cantidad de fotogramas por segundo y en la calidad de cada uno de esos fotogramas. Pormenores que son cruciales para ganar o perder una partida. La clave para lograrlo se denomina NVIDIA DLSS, o Deep Learning Super Sampling, y está basada en DNN (Deep Neural Networks) desarrollada por Nvidia. Esta tecnología es capaz de mejorar la nitidez en imágenes borrosas recurriendo a técnicas como TAA (Temporal Anti Aliasing).

La segunda palabra relevante es, en sí misma, la arquitectura de estas tarjetas. La nueva arquitectura Turing usa procesadores IA y núcleos Tensor capaces de aumentar de manera dinámica la resolución y los fps en los juegos sin comprometer el rendimiento ni exigir más a tu equipo.

Este aprendizaje inteligente se entrena recogiendo las imágenes de referencia. Cada píxel es tratado en tiempo real, es decir, se realiza SuperSampling. El resultado es casi magia. Y todo se lo debemos a los núcleos Tensor: la GeForce RTX 3070 cuenta con 5888 núcleos CUDA y 8 GB de GDDR6, mientras que el modelo RTX 3090 cuenta con nada menos 10 496 núcleos CUDA y una RAM virtual de 24 GB de GDDR6X.

Merece también la pena detenerse en otra nueva tecnología, NVIDIA Reflex, un conjunto de API cuyo objetivo es reducir la latencia del sistema y facilitar que tu MSI reaccione al vuelo cuando quieres jugar, reconociendo el tipo de contenido que va a ejecutar y eliminando la cola de renderización.

Los streamers o todos aquellos que transmiten contenido por vídeo o audio también deberían echar un ojo a NVIDIA Broadcast, otra herramienta donde la IA está implicada. La aplicación Broadcast se encarga de eliminar el ruido de fondo del micro, nos silencia cuando no estamos hablando, difumina el fondo de la cámara web sin necesidad de aplicar filtros y crea un encuadre automático —idóneo para jugar con amigos desde Discord o emitir por Twitch—, con el fin de vernos mejor sin necesidad de una cámara dedicada.

Cyberpunk

A todo esto, debemos sumar NVIDIA Studio y RTX Voice, otra pequeña pero matona herramienta que utiliza las rutinas de la IA para mejorar la calidad del audio y silenciar ruidos no deseados como el zumbido de los ventiladores, el clic del ratón o el constante teclear del teclado.

En resumen, en la actualidad parece imposible encontrar una mejor alianza que la suma de MSI y Nvidia para obtener rendimiento y fiabilidad a prueba de fallos de las tarjetas gráficas, porque no todas las compañías resuelven la ecuación de la fabricación con los mismos resultados.

Inicio