Compartir
Publicidad

Mavic Pro,toma de contacto: volar un drone es más fácil que nunca

Mavic Pro,toma de contacto: volar un drone es más fácil que nunca
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A finales de septiembre DJI presentó Mavic Pro, un drone plegable, de tamaño reducido y fácil de llevar de un lado a otro. Una alternativa que necesitaba su catálogo pero sobre todo los usuarios. Ahora, unas semanas más tardes hemos podido probarlo. Nos fuimos hasta Lisboa para comprobar de primera mano qué es todo aquello que tiene que ofrecer. Y aunque en breve habrá review completa, por ahora podemos decir que es mucho más de lo que suponíamos.

Mavic Pro, cuando volar drones se convirtió en algo sencillo

DJI lleva ya varios años fabricando drones y eso se nota. El Mavic Pro cuenta con toda la experiencia y la última tecnología de DJI en su interior. Algo que queda claramente demostrado tras pocos minutos volando. Y puede que sea por el tamaño, por ese menor ruido que genera o porque cada vez estamos más acostumbrados a ver este tipo de productos pero lo cierto es que ya no da miedo volarlo. Algo que, por ejemplo, no me ha sucedido con otras opciones del mercado, incluso de DJI. Aquí ese miedo a estrellarlo no está tan presente.

Volar un drone es algo cada vez más sencillo y DJI lo demuestra con Mavic Pro

Como digo, volar el Mavic Pro es más fácil que con otras alternativas. De todos modos siempre habrá que seguir unas precauciones mínimas. Pero si tenemos cierta experiencia previa podremos hacerlo con sólo saber cómo despegar de forma segura. Si no es así, basta con que alguien nos explique un poco cómo va el tema para lanzarse a ello. Además, al contar con opción de despegue y aterrizaje asistido todo se hace más sencillo. Sin contar que, una vez ha despegado, el trabajo de los diferentes sensores hace que el drone se mantenga en vuelo de forma muy estable.

Mavic Pro Primeras Impresiones 6

Esa estabilidad se logra haciendo uso de diferentes sensores, desde cinco cámaras hasta un barómetro, así como el uso complementario de tecnologías como GPS o Glonass. De modo que Mavic Pro se mantiene en vuelo estable incluso con rachas de viento de hasta 38,5 KM/h.

Para controlar Macvi Pro hay dos opciones: recurrir a un smartphone y su respectiva aplicación para iOS o Android, o bien al nuevo mando. Si combinamos mando y smartphone mejor que mejor, pues podremos ir visualizando todo lo que la cámara del drone captura.

Mavic Pro Primeras Impresiones 4
Mavic Pro Primeras Impresiones 7

Si usamos el nuevo mando, como ha sido nuestro caso, tendremos una sensación de precisión a la hora de pilotar el drone increíble. Claro que hay que tener ojo con qué modo hemos seleccionado. El modo sport permite alcanzar los 64,8 KM/h y está indicado para pilotos experimentados. Así que tened cuidado. Para iniciarse, aunque su fin es ayudar a filmmakers y fotógrafos a capturar contenido con mayor precisión y suavidad, el modo trípode es el más indicado.

Por tamaño, facilidad y modos de vuelo el Mavic Pro es una de las opciones más interesantes del mercado drone actual

En el modo trípode no sólo en drone se desplaza con mayor estabilidad y a menor velocidad, los joystick reducen su sensibilidad y es más fácil de controlar. Podremos realizar desplazamientos con mayor precisión, movimientos más suaves, etc. De todos modos, aunque hay que practicar y adaptarse, con sólo unos 10 o 15 minutos creemos que cualquiera será capaz de controlarlo.

A medida que pasa el tiempo se va disfrutando mucho del pilotaje de esta aeronave. Llegando al punto en que quieres tener uno, poder llevarlo siempre contigo y ver cómo exprimir todas sus posibilidades. Porque si antes ya eran atractivos, ahora el nuevo Mavic Pro hace que sea mucho más divertido y seguro. Algo importante para los que vayan a iniciarse en este mundo.

Mucho más que un drone plegable

Puede parecer que el diseño plegable sea lo más destacado de este Mavic Pro pero lo cierto es que no es así. Más allá de esos brazos que permiten recoger el dispositivo hasta poder guardarse en prácticamente cualquier bolsa o mochila, lo más interesante está en su interior.

Las diferentes ayudas que el software y los sensores del Mavic Pro ofrecen son su principal atractivo

Gracias al uso de diferentes sensores y tecnologías, el Mavic Pro se ha vuelto un drone mucho más seguro, sencillo de usar y divertido. Los aspectos más destacados son los siguientes, aunque ya en nuestra review hablaremos detalladamente de ellos.

  • Detección de lugares en los que está prohibido volar. Gracias a una base de datos y en combinación con el sistema GPS y Glonass, Mavic Pro identifica si está o no en espacios restringidos como aeropuertos, bases militares, etc.
  • Aterrizaje y despegue asistido. Esta función permite despegar o hacer aterrizar el drone con sólo deslizar o pulsar un botón en la pantalla del smartphone. Algo que combinado con el aterrizaje preciso, que usa sus cámaras inferiores para grabar el punto de despegue y así luego junto a las coordenadas GPS comparar el vídeo que se capta en el momento de aterrizaje para determinar de forma precisa en punto exacto donde debe hacerlo -el mismo desde el que partió-, hace que cualquiera pueda volarlo sin miedo a sufrir accidentes.
  • Detección de obstáculos. Está relacionado con lo anterior y es que gracias a los diferentes sensores es capaz de alertarnos cuando hay un obstáculo frontal. Y si no hacemos caso no pasa nada, en cuanto estemos cerca el drone se detendrá.
  • Botón de pánico. Si por algún casual pierdes o crees que vas a perder el control tranquilo, pulsas el botón de pánico y el drone se detiene permaneciendo estable en vuelo. Así podrás recuperar el control o pulsar el botón de aterrizaje para que vuelva al punto de partida.
  • Sistema de detección de personas y control por gestos. Estas dos funciones son mejoras de las ya existentes y a su vez novedad. Con la opción de detección de personas podremos indicar al drone que siga al sujeto que queramos. Bueno, sujeto o también un coche, moto, barco, perro…. Todo de forma bastante precisa y a la distancia que queramos. Incluso podremos decidir si quieres que vaya orbitando a su alrededor. Con el control por gestos podremos realizar diferentes gestos para que Mavic Pro nos realice una foto.

Por supuesto muchos de estos apartados no son exclusivos de DJI, hay otros fabricantes que permiten opciones similares. Aunque sí habrá cosas puntuales en las que sean distintos, y eso podría hacer que las diferencias apareciesen tanto a favor como en contra.

DJI Goggles, volar sin despegarte del suelo

Mavic Pro Primeras Impresiones 8

Como complemento a todo lo visto anteriormente están las DJI Goggles, unas gafas con las que podemos ver lo mismo que el drone está capturando. Es cierto que para muchos podría parecer un accesorio innecesario ya que en la pantalla del smartphone también se muestra, pero la calidad e inmersión que ofrece hace que merezca la pena.

Estas gafas cuentan con dos pantallas OLED con una resolución 1080p para cad a ojo. Se ven francamente bien y aunque se puede apreciar un mínimo lag lo cierto es que OCUSYNC, tecnología para transmisión directa de vídeo del drone a las gafas, funciona realmente bien.

Es un accesorios que dará mucho juego en el futuro a la compañía. Porque podría aprovecharse no sólo con el Mavic Pro sino con próximos lanzamientos. Y ahí entran todo tipo de usos y drones, incluso quien sabe si propuestas deportivas.

Ahora sólo quiero volar drones

Mavic Pro Primeras Impresiones 3

Después de esta toma de contacto con el Mavic Pro creo que cualquiera que lo pruebe querrá tener uno y volarlo una y otra vez. Por tamaño, manejabilidad, tecnología y otros muchos detalles el producto lanzado por la popular marca china DJI va a lograr convencer a muchos usuarios. Tal vez hasta se convierta en todo un super ventas. Veremos con el tiempo qué ocurre.

Mavic Pro de DJI va a ser uno de los drones más populares del mercado con permiso de Karma de GoPro, un drone muy interesante también aunque con otras características y enfoque

El único problema al que se va a seguir enfrentando es a las legislaciones que cada país impone al uso de estos dispositivos. Limitaciones que en parte son comprensibles por temas de seguridad pero condicionan mucho, no sólo su uso sino inclusive la intención de compra. Porque no tener ciertas libertades y posibilidades para volarlo y sacar así el máximo partido es un poco frustrante. Así que ya veremos qué ocurre. Pero si no fuese así muchos usuarios ya tendríamos un drone en la mochila.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos