Sigue a

El gran colisionador de hadrones por dentro

La búsqueda sin descanso del escurridizo bosón de Higgs ha agotado al Gran Colisionador de Hadrones. Todo el mundo pendiente de esta gran obra de ingeniería del ser humano y ya tiene que ser revisado.

En estos dos años que estará parado los técnicos revisarán todas sus piezas, aunque el objetivo principal es conseguir que el funcionamiento del LHC pueda realizarse a mayor energía, pues se ha detectado que ahora mismo no trabaja a la prometida de 14 TeV (teraelectronvoltios) sino a poco más de la mitad.

El motivo serían unos componentes defectuosos en los módulos que proporcionan la energía por lo que con la parada técnica se aprovechará para renovarlos y que el Gran Colisionador de Hadrones pueda ofrecer 7 teraelectonvoltios de energía por haz.

Si todo sigue los planes marcados, para 2015 el CERN podrá seguir con las colisiones a la máxima capacidad del colisionador.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios