Síguenos

Tricorder

Este es uno de esos casos en el que la realidad ha superado con creces a la ficción, aunque no en sentido estricto. Nos remontamos a los años 60 o más bien al 2063, año en el que, según las referencias, los humanos tuvieron el primer encuentro con los habitantes del planeta Vulcano. Nos referimos cómo no, a la serie Star Trek, un maravilloso cajón de sastre de gadgets futuristas.

Hoy, en concreto, nos vamos a parar en todo un clásico de la saga, el Tricorder. Mostrado como una especie de grabadora de gran tamaño en la primera temporada para después ir avanzando en su diseño y prestaciones, el Tricorder es un dispositivo de comunicaciones y escáner multipropósito que lo mismo sirve para medir distancias que cambios en la radiación electromagnética, alteraciones meteorológicas o imprevistos a nivel biológico, una auténtica navaja suiza y el comodín perfecto para cualquier guionista.

El Tricorder, en Star Trek, está pensado como un asistente personal en las tareas de exploración del terreno de los tripulantes de la Federación. Comoquiera que a día de hoy la de explorador no es una profesión muy popular, sus funciones no son muy valiosas en el día a día de cualquiera de nosotros.

Tricorder

Ello no quita para que fans de la saga se dediquen a intentar construir un prototipo funcional de este dispositivo mítico. La aproximación sin duda más conseguida es la que ha realizado el Doctor Peter Jansen, un investigador en ciencias cognitivas que en sus ratos libres le ha dado a la electrónica con impresionantes resultados.

La última versión de este Tricorder funcional se alimenta de seis pilas AAA e incorpora sensores de temperatura, humedad, presión atmosférica, campos magnéticos, color, luz ambiental GPS y distancias. Todo ello se mueve gracias a un procesador ARM con sistema operativo basado en Debian. El interfaz de entrada consiste en dos pantallas OLED táctiles.

¿Qué es un Tricorder?

El prototipo de Jansen no llega a alcanzar las fantasiosas prestaciones del modelo de la popular saga espacial. Aquí es donde nos toca preguntarnos qué es un Tricorder en realidad.

Si nos olvidamos del Tricorder como instrumento de exploración espacial y lo vemos como un conjunto de herramientas para ayudar al ser humano en sus tareas diarias, los smartphones son la representación perfecta de este tipo de dispositivo. Los móviles de hoy están dotados de sensores de diversos tipos, una poderosísima plataforma de comunicación, cámaras y sistemas de orientación.

De hecho, cada vez surgen más aplicaciones de software nuevas que utilizan los sensores del smartphone de maneras muy creativas, ya sea para medir el pulso o para tratar de encontrar metales. La realidad aumentada no hace sino perfeccionar esas posibilidades de medición del entorno, y las comunicaciones y la computación en nube suplen lo que el Smartphone no es capaz de hacer por sí mismo.

Un teléfono no es capaz, por ejemplo, de averiguar si va a llover, pero puede conectarse a servicios meteorológicos que, mediante nuestra posición, sí que lo saben. Una aplicación de realidad aumentada nos puede decir donde está Marte en el cielo nocturno.

Tricorder Spock

Al final el ser humano ha desmostrado que lo importante no es que los gadgets sepan hacer cosas. Basta con que ‘conozcan’ a otro gadget que sepa hacerlas. Puede que no sea exactamente un Tricorder, pero cualquier smartphone de última generación es capaz de muchas más funciones que el entrañable cacharro de Star Trek, y no cabe la menor duda de que sus prestaciones cada vez irán a más.

En Xataka Ciencia | El Tricorder de Star Trek, un poco más cerca

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

29 comentarios