Publicidad

Así será el coche ideal para moverse con libertad en la ciudad del futuro

Así será el coche ideal para moverse con libertad en la ciudad del futuro
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

El automóvil siempre ha estado muy ligado al concepto de libertad. Libertad de movimientos, para viajar, para llegar hasta lugares inaccesibles, y no sólo para la gente joven que hasta la mayoría de edad dependen de otras personas para ir en coche a algún destino.

Durante buena parte del siglo pasado, y especialmente en zonas rurales, muchas personas no salían de su localidad ante la escasez de transporte colectivo.

Con este problema en mente, Citroën lanzó en 1948 el famoso Citroën 2CV. Sería un modesto utilitario de bajísimo coste, pero llevaría a todos los rincones de Francia (y después de todo el mundo) esa libertad de movimientos que antes solo podían permitirse unos pocos. Por ello, y por su inconfundible estética, acabaría por convertirse en un icono popular.

Hoy los problemas de movilidad se dan en la ciudad

Actualmente, gracias a las mejoras de las infraestructuras y a la mayor oferta de formas de transporte, cualquiera puede viajar por el país y no hay problema para desplazarnos a localidades vecinas. Hoy las dificultades en movilidad se dan en la ciudad, donde se producen atascos, hay escasez de aparcamiento y las restricciones al vehículo particular son cada vez mayores.

Hoy el concepto de libertad se asocia a un pequeño utilitario, a una plaza de aparcamiento, que nos permitan hacer nuestro día a día sin mucho contratiempo. Con estos retos que se nos plantean sobre la mesa, ¿ha cogido Citroën nuevamente el guante?

Un vehículo diseñado para la ciudad del futuro

Ami One 01

Cuando se empezó a rumorear que Citroën preparaba una revisión del 2CV, muchos pensamos que sería una actualización de su estética, adaptándolo al siglo XXI.

Pero Citroën realmente estaba preparando una actualización del concepto de libertad que mencionábamos arriba. Si el 2CV ofreció mejor movilidad al mundo rural del siglo pasado, ahora buscaban un vehículo que ofreciese libertad de movimientos en la ciudad del siglo XXI. Con esta premisa han ideado el Citroën Ami One Concept.

¿Que en la ciudad se forma mucho lío y el espacio escasea? Pues se saca un vehículo ultra compacto que permita moverse con agilidad y colarse en el más mínimo espacio. El Ami One mide 2,5 metros de largo y 1,5 de ancho, y tiene forma de cubo para reducir al máximo el espacio. Aún así, no se percibe como un vehículo minúsculo y ofrece sitio de sobra para dos pasajeros y algo de equipaje detrás. Para nada se ve un diseño aséptico o funcional, sino que luce colorido y es resultón gracias a detalles como los curiosos parachoques o los futuristas intermitentes.

El Citroën Ami One está diseñado de forma reversible 

El diseño del Ami One no es ingenioso solo por sus reducidas dimensiones. También está diseñado de forma simétrica o reversible, es decir, muchos de sus elementos como pilotos, retrovisores o aletas valen para el lado izquierdo y el derecho, y para adelante y atrás. 

También lo han hecho así con las puertas, de apertura inversa en el lado del conductor, pero de forma ordinaria en el del acompañante. Ello permite que el mantenimiento y los repuestos le sean más baratos al propietario.

Libertad y movilidad para la ciudad eléctrica

Ami One 02

Como no podía ser de otra forma, el Citroën Ami One Concept es un vehículo eléctrico. Ello le hace estar en consonancia con la nueva filosofía de movilidad urbana, más limpia y eficiente

Cuenta con una autonomía de 100 km, una distancia ideal para un vehículo urbano, pues es lo que los españoles circulamos de media cada día por la ciudad. Además, si contamos con un punto de recarga Wallbox a mano, podremos cargarlo al cien por cien en apenas dos horas.

Que sea eléctrico puro le permite circular libremente por las calles, sea cual sea la política municipal de la ciudad o el protocolo anticontaminación. En España eso se traduce en el distintivo ambiental de la DGT de tipo CERO, esto es, cero emisiones.

Este futuro eléctrico de las ciudades es en torno al cual Citroën ha desarrollado su concepto de “Liberty, ElectriCity, Mobility”.

"Liberty, ElectriCity, Mobility" es el futuro eléctrico de las ciudades

Hay otra cuestión que tener en cuenta es el apartado eléctrico. El Ami One no emite obviamente ningún ruido de motor, por lo que su contribución a la contaminación acústica de la ciudad es nula. No es un tema sin importancia, pues este problema es actualmente uno de los mayores motivos de estrés de los conductores y de pérdida de calidad de vida de los ciudadanos.

emite en su lugar un sonido artificial, pues por motivos de seguridad vial la Unión Europea obliga a ello desde este año para que se pueda alertar a los peatones de la presencia del vehículo. Pero no esperéis el rugido enlatado de un motor convencional; de acuerdo a los vídeos de Citroën, se trata de un agradable y casi musical zumbido.

Vehículo compartido para la movilidad del futuro

Ami One 03

El Citroën Ami One es también un vehículo conectado, lo que le mantiene comunicado permanentemente con la Smart City del futuro. Ello le permite guiarnos hasta el punto de recarga más próximo o avisarnos de posibles retenciones en nuestra ruta, entre otras cosas. Para esta conectividad, el Ami One se vale de nuestro smartphone, que hace las funciones de ordenador de a bordo.

Lo colocamos sobre la columna de dirección y mientras se carga por inducción se proyecta su pantalla hacia arriba a modo de head-up display. De hecho, nuestro smartphone hace también las funciones de llave, pues con él leemos los códigos bidi para abrir la puerta y arrancar el vehículo.

Esta forma de funcionar no es casual. El hecho de que el Ami One prescinda de llave y lo hagamos funcionar con nuestro smartphone nos indica que cada uno de nosotros podrá tener una “llave”. Esto es, que podamos compartirlo con otras personas.

Y es que este concept está pensado para servicios de alquiler o de carsharing. Constituirá así un importante eslabón en la movilidad multimodal, una forma de entender el transporte urbano que aprovecha al máximo todas las opciones a nuestro alcance.

Pensado para el carsharing y las nuevas formas de movilidad urbana

Un último apunte: el Citroën Ami One Concept es, a efectos prácticos, un cuadriciclo. Ello quiere decir su velocidad no superará los 45 km/h y ni falta que le hace teniendo en cuenta que es ante todo un vehículo para la ciudad. Pero sobre todo significa que podrían conducirlo los más jóvenes a partir de los 14 años (15 en nuestro país), lo que abre aún más el rango de usuarios potenciales.

Y en cierto modo, el Citroën Ami One está hecho para ellos pues, al fin y al cabo, son los conductores del futuro. Son ellos los que circularán por las silenciosas, limpias y conectadas calles de la Smart City que está por venir.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios