Síguenos

canon-50d.jpg

La cámara de fotos DSLR Canon 50D, que viene a sustituir a la Canon 40D, sube sus especificaciones para situarse como una más que aceptable cámara de fotos réflex digital de iniciación o para fotógrafos que quieren un poco más de su cámara.

La Canon 50D lleva un sensor CMOS APS-C de 15 megapíxeles, muy alto en megapíxeles, bien resguardado en un cuerpo más resistente y perfectamente sellado contra la suciedad y el polvo. En el caso de que alguna mota de polvo quede en el sensor (cosa que puede pasar sobre todo cuando cambiamos de objetivo), esta cámara viene equipada con un sistema de limpieza automático.

Para mover toda la información con la que trabaja esta cámara de fotos es necesario un buen procesador. La Canon EOS 50D incorpora el potente DiGIC de cuarta generación, que entre otras cosas, hace que podamos escoger al tomar una foto sensibilidades de entre 100 y 12.800 ISO. El rango real de sensibilidad es de 100 a 3200, pero podemos escoger dos modos forzados de 6400 y 12800 ISO. Estas altas sensibilidades en combinación con el sensor de tantos megapíxeles reduce el ruido introducido en las fotos cuando usamos valores altos de sensibilidad, básico para poder jugar con otros parámetros de la cámara.

canon-eos-50d.jpg

Para los que gustan de hacer largas ráfagas de fotos, importante en foto de naturaleza y deportiva, esta cámara es capaz de tomar hasta 6.3 fotos por segundo, con un máximo de 16 fotos en formato RAW y más, hasta 60, si optamos solamente por tomar las instantáneas en JPEG.

La pantalla es de 3 pulgadas, con resolución de 920.000 píxeles, que le da una calidad impresionante, unas cuatro veces más que el modelo el que sustituye. Incorpora la cámara demás la tecnología Live View con sistema de enfoque por contraste y sistema de detección facial, para poder componer y enfocar directamente desde la pantalla, algo que agradecen los consumidores que viene del mundo compacto y cuando tomamos fotos en situaciones complejas o en las que la cámara no puede estar delante del ojo.

Para ver las fotos directamente en un televisor a máxima calidad se incorpora una salida HDMI.

Por último, la grabación en formato RAW, una de las ventajas de este tipo de cámara, se complementa con los reducidos sRAW1 y sRAW2, que almacenan la imagen pura con las mismas opciones de edición posterior que el RAW completo, pero con la mitad de espacio en tarjeta que el original.

El precio del cuerpo de la Canon 50D será unos 900-1.000 euros al cambio, toda una tentación para el que quiera dar el salto a este tipo de réflex digitales.

Más información | Canon.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios