Sigue a

OpenXC

Desde hace ya tiempo, la industria del automóvil se ha empezado a tomar en serio el mundo de la tecnología. No hablamos de la suya propia, donde ya innovan mucho, sino en la interconectividad con otros dispositivos como el teléfono móvil.

Ford ha dado un paso adelante en esta dirección durante el CES anunciando OpenXC. Una plataforma desarrollada en colaboración con Bug Labs donde podremos acceder a las métricas de nuestro coche y posteriormente volcarlas a un dispositivo móvil.

A groso modo, lo que ha presentado Ford es una API para el coche. La idea es aprovechar todos estos datos para el desarrollo de aplicaciones, bien con fines sociales como por ejemplo Waze o para dar más volumen a la cada vez más grande tendencia de la cuantificación.

De momento ahí están las herramientas para que los desarrolladores puedan empezar a trabajar en aplicaciones de todo tipo. Todavía estamos ante los primeros pasos ya que se encuentra en beta cerrada para un pequeño grupo de privilegiados.

Desde el punto de vista de Ford, desarrollar aplicaciones para un coche no tendría porque ser difícil. A su favor, es una iniciativa basada en código abierto por lo que más fabricantes podrían unirse. Sin embargo, conociendo lo recelosos que son, parece difícil pensar que habrá un estándar universal a corto plazo.

Más información | OpenXC

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios