Sigue a

Google Glass

Google Glass tiene mucho que demostrarnos, aunque las escasas tomas de contacto cuentan cosas muy positivas, la mayoría de los mortales no hemos visto más allá de los vídeos conceptuales y la publicidad que la empresa del buscador comparte con nosotros.

Una parte vital en el desarrollo de Google Glass la encontramos en el ecosistema que se está construyendo alrededor de él. Estoy seguro de que Google sabrá sacarle partido al invento, pero es necesario que lleguen creadores de aplicaciones que sepan sacarle más jugo.

Un primer caso lo encontramos en InSight, una aplicación que la Universidad de Duke está desarrollando junto a la propia Google. Con ella trabajan en un sistema de reconocimiento de personas basado en la ropa que llevan puesta.

Nos lo venden como una utilidad complementaria al reconocimiento de rostros, pero independiente de su proyecto, ya que la idea pasa por encontrar a una persona entre un grupo importante, no necesariamente cercana a nuestra posición.

Glass

Ejemplo, llegas a una fiesta, haces un barrido por el local y el software intenta identificar a las personas, superponiendo sus nombres en pantalla. No vamos a entrar a valorar la privacidad en el proyecto, que daría mucho de que hablar, nos quedamos con el avance tecnológico que nos proponen.

Para que el sistema funcione debe tener reconocida y relacionada la ropa con sus dueños, y lógicamente no siempre van a ir vestidos de la misma forma, u otra persona puede ir vestida como ellos. El base de datos para el reconocimiento, bautizada como fashion fingerprint, guarda patrones, como las texturas y colores de las ropas, o los complementos de una persona.

Desgraciadamente no han compartido material con el que nos podamos hacer una mejor idea de su funcionamiento, pero ha sido mostrado en una conferencia de tecnología la semana pasada. En las pruebas identificaron a 15 voluntarios con una tasa de acierto del 93%.

Vía | News Scientist

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

28 comentarios