Publicidad

El futuro de la automoción pasa por una electrificación a la carta

El futuro de la automoción pasa por una electrificación a la carta
3 comentarios

Nos encontramos en un momento histórico en el que podemos adoptar por fin una energía limpia y segura como la electricidad para impulsar nuestros vehículos. Parece claro pues que el futuro de la automoción pasa por el coche eléctrico. Sin embargo, lo que no tenemos tan claro es cuándo llegará ese futuro, o cómo será ese coche eléctrico. ¿Será eléctrico puro o sobrevivirán los sistemas híbridos? ¿Será enchufable o usaremos baterías autorrecargables? ¿Desecharemos los combustibles o usaremos otros más ecológicos? Sea cual sea el destino, el cambio no será de la noche a la mañana, y en el proceso usaremos tecnologías muy distintas entre sí.

El futuro de la automoción es eléctrico, y ya lo tenemos en nuestras manos

Hyundai Futuro 02

Gracias a la investigación durante décadas de fabricantes como Hyundai (el año que viene se cumplen 30 años del Sonata Electric Vehicle), se estima que las barreras  del coche eléctrico puro (PEV) se superarán en torno al 2025. De ser así, desde ese momento la tecnología de combustión interna dejará de tener sentido, al menos como fuente de energía primaria para nuestro vehículo. La International Energy Agency (IAE) estima que para 2030 habrá entre 125 y 220 millones de coches eléctricos circulando por todo el mundo (hoy apenas hay unos 3 millones). En esa fecha, según la escuela de negocios EAE, los vehículos con algún tipo de motorización eléctrica superarán el 50% del parque mundial.

En 2030 los coches con motor eléctrico superarán el 50% del parque mundial

Mientras llegamos a esa fecha, la punta de lanza para abrirnos paso hasta la movilidad del futuro está siendo el coche híbrido eléctrico, tanto los tradicionales (HEV) como los enchufables (PHEV). La tecnología se encuentra en un punto álgido, pues nos permite aprovechar los beneficios de la energía eléctrica (una gran potencia sin emisiones contaminantes) y de los motores de combustión interna (básicamente, autonomía para recorrer kilómetros sin tener que repostar). Gracias a ello, hemos conseguido vehículos con los que recorrer la ciudad en modo totalmente eléctrico, y contar con la suficiente autonomía para poder realizar trayectos más largos.

Mención aparte merecen los vehículos de pila de combustible de hidrógeno (FCEV). Si los PEV están limitados por la capacidad de almacenaje de sus baterías, los FCEV sortean esa barrera generando ellos mismos la electricidad (a través del proceso de oxidación del hidrógeno almacenado). La tecnología está ya muy desarrollada gracias al trabajo pionero de fabricantes como Hyundai (su primer FCEV en serie se lanzó en 2013). Aquí el reto es conseguir el hidrógeno de forma limpia y económica, algo en lo que ingenieros y científicos de todo el mundo ya están trabajando.

La oferta se adapta a un consumidor cada vez más exigente

Hyundai Futuro 03

Es cierto que las ventas de vehículos ecológicos se ha incrementado por medidas como la normativa europea de emisiones o los protocolos anticontaminación de muchas ciudades. Pero también es cierto que existe un mayor interés del público (según la consultora HPI, un 91% de los millennials se plantea comprar un coche eléctrico). Los consumidores de hoy estamos más concienciados e informados, gracias a internet y a mejores niveles de educación. Esto nos hace ser también más exigentes con los fabricantes, y les demandamos productos y servicios cada vez más personalizados y que se ajusten a nuestras necesidades concretas.

El uso de plataformas modulares permite ofrecer un mayor número de variantes

Se trata de un fenómeno que ha transformado muchas industrias. Ya apenas compramos discos físicos, sino que pagamos por escuchar solo aquellas canciones que nos interesan. Con la televisión a la carta o el vídeo bajo demanda (VOD) ocurre algo similar; nos hemos acostumbrado a poder ver nuestras series y programas favoritos justo en el momento que nosotros queremos. Esta forma de pensar también se ha trasladado a nuestra forma de desplazarnos, que ha dado a luz conceptos como el mobility as a service (MaaS) o la movilidad a la carta.

El sector de la automoción ha sabido responder a estas nuevas demandas del consumidor. Basta ver el catálogo de cualquier marca o el configurador de su página web para ver que las opciones para adquirir un nuevo vehículo se han disparado exponencialmente. El uso de las plataformas modulares ha permitido a los fabricantes ofrecer un mayor número de modelos distintos, y cada uno de ellos con varias versiones de carrocería, opciones de motorización y packs de equipamiento. Ello nos permite encontrar modelos que se ajustan prácticamente como un guante a nuestras necesidades y estilo de vida.

Electrificación a la carta para cubrir todas nuestras necesidades

Hyundai Futuro 04

Este concepto, que podemos denominar automoción a la carta, debe seguir desarrollándose ahora que el sector camina hacia la movilidad eléctrica. Sin embargo, la inmensa mayoría de fabricantes están optando por tomar un único camino, quedándose en un único sistema de hibridación, centrándose en el desarrollo de vehículos eléctricos puros, o apostando por una tecnología igualmente válida como el de la pila de combustible.

Hyundai es el único fabricante que ofrece todas las opciones de electrificación

Pero en el fondo, todas estas opciones tienen sus propias ventajas y beneficios, y todas pueden ajustarse a un determinado estilo de vida o a una necesidad concreta de movilidad. Es lo que piensa Hyundai, que a día de hoy es el fabricante que más opciones de electrificación cuenta en su gama ECO. Si repasamos las 5 tecnologías distintas que ofrece en el mercado español, podemos ver como cada una se ajusta  a diferentes perfiles de usuario.

  • Híbrido eléctrico de 48V: Se encuentra dentro de los denominados mild hybrids (MHEV) o híbridos ligeros. Carece de motor eléctrico, pero sí cuenta con una pequeña batería de 48V que apoya al motor de combustión en el arranque y al inicio de la marcha. Es una buena opción si queremos una versión de electrificación más económica para cuando circulamos por ciudad. Hyundai ofrece esta opción en el TUCSON Híbrido eléctrico 48V.
  • Híbrido eléctrico (HEV): El más tradicional, que cuenta ya con motor eléctrico pero donde generalmente es el sistema el que decide cuál usar en cada momento. Es muy eficiente para entornos urbanos, también cuando realicemos trayectos de mayor recorrido. Hyundai cuenta en su gama con el IONIQ Híbrido eléctrico y con el Kona Híbrido eléctrico.
  • Híbrido enchufable (PHEV): Supone un paso más en la electrificación. Su batería de mayor capacidad necesita recargarse enchufando el vehículo a la red eléctrica, pero nos permitirá circular en modo eléctrico por la ciudad durante toda una jornada. Ideal si somos eminentemente urbanitas. Podemos disfrutar de esta opción con el Hyundai IONIQ Híbrido eléctrico enchufable.
  • Eléctrico puro (PEV): Si vamos a hacer sobre todo recorridos urbanos, ésta podría ser una excelente opción por todas las ventajas fiscales y de movilidad que supone. Además, si contamos con plaza de garaje, Hyundai nos regala la instalación del punto de recarga. En su catálogo podemos encontrar el IONIQ Eléctrico y el Kona Eléctrico.
  • De Pila de Combustible de Hidrógeno (FCEV): En España se están empezando a instalar las primeras “hidrogeneras”, por lo que es una clara opción de futuro. Eso sí, cuando su número sea mayor, puede ser el coche definitivo del futuro para dentro y fuera de la ciudad, al ofrecer una gran autonomía y un repostaje de pocos minutos. Hyundai cuenta con el NEXO Pila de Combustible de Hidrógeno, el primer FCEV además que se comercializa en nuestro país.
Electrificacion Hyundai

Como vemos, podemos encontrar opciones para todos los gustos. ¿Es descabellado plantear esta electrificación a la carta? En absoluto. Si con los vehículos de combustión interna ya encontramos una gran variedad de motorizaciones, con los vehículos de motor eléctrico debería ser igual. Y no solamente ofreciendo las diferentes tecnologías, sino también distintas opciones de batería. Hyundai ya ofrece en sus eléctricos dos tipos de batería: una de 39,2 kWh más económica, y otra de 64 kWh que ofrece 204 CV, 484 km de autonomía en ciclo combinado y recarga rápida al 80% en menos de una hora. Como vemos, unas prestaciones muy aptas para viajes por carretera que sirven para ampliar más aún las posibilidades de esta electrificación a la carta.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios