Sigue a Xataka

Samsung

Actualización: Patrick Pichette, director financiero en Google comenta que la relación entre Samsung y Google es excelente, positiva para Android

No os vamos a descubrir ninguna situación nueva en la noticia, ya que el hecho de que Samsung tenga monopolizado el sistema operativo Android es una realidad, sólo hay que echar un vistazo a las ventas, y las consecuentes cuotas de mercado.

El problema lo encuentra Google cuando el público tiene demasiado relacionados los dispositivos Galaxy con su sistema operativo. Según informaciones que maneja el Wall Street Journal, Google poco a poco se va sintiendo más molesta con la situación.

El resto de socios fabricantes que trabajan con Google no superan el 10% de la cuota de mercado (Samsung supera el 40%), y es algo que el año pasado ya discutieron en la cúpula de la empresa del buscador, considerando que podría llegar a ser un problema.

Samsung puede pedir más

Samsung pasa a estar en una posición dominante a la hora de negociar con Google, pudiendo exigir más por los ingresos que la empresa del buscador obtiene con los servicios incluidos en sus teléfonos (Maps, YouTube, búsquedas…). También se especula la opción de crear su propia versión Android, de la forma que Amazon lo hizo con sus tablets.

SAmsung

Los coreanos parecen tener esta sartén bien agarrada por el mango, ya que los próximos trimestres se presentan buenos, pero igualmente maneja un plan B: o nos olvidemos que tiene en el horno Tizen, y en julio nos enseñarán un primer teléfono.

Con respecto a otras plataformas, en Windows Phone seguirá tímidamente participando, y en lo que respecta al nuevo Firefox OS, ya se han pronunciado, y no le mostrarán su apoyo a medio plazo (con Samsung todo es posible).

Motorola como arma defensiva

Motorola

Inicialmente pensamos que Google se quedó con Motorola para agrandar su propiedad intelectual y ser más fuerte en las batallas de patentes que suceden en la industria, pero con la aparición de los rumores del teléfono X Phone, parece que Google quiere revitalizar la marca y ser una opción con la que comer cuota de mercado, acompañando a sus Nexus.

La misma fuente de la noticia apunta a que Google tenía claro que necesitaba una marca en sus manos con la que poder robar cuota de mercado en el caso de que alguna compañía se apropiara de Android, cosa que está pasando con Samsung.

Google es dura con la línea de productos de Motorola

Curiosamente Google no tiene problema en criticar el trabajo de Motorola, ya nos contaron con que la línea de productos que se encontró al realizar la compra, heredaron un atasco de productos de 18 meses con los que están tenido que trabajar hasta hoy.

“Los productos que heredamos no estaban a la altura de lo que Google pondría en el mercado, no eran innovadores”

Días después vuelven a aparecer con declaraciones en la misma línea por parte de Patrick Pichette, director financiero, en una conferencia organizada por Morgan Stanley sobre tecnología. En esa línea temporal encontramos productos tan buenos como Motorola DROID RAZR HD, MAXX HD o RAZR M, pero sin el factor sorpresa que Google quiere.

Vía | WSJ

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

45 comentarios