Dos en uno, el futuro de los portátiles está en tocar la pantalla

Sigue a Xataka

ativ q

La evolución de la tecnología es constante. Vemos innovaciones de todo tipo, algunas llegan para quedarse, otras para abrir el camino a otros dispositivos en el futuro y finalmente los que terminan teniendo un paso discreto aunque originalmente prometían ser un hito en el sector.

En este cambio perpetuo, o líquido que diría Bauman, los ordenadores han ido transformándose. En el caso de los portátiles, transformándose para ser cada vez más delgados y ligeros, ultrabooks, y ahora afrontando un nuevo reto para sobrevivir: competir con los dispositivos táctiles.

Las pantallas capacitivas, ya no hay vuelta atrás

Cuando empezaron a aparecer las primeras pantallas táctiles, las que llegaron a nuestras manos de las PDAs entre otros, vimos que la experiencia era bastante tosca. No funcionaban bien y el nivel de precisión cumplía con la tecnología de la época, ahora nos parece algo prehistórico.

PDA de Fujitsu-Siemens

Todo cambió cuando empezaron a llegar las pantallas capacitivas. Por fin utilizar un dispositivo táctil no era frustrante. Esto provocó entre otros motivos, que los smartphones se empezaran a popularizar. Utilizar gestos naturales como deslizar los dedos o “pellizcar” la pantalla hicieron que nos olvidáramos de los inputs mecánicos.

De pronto, utilizar pantallas táctiles se convirtió en algo natural. Daba igual si éramos adultos o niños pequeños, todos podían controlar fácilmente una interfaz adaptada a usar con los dedos y no con teclado y ratón. Los smartphones y los tablets comenzaron a popularizarse.

Este auge, empezó a preocupar a algunos fabricantes. Si bien es cierto que algunos ya habían experimentado con interfaces táctiles y dispositivos híbridos (como aquel convertible de HP) no habían alcanzado el éxito que terminales como el iPhone, el Samsung Galaxy S o el iPad.

Algunos empezaron a mover ficha, especialmente con la salida de Windows 8 que, por fin, introdujo gestos táctiles de forma bastante intuitiva. De hecho, fue el lanzamiento de esta versión del sistema operativo que volvió a introducir con más fuerza que nunca el concepto de los equipos dos en uno.

Argumentos a favor: es una evolución natural

Si apelamos a la evolución en las pantallas táctiles, resulta lógico que los portátiles acaben integrando eventualmente esta tecnología. Nos hemos acostumbrado a tocar. Resulta curioso cuando vemos un portátil con Windows 8, no tiene pantalla táctil y lanzamos nuestro dedo índice para ver si funciona.

Lenovo IdeaPad Yoga 11

Tocar es algo natural y aunque no es útil para todo tipo de aplicaciones, para los casos en los que lo es supone un gran avance respecto a las interfaces que había antes. Si ponemos en la balanza cuántas aplicaciones podríamos usar y cuáles no con los dedos, quizá ganen las segundas pero merece la pena tener esta tecnología para unas pocas.

Por otro lado, dentro del concepto de dos en uno, tenemos el hecho de poder convertir un portátil en un tablet. Giramos la pantalla, plegamos el portátil, le damos la vuelta a la funda… Cada fabricante apuesta por una forma diferente para tener lo mejor de los dos mundos en el mismo gadget.

De momento todas las propuestas han girado alrededor de Android y Windows 8, especialmente en este último donde se ha querido hacer hincapié en el hecho de que se puede tener la parte de entretenimiento y la de productividad, a través de Office entre otros. Algo que por ejemplo Android no puede ofrecer algo similar a día de hoy, aunque hay alternativas parecidas.

Los fabricantes se muestran optimistas, como se puede deducir por el número de dos en uno que hay ahora mismo en el mercado y los que están por llegar. La oferta es bastante amplia y el abanico de variaciones y posibilidades es bastante amplio. Veamos ahora la situación desde otro punto de vista.

Argumentos en contra: la convergencia no es siempre la solución

Una de las tendencias de los dispositivos móviles, en todos sus tamaños, ha sido la de converger. Introducir cada vez más y más funciones para que al final sólo tengamos un sólo dispositivo capaz de hacer todo. Sin embargo, como se suele decir: maestro de nada, aprendiz de todo.

ASUS padfone 2 analisis portada

En este contexto, hemos visto gadgets y fórmulas de todo tipo: smartphones con cámaras incrustadas, tablets de todas las dimensiones posibles… Desde luego que a los fabricantes no les faltan ideas para sacar dispositivos pero tener todo en un mismo dispositivo no siempre es una solución.

Por eso, quizá tener tablet y portátil en el mismo dispositivo no es una buena solución. Desde luego que puede ser más asequible que tener un portátil y un tablet pero no siempre puede ser la mejor opción: por tamaño, peso, por la comodidad, por algunos detalles como por ejemplo tener tarjeta SIM en el tablet…

Por otro lado, la disparidad en las formas de los fabricantes produce un poco de rechazo. Es cierto que cada uno apuesta por un tipo de forma de integrar portátil y tablet en el mismo dispositivo pero a veces tanta variedad puede causar confusión y caos. No hay ningún estándar para definir a los dos en uno.

La innovación es buena pero la sensación que da el sector es que cada uno está haciendo la guerra por su cuenta para considerar su sistema como el definitivo. De momento parece que ninguno gana con claridad y veremos si en los próximos meses alguno logra posicionarse frente al resto.

Perspectivas a medio plazo

Más allá del posicionamiento en una opinión o en otra, o en ninguna de las dos, los fabricantes –como no podía ser de otro modo- se muestran bastante positivos al respecto de este tipo de equipos. Hablamos de Windows 8 y Android. Apple de momento pasa de este concepto.

ASUS Taichi

Intel, sin ir más lejos, mostró su entusiasmo hace una semana en San Francisco cuando uno de sus representantes nos arrojaba algunos datos: el 58% de los consumidores quieren comprar un equipo dos en uno. Las previsiones de venta para navidades aumentarán diez veces respecto a las cifras actuales.

Si bien es cierto que estos datos son bastante optimistas, también hay que criticar un poco a Intel por no ser del todo precisa con esta información. ¿Qué 58% de los consumidores? ¿Los que van a comprar un portátil? ¿Los que no tienen un tablet todavía?

Lo mismo para las previsiones. De acuerdo, van a aumentar diez veces pero no dicen respecto al total que hay ahora. No es lo mismo diez veces diez que diez veces mil. Veremos cómo evoluciona el mercado, los dispositivos ya están ahí y ahora somos los usuarios los que nos tenemos que dejar seducir, o no, por sus encantos.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

28 comentarios