Sigue a

Iniciativa 2045

A comienzos de este año, un multimillonario ruso llamado Dimitry Itskov aseguró públicamente su intención de dedicar sus recursos a lograr nada más y nada menos que la inmortalidad, y además conseguirlo para el año 2045, porque la cosa no tiene gracia si no puedes disfrutarla.

Por supuesto, nadie le dio mucho crédito, pero la declaración de este magnate iba totalmente en serio. Tanto es así que Itskov ha enviado una carta a los miembros de la lista Forbes, las 1.266 personas más acaudaladas del planeta, invitándoles a unirse a lo que el llama: ‘La iniciativa 2045’.

El multimillonario asegura haber reclutado a 30 científicos que ya han empezado a estudiar cómo lograr la meta del proyecto. También abrirá una oficina en San Francisco con el fin de informar sobre los progresos de su plan.

¿Y cuál es este plan? Pues el fín último consiste en descargar el contenido de nuestro cerebro en una red de datos para, literalmente, convertirnos en software cuya representación podría ser holográfica.

Si esto os parece escalofriante, los pasos intermedios os van a encantar. Para 2020, Itskov pretende haber logrado crear una copia robótica de un ser humano que pueda ser controlado directamente mediante un interfaz BCI (Brain Computer Interface).

Para 2025, la iniciativa espera poder extirpar un cerebro humano y mantenerlo vivo, conectándolo directamente al avatar robótico que, para ese entonces, ya se habrá mejorado.

Iniciativa 2045

Llegamos a 2035. El proyecto de Itskov pretende para ese entonces haber encontrado una manera de descargar el contenido de una mente humana en un cerebro artificial por el que la persona pasaría a ser completamente inmortal como máquina. El último paso es, literalmente, desprenderse del cuerpo físico y convertirse en energía (un holograma).

Uno casi diría que Itskov se tomó demasiado en serio ‘Ghost in the Shell’ de Masamune Shirow. A los que nos estamos en la lista Forbes nos toca sentarnos con un bol de palomitas y a ver hasta donde llegan el bueno de Itskov y sus amigos multimillonarios. Aunque el objetivo parezca delirante, no está de más que alguien invierta en i+d, para variar.

Vía | Popsci
Más información | 2045

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios