El usuario para el que el tablet "basta" existe, y va a seguir creciendo

Síguenos

Surface RT en uso

Tiene uno la teoría de que la gente suele ser bastante racional a la hora de comprar tecnología, incluso cuando no se esfuerza en ello. Por eso casi siempre me siento incómodo ante las interpretaciones de que “está engañada por el marketing de tal o cual compañía”; aceptando que la comunicación, la visibilidad y el marketing influyen, intento evitar consideraciones que finalicen en algo tipo “sólo los que opinan como yo saben del tema y son independientes”.

Esto lo comento al hilo de que el descenso de la venta del PC y su aceleración nos van a devolver a un lugar común en Xataka: la vieja guardia que ha crecido y durante décadas utilizado un ordenador personal sigue mirando con incomprensión – cuando no por encima del hombro – a los compradores de tablets con sistema operativo procedente del móvil por gastar dinero en dispositivos que no pueden hacer un montón de cosas.

logitech Tablet

El caso es que la realidad suele ser bastante compleja y diversa. La gran mayoría de usuarios de tablet no ha sustituido por completo el ordenador personal por el nuevo cacharro, sino que ahora tiene un nuevo dispositivo que utiliza según el contexto y la necesidad del momento. Ese perfil es una amenaza para el mercado del PC – renovará portátil o sobremesa con menos frecuencia porque gasta en el tablet y el ordenador es menos prioritario al usarlo menos – pero quien de verdad es el “coco” es quien se ha desplazado por completo.

Quien decide que sólo con un tablet le basta y no necesita un ordenador personal más y, por tanto, descarta la adquisición de portátil y sobremesa. Esa es la verdadera amenaza de la industria del PC y parte de la justificación de que todas las grandes marcas en ese entorno hayan girado a donde está el crecimiento y el gran negocio: el móvil y la tablet.

Maximizar mi caso de uso preferido o estar preparado para el mayor número de ellos

Intentando tener un enfoque racional para este tipo de compras mi impresión es que ahora mismo los consumidores se debaten entre dos enfoques. Quienes tienen tablet y portátil a veces se encuentran frente al mismo dilema cuando les toca viajar o salen de día de trabajo con cierta incertidumbre. Si llevo el ordenador personal podré afrontar cualquier contratiempo, desde meter datos vía USB hasta escribir con más productividad, pasando por ejecutar todo tipo de aplicaciones.

Si opto por el tablet habrá unos casos de uso que haré mejor (leer y consumir contenidos) y en los que haya empate (pienso en ver una película o echar un ojo a blogs, prensa y redes sociales) lo haré con un equipo más ligero y autónomo, más portátil y que no se calienta tanto.

El tema es, por tanto, si lo que decido es maximizar un patrón de uso o tener un dispositivo multipropósito. Mi impresión y apuesta es que hay un perfil de usuario cada vez mayor que hace un uso basado en leer webs y libros, ver vídeos, gestionar el correo y redes sociales, con algún juego o aplicación más… y para los que el tablet se presenta como un dispositivo no sólo más ligero y autónomo sino también más amigable y accesible.

Xperia Tablet Z en lectura

Si el 90% del tiempo este usuario se dedica a esas tareas, es más que probable que vaya optando por priorizar y utilizar más su tablet, hasta el punto de descartar renovar el ordenador al que sólo echa mano en un porcentaje cada vez menor de ocasiones.

La otra opción es que tengamos otro patrón de uso – de hecho pienso que la mayoría del público de Xataka tiene un perfil bastante diferente – o que nuestra actitud sea de que queremos tener una máquina que nos permita el mayor número de casos de uso y no maximizar algunos de ellos. Ambas posturas van a convivir, pero desde luego no creo que una sea más racional que la otra.

Las alternativas en el mercado y el administrador del tablet

Todo esto nos lleva a las distintas estrategias que se han puesto en el mercado. Por un lado tenemos la opción de Apple que está fuertemente vinculada a separar tablet de ordenador, con sistemas diferentes que encajan la visión de perfiles y contextos diferenciados para cada máquina. El caso de los tablets Android es similar, el sistema móvil por su propia naturaleza pone limitaciones a las capacidades frente a los sistemas pensados para ordenadores personales, aunque en este punto hay menos “de opción” en tanto en cuanto no tienen un sistema completo que pudiese cambiar esa estrategia (no, no cuento todavía Chrome Os).

Prime

Por último tenemos la opción de Microsoft que tanto hemos analizado por aquí. Por no repetirme, me sigue pareciendo de lo más interesante que ha pasado en tecnología en los últimos años, pero necesita de más claridad y de algunos ajustes en los equipos: a los que se basan en Atom les falta un punto de potencia, a los basados en Intel de autonomía y los RT / ARM… aplicaciones y ecosistema.

Adicionalmente intentaría no quedarme con la foto fija en el momento actual. Cada vez los tablets con sistema operativo de móvil (iPad, los Android) serán capaces de ofrecernos más potencia y capacidad, a la vez que los equipos con Windows 8 irán puliendo esas asignaturas que les quedan pendientes… incluso evolucionando tanto como empezar a pensar que la división entre Pc y tablet dejará de tener sentido.

Surface RT

Lo que parece que no va a cambiar es el enfoque de algunas plataformas para el tablet, basadas en que, “para facilitar la experiencia”, el usuario deja de ser administrador del equipo y tiene limitado qué puede hacer e instalar, algo que controla el proveedor. Hablo de Apple con iPad o de la propia Microsoft con Windows RT. Este punto si me parece preocupante, precisamente porque estoy convencido de que el perfil al que basta un tablet existe y va a seguir creciendo, perdiendo algo en el camino algo del mundo del PC invaluable: ser dueños de nuestras máquinas y poder hacer con ellas lo que queramos.

Ese sí es, para mi, el debate sobre el que poner y debatir razones. Que haya mucha gente que ya no ve valor en el “factor forma” del portátil y quieran tener sólo un tablet no sólo me parece normal, sino en muchas ocasiones, de lo más sensato.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios