Compartir
Publicidad

Blackout, el modo Battle Royale de CoD lleva el realismo de la saga al ‘todos contra todos’

Blackout, el modo Battle Royale de CoD lleva el realismo de la saga al ‘todos contra todos’
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya está de vuelta la saga ‘Call of Duty’ con la cuarta entrega de Black Ops, el shooter multiventas más popular de nuestra generación. Treyarch, estudio desarrollador —Activision reparte su saga en tres estudios para producir y publicar de forma escalada— nos ha prometido un cambio adaptado a los tiempos.

Blackout, la gran promesa, es un nuevo Battle Royale que aspira a llevar las reglas de ‘Call of Duty’ —combate táctico, velocidad, jerga militar y un amplio sistema de perks y rachas— a un género prácticamente nuevo. Grandes extensiones de agua a través de un serpenteante río, un puerto lleno de jugosas lanchas, una arboleda cerrada, zonas militares llenas de armamento y helicópteros vestidos con flamantes ametralladoras.

Este es, por supuesto, sólo un modo de los tres que podremos jugar: un multijugador que parte con 11 mapas y los zombis completan el resto. ¿Y qué hay de la campaña? De eso hablaremos más adelante. Ahora fijémonos en los distintos especialistas. Porque, dependiendo del tipo de jugador, así podremos elegir uno u otro.

Infografia Activision Callofduty Buena

Buscando el especialista ideal

La suma de los distintos especialistas determinará la fortaleza táctica de los equipos. Porque en ‘Black Ops 4’ se ha intentado crear un sistema equilibrado, potenciando el juego entre compañeros y complementando las debilidades de unos con las fortalezas de otros. Además, se fomenta más que nunca la especialización.

Cada personaje cuenta con un distinto sistema de armas y habilidades único. A saber:

Crash

¿Eres de naturaleza violenta o apelas a la constancia y el apoyo táctico? Crash (Jarrah “Crash” Bazley) es el 'medic', ese jugador (en apariencia) menos versado en las armas que mantiene el ritmo de la partida salvando a los compañeros con botiquines y cajas de suministros que activan una munición más potente que la habitual.

Además de este pack de asalto, Crash cuenta con el Tak-5, una especie de pulso que aumenta la salud máxima y cura las heridas tanto del propio personaje como de hasta cuatro aliados cercanos, incluso cuando hay alguna pared entre medias.

Recon

El personaje de reconocimiento es un clásico, diseñado para jugadores con alma de líderes. Con un rifle táctico como el ABR 223 con mira réflex y una escopeta de secundaria podemos hacer mucho daño.

Junto al clásico sensor Dart que podemos pegar a las paredes o suelo para lanzar un sonar que detecte la actividad enemiga, Recon cuenta con visión por infrarrojos para “iluminar” a los perfiles enemigos y mostrarlos en la pantalla de nuestros propios aliados de equipo. Esta habilidad, el pulso de visión, puede mejorarse y alargarse un tiempo extra.

Black Ops 4 3

Ruin

Y vamos con el personaje de Donnie “Ruin” Walsh, heredado directamente desde Black Ops III. Su especialidad cuenta con el lanzamiento de púas gravitatorias que genera una onda de choque para impactar y dañar a cualquier enemigo que se encuentre en un radio cercano, habilidad conocida como “golpe gris”.

Este titán también se apoya en una pistola gancho para amarrarse a paredes o techos y recorrer cornisas y pasillos en tiempo récord. Se trata de un soldado del siglo XXI concebido para usuarios con inventiva y capacidad de improvisación.

Torque

Torque, nombrado por Kieran “Torque” Mackay, parte con dos habilidades clásicas: razor wire, una alambrada de cuchillas que daña y ralentiza a los enemigos que intentan cruzar, y la barricada, que también provoca una pequeña cantidad de daño y bloquea el paso al enemigo. Torque puede desactivar el bloqueo cuando estime que ya no es necesario.

Black Ops 4 2

Battery

El experto en demoliciones Erin “Battery” Baker se presenta con sus dos maravillosamente explosivas habilidades: la granada de racimo que se adhiere a cualquier superficie y se dispersa en multitud de granadas más pequeñas, aumentando el radio de daño; y la máquina de guerra, un lanzagranadas de rebote que siembra el caos en espacios cerrados y que también sirve para golpear cuerpo a cuerpo al enemigo.

No olvidemos que en BOIII usaba una armadura cinética que otorgaba una bonificación de salud de 150 y un daño extra en el cuerpo a cuerpo.

Firebreak

¿Conoces al especialista Krystof “Firebreak” Hejek? Si la respuesta es no, deberías, porque tal vez se convierta en tu favorito. Antiguo bombero en Praga, su ciudad natal, sus habilidades son demoledoras: el reactor de núcleo, un campo de radiación que hiere a los enemigos cercanos y baja su límite de salud. Y el purificador, bello nombre para un lanzallamas que abrasa a cualquier enemigo a corta distancia.

Nomad

Nomad, Tavo “Nomad” Rojas para los no-amigos, es una subclase que puede invocar un perro asesino, un apoyo para balancear la partida. Los jugadores de Black Ops III seguramente lo recuerden por su actitud paranoica, ese exmiembro de la Fuerza de Despliegue Rápido Colombiano de Élite, FUDRA, que usa la HIVE (sí, la que despliega minas de proximidad) como arma especialista y el rejack para aguantar en la partida (la inyección para resucitar).

Black Ops 4 1

Seraph

Con su revólver aniquilador, He “Seraph” Zhen-Zhen es un militar poderosísimo. Con él, puede lanzar rondas de balas con mayor penetración que otros calibres y, por ende, mayor daño. También cuenta con la habilidad técnica Tac-Deploy, un faro que permite a los compañeros de equipo desplegarse en el área concreta donde se usa. Y no olvidemos que esta baliza puede reventar las filas enemigas.

Ajax

Ajax es el tanque, el tipo más duro de la partida. Su habilidad especial es un escudo balístico en forma de H que además puede desplegarse con ametralladora incorporada, ideal para arrollar enemigos en zonas estrechas. Este nuevo especialista comparte nombre con el fantasma Alex V.

“Ajax” Johnson también incorpora el 9-Bang, una granada táctica que deslumbra al enemigo y lo mantiene aturdido el tiempo suficiente para marcarse un headshot. Eso sí, si nuestro enemigo se marca unas ventajas de ingeniero y se cubre con una máscara táctica, anulará dicho stunt.

Prophet

En nombre de David “Prophet” Wilke vuelve este especialista de BOIII que cuenta con su camuflaje especial para volverse invisible entre las líneas enemigas.

Su arma especialista Tempestad es un rifle de carga de arcos de electricidad que impactan y aturden al enemigo. Un disparo de gran precisión; una baja extra. Su habilidad 'Glitch' (que originalmente pertenecía al Reaper) piratea la interfaz de combate, el HUD, lo que permite al jugador teletransportarse, aunque deja una estela de luz.

Ah, que no te gusta ninguno (insertar cara triste)

No hay problema, cero dramas: ‘Black Ops 4’ recupera la personalización de los especialistas con hasta 10 slots de personalización —para 10 accesorios como granadas, ventajas tácticas, etc.—. Esto lo veremos en su modo Battle Royale, Blackout.

¿Por qué decimos esto? Blackout lanza a los jugadores desarmados. Nada más tocar tierra debemos encontrar las ayudas: botiquines, armaduras, armas y habilidades activas. Aquí es donde el juego cambia las posiciones respecto a otros Battle Royale: las activas determinan cómo jugaremos el resto de la partida.

Y, además, a diferencia de las habilidades asignadas a cada especialista citado anteriormente, en 'Blackout' no hay restricciones. La única restricción la marca el espacio de inventario. Si nos cabe una pistola gancho, un purificador y una barricada, adelante. Tendremos, de hecho, que elegir por prioridad qué mantener y qué tirar. Y aquí también cabe destacar el juego en equipo: habrá armas poco útiles para nosotros pero imprescindibles para algunos compañeros en las distintas modalidades por equipo.

Haciendo amigos

Porque el juego en equipo, insistimos, se ha potenciado exponencialmente. Una modalidad divide 88 jugadores en 44 pares y otra reparte en 22 grupos de cuatro. Dos estrategias distintas que generan dos sinergias distintas y múltiples dinámicas y ritmos en el juego. En cualquier caso, en ambos necesitaremos recurrir a la ayuda de otros.

Y a los vehículos. Tal vez seas ese usuario que considera que usar un avión —o moto o helicóptero— te convierte automáticamente en diana, en blanco fácil. Un razonamiento veraz a medias: el ruido y la velocidad de los vehículos puede complementarse con la contundencia de atropellar a algún despistado. Además, mientras uno conduce otro puede activar una baliza en algún lugar estratégico, o el pulsar para detectar rivales ocultos, mientras que un tercero, en el asiento de atrás, los revienta con el rifle.

Aquí reside la clave del juego, en la masificación heroica, el frenetismo y el estilo de Black Ops adaptado a un territorio de exactamente 1.500 veces la escala de Nuketown, aunque hereda su misma mitología de zona nuclear. Nuketown, por cierto, ha tenido múltiples ediciones —una versión ambientada en los años 50 en el primer Black Ops, un desértico Nuketown 2025, una plantilla para zombis en la segunda entrega de Black Ops y Nuketown 2065, una remasterización para la tercera entrega—.

Blackout no es un mapa cualquiera, traduce a escala gigantesca y cargado de elementos los pilares clave de la saga. Porque no basa su jugabilidad en armarse y correr: es pillar helicópteros, lanchas —hay una zona de zombis— y remarcar un tono "survivalista", con combates intensos y rápidos, pero también analizando cada centímetro del territorio.

Seamos críticos: la saga cada vez daba peor la bienvenida a los nuevos jugadores o a los que echan una partida ocasional. Es decir, incluso el primer día de juego, el día del estreno, muchos seríamos carne de presa. Pero esta vuelta a los orígenes —aparcando ligeramente esos movimientos acrobáticos e implantes locos anteriores a WWII— ha sabido cocinar un multijugador más reposado, táctico y lleno de opciones rítmicas. Ya no sólo funciona la actividad frenética: si lo tuyo es el juego más calmado, tienes una oportunidad de sobrevivir. Es algo que puede sentirse.

Quienes tengan prisa siempre pueden dejarse caer (literalmente) por ‘Fast Collapse’, modalidad que acelera el ritmo de los combates haciendo que el círculo cierre y colapse mucho más rápido. En un modo estándar, la primera zona de asedio se cierra a los dos minutos de la caída o infiltración inicial. Fast Collapse recurre a este ritmo en apenas 50 segundos.

Se acabó el modo historia

Porque la historia la escribimos nosotros mismos. Refresquemos aquel informe que constataba una realidad triste: el modo campaña no se lo acaba casi nadie. De hecho, es habitual comenzar en el online para subir cuanto antes las stats y atender la campaña tras los dos primeros meses de juego.

Dicho esto, sí que hay una narrativa, una historia que vendrá vertebrada a partir de mapas de zombis. Ellos marcan el hilo conductor y el sello de la destrucción. Como podemos ver en los vídeos de presentación, tendremos viajes a un pasado de gladiadores y rupturas espacio-temporales.

En el mapa ‘Voyage of Despair’, viviremos aventuras propias de Indiana Jones: en el RMS Titanic, el Kronorium (un artefacto antiguo) falla y hace cruzar a los muertos al mundo de los vivos. ‘Blood of the Dead’ es una reformulación del querido ‘Mob of the Dead’, expandiendo nuevas áreas jugables y presentando a un equipo alternativo de los clásicos Origins: Tank Dempsey, Nikolai Belinski, Takeo Masaki y Edward Richtofen. Y, como es evidente, el pase de temporada salvaguarda una tonelada de contenido por desvelar.

Jugar mejor

Black Ops 4 es vástago de su tiempo. Que podemos jugarlo a 1080p a 30fps es algo obvio, pero el equipo de Treyarch es conocido por empujar el motor del juego hasta exprimir sus posibilidades. Entre las mejoras técnicas de esta entrega destaca la resolución 4K, framerate desbloqueado, soporte para monitor ultrawide, total compatibilidad con el formato 21:9, HDR y control deslizante FOV —es decir, la configuración personalizada del campo de visualización—.

Todas estas funciones estarán habilitadas en PlayStation 4 Pro, mientras que la versión vanilla se queda con una copia idéntica, pero con ciertas restricciones técnicas.

La serie de mejoras también afecta al audio: como pudimos constatar en el subreddit Black Ops 4, la beta del juego comenzó con algunos errores que ya han sido corregidos y ajustados: el sonido de los objetos, el volumen del avión de carga, los efectos de los temporizadores, los pasos de los compañeros de equipo y algunos volúmenes generales de armas han sido perfilados para condicionar una experiencia más táctica.

En suma, Treyarch ha hecho los deberes y perfila una nueva forma de jugar erigida sobre las reglas clásicas. No hay mejor manera de aterrizar en la saga.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio