Sigue a Xataka

Nokia X

No recuerdo tanta expectación con un teléfono sin especificaciones espectaculares, ni herencia de grandes series. Todo lo contrario, el Nokia X es un teléfono sencillo, ideado para ser asequible y llegar al máximo número de bolsillos. Claramente el interés está en su particular sistema operativo, que no casa con el hecho de que Microsoft sea el capitán de este barco.

Si habéis estado siguiendo las filtraciones y noticias que hemos estado lanzando sobre él, desde cuando era llamado Normandy, conoceréis muchas de sus características, pero es momento para ponerlas en orden, una vez confirmadas. Lo que no sabíamos es que iba a haber tres tres teléfonos, empezamos por el Nokia X:

Android en un teléfono Nokia, una marca de Microsoft

El pequeño Nokia X estrena un nuevo camino, acompañado de nuevos terminales como el Nokia XL, y supuestamente tendrán que llegar más, pero esa continuación tendrá que ver con cómo sea su comportamiento en el mercado. Además, eso ya es una decisión que estará en manos de Microsoft, más que de la Nokia que todos hemos conocido.

Desde que supimos de su existencia, nadie tuvo claro si estábamos ante una nueva personalización de los Nokia Asha para acercarlos al aspecto Metro de Windows Phone, o si realmente había un fork de Android ahí dentro. Lo que sí entendimos es que llegaba un cambio importante en la gama de acceso de Nokia.

Nokia X

El teléfono es compatible con aplicaciones Android, que se pueden descargar desde la Nokia Store – incluso otras tiendas como Yandex o Amazon, o introducidas por el usuario -, pero no hay relación ninguna con los servicios de Google. Como esperábamos, son Microsoft y Nokia las que nutren de servicios al teléfono: HERE Maps, Nokia MixRadio, Skype, Outlook, y OneDrive.

Supongo que tratándose del sistema operativo de Google, muchos tendréis curiosidad por conocer sobre qué versión está montado. Pues Nokia ha construido su sistema sobre Android 4.1.2 (AOSP). Además de la ausencia de los servicios Google (GMS), tampoco esperéis acceso a la tienda Google Play.

Un Smartphone sencillo con el que llegar a más mercado

El experimento – si me permitís llamarlo así – lo han hecho con algo que se pueda vender con mayor facilidad, no con un terminal de gama alta. Un hardware extendido y contrastado, que puede ser válido para mucha gente en los principals mercados, pero que también puede estar al alcance de compradores en mercados emergentes.

Nokia X

Repasando el hardware interno del equipo se nos pueden venir otros terminales exitosos de la casa, como el Nokia Lumia 520. Con él comparte tamaño de pantalla y características internas: cuatro pulgadas con resolución WVGA y chipset Qualcomm de doble núcleo (Snapdragon S4 8225).

Ellos sabrán cómo de optimizado está el sistema, y qué quieren sacar de él, pero no hubiera estado mal mejorar esos 512MB de RAM. En cuanto a la batería, 1.500mAh nos parece una buena cifra para sus dimensiones. Por si había dudas, estamos ante teléfonos con conectividad 3G.

Otro detalle que nos hace pensar en su destino es el sistema Dual SIM que gusta en mercados emergentes, pero eso es algo que también tienen contemplado en Windows Phone 8.1 (además del soporte a hardware modesto), como nos adelantaron ayer en la presentación de Microsoft.

Dilema: ¿acabar con Asha? o ¿robar mercado a Windows Phone?

Son puntos extraños en la existencia de una nueva plataforma. El paralelismo con el Lumia 520, o el próximo 525 es peligroso, más cuando se ha demostrado que Windows Phone puede estar en la gama de acceso, con garantías. ¿Hacía falta una nueva plataforma en ese nivel?¿Asha no está cumpliendo con lo esperado?

En lo que respecta a su aspecto, pues no estamos ante un nuevo Lumia, pero sí tenemos herencia de materiales – policarbonato mate – y detalles de diseño. Nos parece que en este apartado, como es habitual en Nokia, está a un nivel muy bueno: atractivo, calidad, y colorido.

Terminando con especificaciones, tenemos una cámara de 3 megapíxeles, sin enfoque automático, y 4GB de memoria interna ampliables vía microSD. Las dimensiones completas del Nokia X son 115,5 × 63 × 10,4 milímetros, y pesa 128,66 gramos.

Nokia X+, diferencias

Pocas diferencias entre los dos teléfonos, pero la principal es que cuenta con algo más de memoria RAM, subiendo hasta los 768MB (como el Nokia XL). Incorpora además una tarjeta microSD de 4GB. El diseño y resto de especificaciones son idénticos.

Nokia X, precio y disponibilidad

La nueva familia de teléfonos Android estará en el mercado a comienzos del segundo trimestre, y en concreto el Nokia X lo hará a un precio de 89 euros, antes de impuestos. Sus mercados de salida son Asia Pacífico, Europa, la India, Latinoamérica, Oriente Medio y África.

En cuanto al Nokia X+, el precio sube ligeramente a los 99 euros. Ambos dispositivos estarán disponibles en los siguientes colores: verde brillante, rojo brillante, cían, amarillo, negro y blanco. En la siguiente galería de imágenes los conoceréis mejor:

Ver galería completa » Nokia X (8 fotos)

Más información | Nokia

Deja un comentario

Ordenar por:

38 comentarios