Sigue a Xataka

Nokia-n8-pantalla

Actualización: todo lo que necesitas saber del Nokia N8, características, precio, disponibilidad.

Por fin en nuestras manos el Nokia N8, una versión prototipo muy cercana a la que nos encontraremos en las tiendas a la vuelta del verano. ¿Alguna conclusión rápida? Sí, la combinación Nokia N8 + Symbian^3 mejora bastante la experiencia que los terminales del fabricante finlandés venía ofreciendo (la del N97 sin ir más lejos); pero hay otra también, la actualización del sistema operativo una vez en nuestras manos ha resultado como una especie de llegada de Nokia a 2009.

Más rápido, más optimizado en consumo de recursos y más usable en algunos aspectos, pero ofreciendo una tímida actualización de lo que ha venido siendo siempre Symbian, demasiado poco para un sector que lleva viviendo tres años trepidantes. Pero vayamos por partes, al N8 no lo consideraría un producto fallido como sí creo que han sido los smartphones de gama alta de Nokia desde el N96.

Donde Nokia nunca falla

El hardware. Como viene siendo marca de la casa, el Nokia N8 nos ofrece unas características técnicas sobresalientes. No hay nada que varie sobre las características del N8 anunciadas, pero sí subrayar un aspecto que a veces olvidamos: la cámara es de notable alto, tiene salida HDMI y podemos conectarle un USB para acceder a archivos de una llave o un disco duro y mantiene todas las opciones de conectividad y el sistema de mapas gratis. Para un teléfono de 500 euros (precio libre después de impuestos que se espera ofrecer), no está nada mal por su capacidad de sustituir para usos cotidianos a la cámara compacta, al navegador GPS y hasta al disco duro multimedia.

También llamará la atención el cambio estético, con más elementos metálicos frente a la abundancia de plástico en anteriores terminales de la casa y la buena ejecución del multitouch. Seguro que más de uno valorará la variedad de colores en que se ofrece. Donde quizás es más flojo el Nokia N8 podría ser la pantalla AMOLED y de tipo capacitivo, por debajo de la actual guerra de pantallas que protagonizan Samsung y su Super AMOLED frente a Apple y el “Retina Display”. Quién lo iba a decir, pero esto es una clara señal del nivel del mercado actualmente.

Nokia-n8-6

El software: Symbian^3 en el Nokia N8

Pero si en el hardware Nokia puede presumir de liderazgo, en el software Symbian^3 en el Nokia N8 es un ejemplo de como están sufriendo por el ritmo de innovación de los competidores. Lo que hemos podido probar hubiese sido un excelente sistema en 2008, uno razonable en 2009, pero en 2010 se queda en un “aprobado por los pelos”. Es fluido, es más usable, la experiencia es notablemente mejor que la de sus últimos terminales, pero no presenta ni una sola característica que permita a su dueño sacar el teléfono del bolsillo y enseñar a los demás diciendo “mira de lo que es capaz mi terminal y no el tuyo”.

Donde mejor ha sido la evolución es en la administración de los contenidos multimedia y donde quizás tengan que seguir trabajando – recordemos que la versión que hemos probado todavía no es la definitiva – es en el navegador. A pesar de soportar Flash – no HTML 5 – le falta una mejor lectura de las página a la hora de maquetar el contenido cuando se hace “doble toque”. Quizás haya que darle un voto de confianza a Nokia y esperar a ver el grado de mejora que son capaces de inyectarle de aquí a la salida, en la revisión a fondo del N8 que haremos podremos valorarlo en su justa medida.

¿Para quién es Nokia N8?

Nokia N8 puede funcionar para los usuarios actuales de Nokia que quieran dar el salto al smartphone y no quieran tener que aprender otro sistema. En mi opinión, es un terminal con el que poder adoptar una estrategia defensiva: excelente en hardware, gran cámara, mapas gratis y HDMI de salida con un sistema operativo que es “el de siempre”, pero mejorado hasta hacerlo aceptable en la experiencia de usuario. También tiene posibilidades entre los usuarios para los que las características técnicas sigan siendo la mayor prioridad a la hora de comprar un dispositivo.

Pero el N8 no es ningún caso un teléfono con el que lograr el “efecto Wow” o competir por la reconquista de los usuarios de la gama alta que dejaron en su momento Nokia y optaron por Android o iPhone. Para volver a ver a los finlandeses en esta guerra, me temo, habrá que esperar a ver que son capaces de Hacer con Meego.

Ver galería completa » Nokia N8 (7 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios