Microsoft se organiza para tratar de ser más eficiente

Sigue a Xataka

Microsoft

No os asustéis. Ballmer sigue de CEO. No hay cambios directivos en lo más alto de la jerarquía de Redmond, pero sí una reestructuración general que afecta a las cinco divisiones de negocio de Microsoft, que desaparecen como tales para adaptarse a un nuevo esquema.

En esa nueva jerarquía existirán cuatro unidades distintas: Sistemas Operativos, Aplicaciones y Servicios, Cloud y Empresa, y Dispositivos y Estudios (de desarrollo). Todas ellas estarán dirigidas por directivos ya veteranos de la empresa, con alguna estrella especialmente en auge.


  • En primer lugar, el responsable hasta ahora de Windows Phone, Terry Myerson, se encargará de dirigir la división de Sistemas Operativos, en la cual se engloban tanto las distintas versiones de Windows como el SO (que no hardware)de Xbox.

  • Julie Larson-Green es precisamente una de las grandes protagonistas de la reestructuración. La hasta no hace mucho protegida de Steven Sinofsky ha subido de forma impresionante en el escalafón de Microsoft en los últimos meses, y ahora se ha convertido en la responsable de la división de Dispositivos y Servicios. En esa división se gestionan temas como Surface, la Xbox, los ratones, teclados, juegos y entrenimiento.

  • Satya Nadella se encargará de liderar el área de Cloud y Empresa, en el que entre otras cosas será responsable de Windows Server, SQL Server, Visual Studio y, por supuesto, Azure.

  • Qi Lu, que hasta ahora se encargaba de la división de servicios online, es ahora el encargado de impulsar soluciones como Bing, MSN, Office 365, Skype o Dynamics CRM y ERP.

En dicha reorganización se han tomado en cuenta algunas bajas relevantes como las de Don Mattrick, que como se sabe desde hace días se convertirá en el CEO de Zynga. Kurt Delbene —presidente de la división de negocios hasta ahora— dejará la empresa, mientras que otro de los legendarios, Craig Mundie, se pondrá a trabajar en un “proyecto especial” para Ballmer hasta finales de año, para luego convertirse en consultor hasta que acabe 2014.

Esta reorganización tiene el objetivo de hacer que Microsoft sea algo más ágil y más adaptable. Teóricamente la empresa de Redmond podrá lanzar nuevo hardware, software y servicios de una forma más rápida, y pronto comprobaremos si esos cambios tienen el efecto esperado.

Vía | ZDNet | CNET
Más información | Microsoft

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios