Sigue a Xataka

Blackberry Torch 9810

Ayer mismo, RIM presentaba en Londres sus tres próximos terminales, las Blackberry Bold 9900, Torch 9810 y Torch 9860. El primer teléfono ya lo conocíamos del evento Blackberry World en Orlando y, de hecho, será el primero en llegar a las tiendas este próximo mes de septiembre.

Mientras el Bold 9900 está orientado al mercado más profesional, las Blackberry Torch 9810 y 9860 parecen diseñadas para ganar adeptos en el mercado doméstico, de ahí que RIM las haya dotado de pantalla táctil de unas dimensiones bastante generosas y haya puesto el acento en las opciones multimedia y en mejorar el rendimiento visual con el interfaz Liquid Graphics, pero veamos la Torch 9810 más en detalle.

Exteriores gemelos

De los tres modelos presentados, la Blackberry Torch 9810 es la que menos nos ha sorprendido, quizá porque su parecido con la Blackberry Torch es tan grande que hay que rebuscar en las especificaciones para encontrar diferencias. Ambos terminales pesan lo mismo (161 gramos) y tienen casi idéntico aspecto salvo por el acabado de las partes metálicas y la parte trasera, que exhibe una textura distinta. Ambas tienen prácticamente las mismas dimensiones (111 × 61.9 × 14.5 milímetros) milímetro arriba, milímetro abajo, y comparten muchas prestaciones.

Blackberry Torch 9810

En lo que a físico se refiere, la Torch 9810 (conocida hasta hace bien poco como Torch 2) se nos antoja demasiado rellenita. La culpa de este sobrepeso la tiene el teclado qwerty deslizante que, al menos en lo que a mi respecta, no me parece ni la mitad de cómodo o preciso que los botones geométricos de las Bold.

La diferencia está en el interior

Al final los formatos son una cuestión de gustos, y el de la Torch 9810 no va con los míos. En cualquier caso, los aficionados a los terminales slider encontrarán un teléfono versátil con el que incluso acostumbrarse a los entornos táctiles en caso de que aún sean de Blackberry clásica.

Blackberry Torch 9810

Las diferencias con la Torch anterior comienzan por el procesador, un 1.2Ghz que dobla la potencia de la primera versión. La RAM también se ha ampliado de 512 a 768 MB, y el almacenamiento se ha doblado, pasando de 4 a 8GB internos con posibilidad de ampliación a 32GB más mediante tarjetas microSD.

Las cifras, en bruto, no son comparables a las de algunos Android de gama alta que hemos podido ver últimamente, pero no caigáis en el error de subestimar el terminal por las cifras. Por encima de todo el hardware encontramos el nuevo sistema operativo Blackberry OS 7. La diferencia con la versión anterior es muy significativa, no sólo porque la Torch 9810 funciona mucho más rápido que su predecesora en transiciones, menús o inicio de aplicaciones, sino porque BOS 7 consigue sacar chispas al teléfono hasta el punto de que la experiencia es tan buena como la de cualquier Android de doble núcleo.

Blackberry Torch 9810

No falta quien compara a RIM con Nokia en términos de que sus móviles están perdiendo popularidad y de que corre el riesgo de acabar en la misma difícil situación. No faltan los cuervos de la tempestad que parecen disfrutar enterrando compañías y haciendo las veces de portadores de malos augurios pero, en mi humilde opinión, el caso RIM es muy, muy diferente.

El problema de los Nokia era la cerrazón en un sistema operativo obsoleto y problemático hasta el absurdo llamado Symbian. Blackberry OS le da mil vueltas a Symbian ya desde hace varias versiones. Quizá no sea el colmo del estilo, ni sea hackeable bajo Linux o no tenga tantas aplicaciones, pero quien haya probado joyas como Blackberry Messenger o Blackberry Travel alguna vez sabe de lo que hablo. La palabra es eficiencia.

La pantalla de la nueva Torch 9810 también se ha mejorado mucho. De los 360 × 480 píxeles de la original, hemos pasado a 480 × 640 en 3.2 pulgadas. La densidad de píxel sigue sin ser de récord, pero la pantalla luce estupendamente en cualquier ángulo y la respuesta táctil, a nuestro juicio, es muy buena.

Cámara mejorada

La cámara de fotos mantiene los 5 megapíxeles del modelo original, pero ahora es capaz de grabar vídeo en HD 720p a 30FPS, y la gestión de la óptica se ha optimizado. La mejor parte es el enfoque, capaz de bregar con las situaciones más difíciles (como una superficie texturada en blanco) y de lograr fotos nítidas a distancias de apenas unos centímetros. La peor parte es que, en bajos niveles de luminosidad, el sensor genera bastante ruido. Por lo demás, la obturación es fulgurante y la grabación de vídeo consigue mantener el tipo aunque nuestro pulso sea de consulta médica.

Blackberry Torch 9810

En líneas generales, y a falta de un análisis más en profundidad, la Blackberry Torch 9810 es demasiado voluminosa para lo que el sector nos tiene acostumbrados, pero no mucho más que modelos actuales como la Bold 9780. Si tuvieramos que apostar, podríamos jurar que la Torch 9810 es un terminal de transición pensado para que los fans de las Blackberry vayan acercándose al mundo táctil sin renunciar a su amado teclado o al touchpad. Si lo que os va es más un teléfono competamente táctil, la respuesta de RIM es la Blackberry Torch 9860, sucesora de la Storm 2 de la que hablaremos en breve.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios