Sigue a

Nest

Termostatos, cajas color crema con una rueda de temperatura desvencijada que casi parecen extraidas de una mala película de los 70. Por algún motivo, nadie se había dedicado a modernizar ese pequeño accesorio que tenemos en casi todas las casa, hasta ahora. Lo que veis en la imagen se llama Nest y es una genial pieza de ingeniería que deja cualquier termostato actual (sea moderno o de los de ruedita) a la altura del betún.

Nest ha sido creado por ex ingenieros de Apple que montaron su propia compañía. El dispositivo tiene el tamaño aproximado de un dónut, una pantalla LCD en la que muestra toda la información y conectividad WiFi.

Uno de los grandes aciertos de Nest es que se instala de manera muy sencilla y con los mismos cables que cualquier termostato estándar que tengamos en casa. El propio dispositivo nos guía en le proceso de instalación que, según sus creadores, puede hacerse en 5 minutos.

Nest

Nest no tiene botones. En su lugar, toda la rueda metálica que lo rodea es un sistema de scroll y la propia pantalla se presiona para elegir cada opción. El sistema, en contra de lo que podría parecer, es cómodo y muy intuitivo.

Nest

Otra de las cualidades de este termostato venido del futuro es que es inteligente. Aprende de cuando lo encendemos y a qué temperaturas hasta que, en el plazo de una semana, se autoregula para darnos nuestra temperatura favorita por sí sólo y ahorrar toda la energía posible.

Por si esto fuera poco, su conexión a internet hace que podamos controlarlo desde una aplicación web, o desde sendas aplicaciones para IOS y Android. Nest está ya a la venta a un precio de 249 dólares y puede comprarse por internet desde Estados Unidos. A continuación os dejamos con un pequeño vídeo sobre su manejo. A nosotros ya nos ha conquistado.

Más información | Nest

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios