Cómo vender tecnología en el barrio para competir con los grandes del ecommerce y del retail

Cómo vender tecnología en el barrio para competir con los grandes del ecommerce y del retail
6 comentarios

Si algo nos ha recordado la pandemia es que las tiendas de barrio están siempre ahí. Y no solo acudimos a ellas para comprar el pan o "toneladas" de papel higiénico, sino que, con tanto tiempo en casa, fueron meses en los que proliferaron las ventas de televisores de gran formato, los electrodomésticos, los productos informáticos e incluso los juguetes eróticos.

Así nos lo detalla Andrés Zafra Cosa, gerente de una tienda Mi Electro, en el vídeo adjunto. Esta web, que cuenta con más 13.000 productos referenciados, también presume de atender presencialmente en las más de 400 tiendas que tienen repartidas por todo el territorio nacional.

El objetivo de este modelo omnicanal basado en servicio, cercanía y rapidez, es adaptar las ventajas de la tienda tradicional a los nuevos tiempos. Con todo ello, Mi Electro ofrece, por un lado, una web en la que la tienda de barrio puede vender y recibir beneficios; por otro, cercanía al cliente, al estar en barrios cerca de la gente, lo que permite ofrecer un servicio más personalizado y rápido

Para Zafra, la cercanía es una de sus principales ventajas, pero no la única, señalando también el asesoramiento y los servicios posventa, que incluyen desde el reparto hasta la retirada de productos o su arreglo si surge algún problema. "Vienen clientes que tienen pasada la garantía, pero muy pasada, y hacemos el esfuerzo de ir a su casa e intentar solucionar su problema".

Para que el cliente reciba en su casa el producto que ha solicitado, Mi Electro cuenta en Paterna (Valencia) con un almacén logístico de 24.000 m². José Valls, coordinador Almacén y Logística de Mi Electro, lo describe como "el motor con el que podemos dar servicio a todos nuestros clientes".

Según nos explica, desde el punto de vista logístico, su modelo de negocio es "intentar preparar y organizar de la mejor manera posible todos los pedidos que entran a lo largo del día, para que, cuando se preparen en el almacén, puedan llegar en menos de 24 horas a la tienda de Mi Electro, para poder entregarle al cliente final el pedido en un rango de 24 horas", comenta Valls. Esta estrategia es la que les permite entregar a sus clientes cualquiera de los productos que comercializan en 24 horas en más de nueve comunidades autónomos. Un reto y, sin duda, una ventaja competitiva.

Más información en:

Inicio