Compartir
Publicidad
Yoga Book: con todos vosotros el gran candidato a mejor producto del IFA 2016
Tablets

Yoga Book: con todos vosotros el gran candidato a mejor producto del IFA 2016

Publicidad
Publicidad

La celebración de IFA 2016 también ha sido muy bien aprovechada por Lenovo para lanzar un gran conjunto de novedades. Entre todas ellas destaca una especialmente singular: se trata del Yoga Book, el tablet 2 en 1 que sorprende por su diseño y características futuristas y que podemos encontrar tanto en versión Android como en versión Windows 10.

No es un tablet al uso en prácticamente ninguna de sus prestaciones, y la interacción con este tablet es especialmente llamativa cuando uno hace uso del nuevo Instant Halo Keyboard, un teclado táctil retroiluminado que no cuenta con teclas físicas, sino que las perfila en el panel secundario del Yoga Book cuando lo necesitamos.

Diseño y especificaciones fantásticas

Lo primero que destaca en el Yoga Book es su diseño compacto y elegante, pero es que además la presencia de ese segundo panel ayuda a convertir a este tablet en el tablet convertible más delgado del mercado según Lenovo. Los 9,6 mm de grosor son sorprendentes, como también lo son sus 690 gramos de peso, que lo hacen muy fácil de llevar a todas partes y mantener sin demasiados apoyos durante sesiones prolongadas.

Lenovo Yoga Book 10

En ese cuerpo tan compacto -en el que volvemos a encontrar la ya conocida bisagra de la familia de equipos Yoga- encontramos una pantalla táctil IPS de 10,1 pulgadas con resolución 1080p, y en su interior un Intel Atom x5-Z8550, 4 GB de memoria RAM y 64 GM de capacidad de almacenamiento que podremos ampliar con otros 128 GB gracias a la ranura microSD:

La batería ofrece una capacidad de 8.500 mAh y una autonomía que puede llegar a las 15 horas (13 en el modelo con Windows 10), y además contamos con una ranura para tarjetas nanoSIM que ofrece conectividad a redes LTE.

Lenovo Yoga Book 5

Ese diseño tiene otro elemento diferencial curioso: el Yoga Book está disponible tanto con Android 6.0.1 -lástima, de momento nada de Android 7.0 Nougat- como con Windows 10, y según la opción que elijamos tendremos también ciertos colores a nuestra disposición: en Android, gris y dorado. En Windows, color negro.

Lenovo también ha hecho algunas modificaciones en la versión con Android, ya que la interfaz de usuario permite ejecutar varias aplicaciones al mismo tiempo pero hacerlo de forma que múltiples ventanas de esas aplicaciones puedan ser mantenidas en pantalla, maximizadas o minimizadas para dar a Android ciertas características similares a las de un entorno de ventanas tradicional como el de Windows 10.

El equipo cuenta además con una cámara posterior de 8 Mpíxeles con autoenfoque, mientras que la frontal es de 2 Mpíxeles. No parece que en este apartado las prestaciones vayan a ser demasiado destacadas, pero es que no le hace falta porque la magia está en su Instant Halo Keyboard y en su stylus, llamado Real-Pen.

Con ese teclado te apetecerá escribir más que nunca

Hasta ahora la norma en tablets convertibles había sido la inclusión de fundas con teclado físico integrado, pero en Lenovo le han dado la vuelta a la tortilla con un segundo panel que sirve como tapa de la pantalla pero que también sirve como un singular panel auxiliar para la introducción de texto en dos variantes.

Lenovo Yoga Book 13

La primera de ellas, el Intant Halo Keyboard, es un sistema que convierte ese panel en un teclado táctil integrado en esa superficie de cristal. Aunque no hay teclas físicas el software del tablet "aprende y se adapta" a la forma de teclear del usuario, optimizando la precisión y permitiendo que nuestra mecanografía sea cada vez más rápida y eficiente.

El efecto es desde luego sorprendente, porque cuando activamos el teclado desde la pantalla hacemos que se active esa formación de la disposición de las teclas sobre ese panel táctil. Habrá que ver cómo se comporta en la práctica, y aunque es difícil que la experiencia de mecanografía pueda ser tan rápida como en un teclado físico convencional, el efecto es desde luego deslumbrante.

Lenovo Yoga Book 16

En segundo lugar tenemos el stylus, que ayudado con ese panel auxiliar permite convertirlo en un stylus "de uso doble". Aquí se emula el formato de toma de notas tradicional de papel y bolígrafo, y mientras escribimos o dibujamos en ese panel el resultado se refleja en la pantalla del Yoga Book, muy al estilo de las tabletas gráficas.

Wacom, uno de los grandes referentes en este segmento, es de hecho parte fundamental de este desarrollo, y han hecho uso de una capa de resonancia electromagnética en ese panel que habilita la digitalización en tiempo real de esos trazos. La idea, afirman en Lenovo, es la de recrear la sensación de dibujar o escribir sobre papel con la textura de ese panel en lugar de hacerlo directamente en pantalla, algo que cuidado, podremos seguir haciendo cuando nos apetezca.

Lenovo Yoga Book 9

El stylus cuenta con 2.048 niveles de presión y un ángulo de detección de 100 grados, pero además no es necesario recargarlo -toma nota, Apple- porque lo único que habrá que cambiar de vez en cuando son las puntas, como en un bolígrafo convencional.

Lenovo Yoga Book: precio y disponibilidad

Los nuevos Lenovo Yoga Book tendrán un precio de partida de 499 euros para la versión Android y de 599 euros para la versión con Windows 10. El precio y la disponibilidad, eso sí, variará entre los distintos países.

Lenovo Yoga Book 19

Estos productos estarán disponibles a nivel global este mes de septiembre, y a buen seguro llamarán la atención de muchos usuarios. Queda comprobar cómo se comporta realmente, pero nos encontramos sin duda ante uno de los productos más originales de IFA 2016... y de los últimos tiempos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos