Sigue a Xataka

Smart Evolution

Este año Samsung se ha propuesto llevar sus Smart TV a nuestros hogares. Su estrategia es ambiciosa, múltiples novedades y funcionalidades con las que busca posicionarse ante sus competidores más directos, y también ante quienes tienen potencial para entrar en el mercado.

Ya en el CES pudimos ver la renovación de los televisores de la compañía coreana. Entre las nuevas características que se presentaron fueron lo que Samsung ha definido como Smart Evolution, o lo que es lo mismo: la posibilidad de actualizar el hardware y el firmware de nuestras teles. Ayer, en las oficinas de Samsung, pudimos conocer un poco mejor cómo funcionará.

Smart Evolution, tu televisión al día durante cuatro años

La evolución del hardware en ciertos sectores de la electrónica de consumo es frenética. El mejor ejemplo de ello: los smartphones. Estos cambios acaban provocando incertidumbre ¿es este el mejor momento para comprar cierto gadget? ¿habrá una renovación dentro de poco? La inversión económica no siempre es pequeña y al final queremos tener lo mejor.

Samsung quiere acabar con estas dudas en sus televisores. Por ello, a través de Smart Evolution quiere facilitar la actualización del hardware en los modelos que saldrán este año y en adelante. La idea es que cada año Samsung lanzará una tarjeta (de nombre comercial Evolution Kit), similar en tamaño a una PCMCIA, que actualizará diferentes componentes.

No estamos hablando sólo del procesador, este año por ejemplo la serie 8 vendrá con un doble núcleo, sino también de otros aspectos como por ejemplo puede ser la memoria interna. Ya que además de renovarse el hardware también recibiremos actualizaciones de firmware y aplicaciones del sistema.

Conector Smart Evolution Detalle del conector de las tarjetas Evolution Kit.

El compromiso de Samsung es que quien compre una televisión, ya sea en el 2012 o más adelante, es que ésta esté actualizada durante un plazo de cuatro años. En principio no se ha hablado de que este periodo se pueda extender por lo que se entiende que limitarán el acceso una vez pasado ese tiempo.

De momento Samsung no ha dado un precio indicativo para estar tarjetas por lo que tendremos que esperar al lanzamiento de los nuevos modelos para saber con certeza cuál será la cifra exacta. Más allá del precio la cuestión surge una pregunta muy interesante ¿realmente hay tanto margen para evolucionar?

Tomemos como referencia la gama alta. Un televisor de doble núcleo con potencia suficiente para ejecutar aplicaciones con fluidez más que suficiente. ¿Qué puede cambiar a lo largo de cuatro años para justificar diferentes tarjetas? Más procesador, más almacenamiento… Quizá el lanzamiento de una aplicación disruptiva podría justificarlo pero lo demás, suena complicado.

Además, no tenemos que olvidar que al ser una tarjeta la posibilidad de introducir algunos elementos, como por ejemplo conectores nuevos, se antoja complicado. Tampoco hay que olvidar que otras partes del hardware no se pueden cambiar: la cámara frontal con la que podemos hacer comandos de voz, fotos y reconocimiento de caras y gestos.

La idea de Smart Evolution es muy buena. Quizá haya quienes lo entiendan como una simple excusa para seguir obteniendo beneficios por modelos que llevan unos pocos años en el mercado. De momento, como podéis ver hay muchas incógnitas que se irán resolviendo según se acerquen las nuevas Smart TV.

En Xataka | Samsung cuidará de tu televisor cuando saquen uno mejor

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios