Nokia N97

El Nokia N97 es un nuevo ejemplo de que los fabricantes no acaban de decidirse a usar una pantalla táctil como único elemento de entrada de datos a un teléfono. Aunque el iPhone haya apostado por lo táctil sin vuelta a atrás, los fabricantes que llevan más tiempo en la industria no lo tienen tan claro. Su perfil de cliente es todavía un poco distinto, y tanto BlackBerry como HTC o la propia Nokia con este N97, lo demuestran día tras día.

El Nokia N97 es el segundo teléfono con pantalla táctil que saca el fabricante finlandés. Lo hace justo después del Nokia 5800 XpressMusic, que fue un primer acercamiento, dentro de una gama importante pero no la que le da prestigio últimamente al fabricante. Apostó entonces por dejar todo el control del teléfono a la experiencia con su pantalla táctil que nos proporcionaba una respuesta cada vez que pulsamos en las opciones, y que nos podría valer para un uso del teléfono en modo ocio. Aunque tras probarlo, escribir con el Nokia 5800 no era una experiencia ni mucho menos mala. La experiencia de usuario era una pega.

En el caso del Nokia N97, con un perfil de usuario más exigente, que hace uso intensivo de Internet, no ha querido arriesgarse y le ha proporcionado un teclado físico completo y deslizante, escondiéndose bajo la pantalla de 3.2 pulgadas tal y como hacen el SonyEricsson Xperia o el HTC Touch Pro.

¡Vótalo!

Editores 8

Comunidad 7,3

Actividad de la comunidad