Compartir
Publicidad

Bienvenidos a The Void: la diferencia entre ver la realidad virtual y vivirla

Bienvenidos a The Void: la diferencia entre ver la realidad virtual y vivirla
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque no es un avance nuevo, ahora estamos experimentando un auge del mundo de la Realidad Virtual gracias a dispositivos y aplicaciones que nos permiten vivir, desde el salón de nuestra casa, realidades paralelas a medida.

Ponernos unas gafas de Realidad Virtual de alta tecnología que detectan nuestro movimiento es lo más cerca que podemos estar de esta sensación ahora mismo. A pesar de su supuesta inmersividad, estas técnicas no son suficientes a la hora de aportar una sensación más completa: la sensación de estar allí de verdad. The Void pretende cambiar definitivamente la Realidad Virtual tal y como la entendemos, pretende establecer el futuro del entretenimiento.

El futuro del entretenimiento

The Void es una nueva oportunidad de aprovechar la tecnología existente para ofrecernos sensaciones nuevas en el mundo de la Realidad Virtual. Si hubiese que definirlo de forma rápida, diríamos que The Void es un parque temático enorme enfocado en la realidad virtual en el mundo real. Pero es mucho más que eso en el fondo.

Tracy Hickman y Ken Bretschneider, que aparecen en el vídeo que podemos ver aquí, son dos de los responsables de este proyecto, y ellos mismos nos aclaran cuales son las aplicaciones y funcionamiento de The Void, además de su futuro prometedor.

El problema de la Realidad Virtual actual

Void2

Una de las ausencias más notables en la realidad virtual es la sensación real de estar allí mismo. Unas gafas con tecnología avanzada ayudan, pero no complementan todas las sensaciones que puede sentir una persona en un entorno real.

Históricamente, las compañías han pensado que, con la sensación de tridimensionalidad ya se podía conseguir una experiencia de realidad virtual realista, pero esto no es correcto. Por mucho que un usuario vea un entorno ante sí de forma tridimensional, no implica que se sienta dentro del mismo sin los estímulos básicos necesarios. También se han usado cabinas, visores, entornos sofisticados con proyecciones, mandos y otros muchos elementos.

Diferenciamos la realidad virtual existente como inmersiva, si usamos estos dispositivos, o no inmersiva, si solo usamos, por ejemplo, un ordenador con su ratón y teclado. A pesar de ello, una experiencia puntual y físicamente limitada en el espacio como la que ofrece la Realidad Virtual actual no permite a los usuarios adentrarse en un mundo virtual totalmente, no es posible crear un buen vínculo entre el usuario y el entorno, al menos no como cabría esperar. Quizás ese sea el peor fallo que ha venido arrastrando a lo largo de los años.

Experimentar la quinta dimensión

Void3

The Void es una propuesta innovadora y realmente fuerte dentro del mundo de la Realidad Virtual. Es el esfuerzo de tres compañías para brindar una sensación de vivir realmente una experiencia, no simplemente verla con nuestros ojos.

Se puede viajar a cualquier lugar que queramos, al futuro, al pasado, a otros planetas, a otras dimensiones. Difuminar la línea que separa “realidad” de “virtual” es el objetivo de The Void.

The Void permite, no solo vivir una experiencia de situarte en un mundo virtual, sino una experiencia de un mundo virtual viva, sin límites, algo que hasta ahora no se había pensado ni proyectado con claridad en la práctica.

En The Void no te limitarás a ver, aquí puedes andar, tocar una pared, e incluso notar la lluvia. Es la magia de combinar la realidad virtual con un decorado real y con elementos reales que complementan y potencian la experiencia.

Matrix como inspiración

Void5

La película Matrix es una de las grandes culpables del gérmen de The Void: La idea es poder encajar dos mundos: el mundo virtual y el mundo real. Pero estos mundos no tienen por qué ser iguales. Es algo que Tracy Hickman explica perfectamente en el vídeo del principio de este artículo usando dos cajas.

Un espacio virtual enorme puede caber dentro de un espacio real más limitado. Lo importante está en la forma de llevar a cabo esa ilusión: podremos visitar lugares virtual de dimensiones colosales o enfrentarnos a monstruos gigantes estando en un lugar físico bastante más reducido, pero experimentando la sensación de estar en el lugar virtual sin notarlo.

Un funcionamiento elaborado

Void1

Podría pensarse que el funcionamiento de The Void es como el de un lasertag elaborado, es decir, una zona recreativa en la que se interactúa con gafas de Realidad Virtual, pero no es exactamente eso, es bastante más que eso.

Se necesitan unas gafas, unos guantes, un traje especial y dispositivos concretos, como puede ser un arma. Pero la diferencia clave viene en la forma de funcionar: se escoge la experiencia a vivir en el entorno existente y se interactúa con el entorno sin ningún tipo de transición: el mundo virtual funcionará como un mundo real.

Todo es tan fluido en The Void como lo puede ser en nuestra propia realidad: si te asomas a una esquina de un pasillo y ves cómo te atacan, visualizarás lo que ocurra ahí de la misma forma que lo visualizarías una esquina real. Ken Bretschneider lo explica claramente en el vídeo que encabeza este artículo.

Voidequip

El equipamento para experimentar The Void es tan sofisticado que se está construyendo desde cero para que la inmersión sea total, distinta a lo visto hasta la fecha en un sistema de Realidad Virtual actual.

En The Void tomarás decisiones, no te limitarás simplemente a ver lo que sucede o a experimentar un suceso interactivo predefinido, no, irás hacia la dirección que tú mismo decidas ir en ese momento.

Podrás usar elementos del entorno preparados para que la inmersión sea más realista: podrás subir o bajar de planta en un ascensor sin moverte del mismo lugar, montarte en un avión e incluso tocar una pared de piedra para desbloquear un tesoro oculto.

Evolución enfocada hacia otros campos

Void4

The Void no es un mero entretenimiento lúdico, sus posibilidades le hacen apuntar hacia campos muy distintos al del entretenimiento. Por ejemplo, The Void es perfecto para usarse en simulaciones militares. Traspasar la frontera del entretenimiento para jóvenes.

Se podrán recrear entornos realistas gracias a la evolución de los procesadores gráficos, que permitirán lograr una mayor sensación de realismo en el futuro.

Un mismo entorno físico de The Void se podrá usar con distintos fines en un mismo día: por ejemplo, durante el día podrá ser usado por los niños de forma educativa, pero, a otros horarios, podría usarse como entretenimiento, no necesariamente de forma lúdica, sino como un lugar de exploración en grupo, ya que su faceta experimental puede dar mucho juego en este aspecto.

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos