Un Chromebook con espíritu gamer: te explicamos por qué no es ninguna locura

Un Chromebook con espíritu gamer: te explicamos por qué no es ninguna locura
Sin comentarios

Es fácil toparse con informes aludiendo a las posibilidades que ofrece un Chromebook en los entornos empresariales. En el buen desempeño de un Acer Chromebook Spin 513 en despachos, salas de asistencia médicas o centros formativos, desde institutos a academias de idiomas.

El ultraportátil convertible Acer Chromebook Spin 513 pesa menos de 1,2 Kg y cuenta con pantalla táctil IPS FHD de 13,3”, autonomía de hasta 13,5 horas, procesador Qualcomm Snapdragon 7c octacore, 8 GB de RAM, 64 GB de espacio y toda la versatilidad que brindan unas bisagras con giro 360º.

El ultraportátil convertible Acer Chromebook Spin 513 pesa menos de 1,2 Kg y cuenta con pantalla táctil IPS FHD de 13,3”, autonomía de hasta 13,5 horas, procesador Qualcomm Snapdragon 7c octacore, 8 GB de RAM, 64 GB de espacio y toda la versatilidad que brindan unas bisagras con giro 360º.

Pero ¿y si un Chromebook fuera también una buena máquina para el gaming? GOG Galaxy para gestionar la librería, PS Remote Play y OneCast para el juego en remoto de nuestras consolas, GeForce Now o Stadia para la diversión en streaming y Steam, Origin o Twitch para controlar el resto de librerías... No necesitamos nada en físico y, si nos apetece jugar con mando, siempre podemos conectarlo a alguno de los dos puertos USB-C (con velocidad de transferencia de hasta 5 Gbps).

Hora de estudiar… y de jugar sin trabas

Unnamed

Un Chromebook es ideal para tareas sencillas, trabajo en remoto o reuniones virtuales ejecutando Teams o Zoom. De hecho, una de las virtudes más desconocidas de estos equipos gobernados por el sistema operativo ChromeOS reside en su flexibilidad. Mediante sus conexiones, podemos integrar un amplio ecosistema de pantallas externas, teclados y ratones Bluetooth, unidades externas de almacenamiento e incluso lápices digitales.

Las capacidades táctiles del Acer Chromebook Spin 513 lo convierten en un lienzo para dibujar, subrayar apuntes, tomar capturas al vuelo desde el navegador o editar fotos y vídeo de manera intuitiva. En suma, su ligereza y minimalismo son bazas que juegan a su favor, heredando lo obvio del mundo de las tablets, pero brindando opciones propias únicamente de un portátil de cuerpo completo: teclado cómodo, trackpad y la agilidad de poder editar con lápiz digital.

No obstante, es habitual que los portátiles de viejo cuño terminen frustrando a cualquier usuario un poco jugón: el gasto para obtener un equipo competente durante los años de carrera se queda corto cuando también buscamos usar el mismo equipo para jugar a 'The Witcher III' o 'Death Stranding'. Es por ello que los Chromebooks poseen una capacidad multipropósito única.

Acer Chromebook Spin 513

Utilizar un ultrabook convertible y de pantalla táctil para jugar casi parece una contradicción. Sí, jugar, pero ¿cómo? ¿A simples aventuras casuales, a indies preciosistas como 'GRIS', 'Undertale', 'Inside Dead Cells' o 'Don't Starve'? ¿Y qué hay de triple A como 'Hitman III', 'Control' y 'GhostRunner'? A todos ellos puedes jugar a 1080p y 60 fps en un Chromebook. En serio.

Sin embargo, convertir el Acer Chromebook Spin 513 en una especie de consola portátil no es tan difícil. Su pantalla táctil de 13,3" —con una agradecida proporción del 78 % entre cuerpo y pantalla— y su escaso peso basado en una construcción en aluminio y un grosor máximo de 15,55 mm son avales bastante atractivos para plantearlo como un equipo universitario total: tan capaz dentro de la facultad como a la hora del relax, ya sea jugar, ver series o echarse unas risas por Discord.

El gaming, en streaming

C

Mantener un portátil actualizado para cumplir con los requisitos técnicos de los últimos videojuegos del mercado es una tarea a tiempo completo. Una que supone un gasto demencial: es sabido que los portátiles orientados al gaming son los más caros de su familia tecnológica y no siempre cumplen con lo que prometen.

El actual mercado del videojuego, siguiendo la estela de la tendencia vista en dispositivos móviles, ya no orienta su músculo hacia el formato físico y la partida offline, sino hacia la conexión permanente y el juego en la nube.

La potencia de procesamiento de la nube es algo de lo que se viene hablando desde la pasada década, pero no ha sido hasta los últimos dos años que la promesa se ha convertido en una granada realidad. A través de servicios como Stadia, GeForce Now, el juego en remoto desde Steam, PS Now o XBOX Game Pass, ya no necesitamos un dispositivo gaming para sacar todo el jugo a los últimos lanzamientos o incluso a los clásicos exclusivos de una plataforma como PlayStation.

Geforce Now Power Play 1

GeForce NOW, la gran apuesta de Nvidia para poder jugar a nuestra librería de juegos de PC desde cualquier dispositivo — incluso desde el navegador—, dispone de app oficial para Chromebooks, cuya biblioteca de compatibles cuenta actualmente con 1000 títulos. Este servicio, en su versión de pago, es compatible con RayTracing y arroja resolución 1080p, 60fps y HDR10 en los juegos que sean compatibles.

Por otro lado está Stadia, una de las mayores inversiones en la historia de Google, con cientos de opciones jugables y compatible con HDR, resolución hasta 4K y una tasa de refresco de hasta 60 fps. Si incluso jugamos conectados a la red vía cable Ethernet, no apreciaremos pérdida de calidad gráfica o fluidez en la tasa de bits ni tan siquiera en esos juegos de última hornada como 'Assassin’s Creed Valhalla' o 'Cyberpunk 2077'.

Por último, la XCloud de Microsoft y PSNow brindan la opción de jugar a esos eternos “exclusivos”, los intocables de las consolas, en nuestro ligero Acer Chromebook Spin 513 sin sufrir toda la problemática heredada de un terminal dedicado al gaming. Es decir, agotamiento rápido de la batería —frente a las casi 14 horas de uso del Spin 513—, problemas de ventilación ante exceso de calor y un peso muy superior a los escasos 1160 gramos de este modelo de Acer que equivale a la mitad de cualquier portátil gaming de gama media-alta.

Conexión en cualquier parte

Pero todo lo anterior no tiene sentido sin una buena conexión a internet. Y, para lograrlo, es prioritario contar con las últimas tecnologías en materia de conectividad inalámbrica. En Acer lo saben bien y el Chromebook Spin 513 cuenta con un chip WiFi AC 2x2 MIMO el cual, gracias a su doble antena, garantiza el máximo rendimiento en cualquier canal de conexión.

MIMO, siglas de Multiple Input Multiple Output, hace referencia a un importante avance que mejora la cobertura de cualquier señal inalámbrica y prioriza el canal de mejor recepción, aprovechando la señal al máximo, sin paquetes perdidos ni degradación, mejorando la estabilidad. Además, segúin la configuración que elijamos, el portátil de Acer también puede contar con conectividad 4G LTE, garantizando acceso a la red en todo momento.

Es una conexión que también redunda en un rendimiento óptimo cada vez que tengamos que entrar en una conferencia o acceder a las miles de aplicaciones en la nube de la PlayStore de Google u Office 365. Porque esa es la clave de un Chromebook: se adapta al espíritu de su usuario, ya sea bajo un enfoque gamer o bajo un enfoque puramente estudiantil.

Inicio