Compartir
Publicidad
¿Está pasando con la descarga automática de macOS Sierra lo mismo que con Microsoft y Windows 10?
Servicios

¿Está pasando con la descarga automática de macOS Sierra lo mismo que con Microsoft y Windows 10?

Publicidad
Publicidad

Ayer aparecía la noticia de que Apple había activado la descarga automática de macOS Sierra entre los usuarios de equipos de la firma, y esto hizo que se reabriese el debate sobre si esa decisión era la misma que Microsoft había realizado hace unos meses con Windows 10.

Lo cierto es que hay diferencias importantes entre ambos tipos de estrategia, y aunque la de Apple parece algo más "agresiva" de lo normal la empresa no fuerza a los usuarios a instalar el sistema, algo que Microsoft sí intentó de diversos modos con Windows 10.

Descarga automática no es instalación automática

Como explicaban nuestros compañeros de Applesfera, esa descarga está condicionada a diversos factores. En primer lugar esa descarga se realizará para equipos con OS X 10.11.5 o superior, y en esos casos solo se producirá si el usuario tiene activadas las actualizaciones automáticas activadas.

Win10

La descarga tampoco se producirá de forma automática si no hay espacio suficiente para almacenar el archivo, y en caso de producirse una notificación nos avisará de que el fichero de instalación está disponible (en la carpeta de Aplicaciones) y podemos proceder a la instalación si queremos, o no hacer nada.

Podremos borrar el fichero si necesitamos más espacio, pero el sistema operativo también lo hará si detecta que nos estamos quedando sin espacio disponible para la actividad normal.

Apple es más respetuosa con el usuario que Microsoft

La descarga automática es por tanto más respetuosa con el usuario y en los Ajustes del sistema es posible seleccionar si queremos que las nuevas actualizaciones se descarguen en segundo plano y qué tipo de actualizaciones queremos instalar automáticamente.

Actualizaciones

Ese control es más potente que el que ofrecía Microsoft, cuya descarga automática de Windows 10 continuaba con la instalación automática del sistema operativo sin que el usuario pudiera hacer mucho por evitarlo.

De hecho la caja de diálogo de Windows 10 cambió y eso obligaba a los usuarios a deshabilitar esa instalación, que era la opción por defecto. En Redmond incluso llegaron a plantear una alternativa aún más curiosa: Microsoft programaba la instalación automática de Windows 10 en una fecha determinada, y cambiar esa fecha o deshabilitar la opción no era del todo sencillo para los usaurios.

Las quejas, no obstante, existen

En macOS Sierra se hace lo contrario: Es el usuario el que tiene que confirmar la instalación tras la descarga automática. Ese control manual de las opciones en los Ajustes hace que los usuarios que no estén interesados en la actualización puedan desactivar esas descargas en segundo plano.

Sierra

Hay quejas, no obstante: algunos usuarios indican que una cosa es descargar e instalar automáticamente actualizaciones de seguridad y otra muy distinta hacerla con una versión completa del sistema operativo, algo que conlleva mucho más espacio en disco y una descarga más amplia. Según la conexión que tengamos, eso podría llegar a ser un problema.

No solo eso: no queda claro si esa descarga en segundo plano se produce cuando conectamos el equipo basado en OS X a una conexión de datos móviles. ¿Consumirá en ese caso la cuota de datos esa descarga automática sin que nos demos cuenta? En las páginas oficiales de soporte de Apple no aclaran esta circunstancia, algo que hace pensar en que efectivamente esa es una posibilidad. Si tenéis activadas las descargas en segundo plano y usáis mucho el tethering en vuestros equipos, cuidado con esto.

En Xataka | Éstas son las principales novedades de Windows 10 Anniversary Update

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos