Compartir
Publicidad
Publicidad
Moto 360 Sport, análisis: un smartwatch deportivo todavía lejos de ser un reloj para deportistas
Análisis

Moto 360 Sport, análisis: un smartwatch deportivo todavía lejos de ser un reloj para deportistas

Publicidad
Publicidad

Diseño/Moda y deporte. Estos dos son claramente los principales segmentos donde los smartwatches están tratando de hacerse hueco en tanto que su utilidad todavía sigue siendo bastante limitada y el precio no acompaña en muchos de los modelos. Por eso existe este Moto 360 Sport que hemos probado en Xataka.

Tras renovar su Moto 360 original (el Moto 360 2Gen ya tiene su review en Xataka), Motorola presentaba al tiempo una versión con diferente diseño en algunos aspectos como el acabado de la correa o la tecnología de la pantalla, además de especificaciones concretas como el GPS integrado. Con ello pretendía convencer a los deportistas de que llevar un Smartwatch era posible. ¿Lo habrán conseguido? Vamos con el análisis a fondo del Moto 360 Sport en Xataka.

Moto 360 Sport, análisis en vídeo

Moto 360 Sport, características técnicas

Pocos son los smartwatches del mercado que se han atrevido a entrar de lleno en el terreno deportivo más allá de la apariencia o el nombre. Llevar GPS integrado y resistencia al agua son dos de las características mínimas en las que deben ser diferentes estos relojes a la versión clásica o de calle.

Este Moto 360 Sport cumple con ambas premisas además de con ligeras modificaciones en el diseño de la correa. Pero por lo demás nos encontramos con las características principales idénticas a las del Moto 360 2Gen de corte clásico y por ende, a las del grueso de relojes avanzados con Android Wear del mercado.

Moto 360 Sport, especificaciones técnicas
Dimensiones físicas 45mm x 11.5mm ; Peso de 54 gramos
Pantalla 1.37” (42 mm) Tecnología híbrida AnyLight; Protección Gorilla Glass 3
Resolución 360 X 325 píxeles 263 ppp
Procesador Snapdragon 400 (4x 1.2 GHz) // Adreno 305
RAM 512 Mb
Memoria 4 GB (no ampliable microSD)
SSOO Android Wear
Extras Resistencia agua IP67
Conectividad 802.11g Wifi, Bluetooth 4.0
Sensores Sensor de ritmo cardíaco, Acelerómetro, sensor de luz ambiente, Altímetro barométrico, Giroscopio, doble micrófono y motor háptico
Batería 400 mAh versión 46 mm; 300 mAh versión 42 mm (no extraíble) // Carga inalámbrica
Precio 289 euros (modelo deportivo en Amazon)

Como os hemos contado, la ficha técnica es idéntica a la del Moto 360 de 2015 de diseño clásico excepto por la tecnología híbrida de la pantalla, el GPS integrado y que solo hay una opción de pantalla (la grande) para elegir.

El precio es muy ligeramente más asequible (289 del Sport por 306 euros del Classic), por lo que la elección de uno u otro modelo parte de entrada en la inclusión de ese GPS y el diseño de la correa con acabado en silicona. Pero como os voy a contar en esta review del Moto 360 Sport, en el día a día hay algunas diferencias más notables.

Muy cómodo de llevar pero lejos de la clase del modelo clásico

Aunque el Moto 360 Sport lo puedes reconocer fácilmente como un Moto 360 auténtico, en la muñeca, puesto, hay muchas diferencias. El modelo Sport tiene la misma esfera en dimensiones que el Moto 360 de 2015 en tamaño pequeño pero nos ha resultado mucho más cómodo de llevar. De hecho la mayor parte del tiempo uno no es capaz de apreciar que lo lleva puesto gracias a sus apenas 50 gramos de peso y que la correa de silicona es comodísima por su extrema flexibilidad.

Moto360 Sport Analisis Review Xataka Ejercicio

Ese elemento, que ya no es directo retirar para intercambiar por otro (en España solo hay posibilidad de escoger por ahora el color negro, lo que le quita bastante atractivo visual al reloj), presenta un acabado gomoso que es a la vez la ventaja principal para que resulte muy cómodo de llevar todo el día, incluso durmiendo (y eso muy pocos smartwatches pueden decirlo) , pero también el motivo de que el acabado sea bastante vulgar y no nos deje reflejo de su precio de mercado.

El Moto 360 Sport es muy cómodo de llevar puesto incluso durmiendo pero el acabado es vulgar, sucio y sin aportar más resitencia al agua que el modelo clásico

La correa es ideal para hacer deporte, pues repele el agua y transpira muy bien, pero bastan 5 segundos fuera de la caja con que se vende para que polvo, pelusas y todo lo que quiera adherirse a su superficie, lo haga. Y ya no hay manera cómoda de hacer que desaparezca. La imagen día a día es la de un reloj muy alejado del cuidado que hasta ahora hemos visto en los relojes avanzados.

Resulta lógico pensar que este es un sacrificio que hay que hacer para ganar practicidad de cara a su uso mientras corremos, por ejemplo, pero sin embargo Motorola se ha quedado corta porque, pese a esta nueva correa, mantiene la protección IP67 del reloj. Ya que había que hacer sacrificios, esperábamos al menos que más que resistente al agua y el polvo, el Moto 360 fuera un reloj deportivo capaz de sumergirse y poder llevarlo a la piscina. En todo caso, y como veremos más adelante, aunque hubiera sido sumergible, de poco nos habría servido en nuestro entrenamiento.

Captura De Pantalla 2016 01 18 A Las 22 34 54 El acabado de goma de la correa hace que sea un imán muy potente de suciedad

Del diseño tan solo nos queda remarcar que hay un botón físico como en el modelo clásico en la parte derecha superior. Con él podemos apagar o encender la pantalla, o si lo mantenemos pulsado un par de segundos, ir a menú principal del reloj.

Soluciones creativas para la pantalla

La tecnología que domina actualmente el mercado de los relojes avanzados es claramente la AMOLED principalmente por su calidad. Las de tinta electrónica como la del Pebble apuestan todo por la autonomía y visibilidad en exteriores. Y las LCD quedan a medio camino, como vimos con el análisis del Moto 360 clásico de segunda generación. Con este planteamiento, Motorola no lo tenía fácil para escoger una tecnología para su reloj deportivo.

Finalmente la tecnología LCD fue la escogida, pero solo en la base. El tamaño es de 1.37 pulgadas, como el del Moto 360 2015 de menor tamaño, algo que no nos importa porque nos parece una diagonal suficiente. La resolución de 360x325 píxeles nos deja una densidad de 263 ppp que sin maravillar, resulta también asumible.

Moto360 Sport Analisis Review Xataka Pantalla Hibrida

Lo que hace entonces especial a la pantalla del Moto 360 Sport es que incluye tecnología reflectiva que se añade a ese panel LCD. Motorola lo ha llamado AnyLight y el resultado nos parece muy adecuado para este tipo de reloj que no deja de querer ser todo un smartwatch necesitado de densidad y calidad del panel, pero que pasará bastante tiempo en exteriores donde es primordial una buena visibilidad para conocer detalles de nuestro ejercicio sin tener que realizar malabares con la muñeca ni los giros de cabeza buscando el reflejo adecuado.

Uno de los grandes aciertos del Moto 360 Sport es el panel AnyLight que añade reflectividad para mejorar de forma efectiva la visibilidad de la pantalla en exteriores

Ese panel AnyLight está protegido por tecnología Gorilla Glass 3, lo que garantiza sobre el papel una resistencia que por suerte no hemos tenido que comprobar en nuestro test. Ni colocaciones en la mesa con el cristal hacia abajo ni compartir lugar con llaves o monedas ni mucho menos pequeños golpes contra el marco de una puerta han conseguido por ahora dejar huella en la pantalla de este Moto 360 Sport.

Siendo un Moto 360 y hablando de la pantalla, no podemos pasar por alto una de las ventajas del reloj de Motorola en el ecosistema Android Wear: el sensor de luz ambiente. Sigue integrado en la propia pantalla, ocupando un lugar en la parte inferior claramente visible, pero al fin y al cabo muy efectivo para poder mantener el brillo automático activo.

Un reloj para correr

La base del Motorola Moto360 Sport es la de casi cualquier otro Android Wear del mercado, y como tal se ha comportado en rendimiento. Cuenta con un procesador de doble núcleo y 512 MB de memoria RAM que consiguen que el paso por menús y opciones sea ágil aunque al recurrir a abrir aplicaciones de terceros desde el smarpthone, el proceso se ralentiza.

La memoria interna alcanza los 4 GB, los cuales se usan para poder independizarse del smartphone en caso de querer escuchar música de tus listas sincronizadas de Google Play Music, pero solo podrás hacerlo vía auriculares inalámbricos. La conectividad principal es WiFi y Bluetooth, contando además con un sensor de ritmo cardíaco.

Moto Body nos ha gustado pero presenta limitaciones tanto para cuantificar el día a día como para deportistas que hagan algo más que salir a correr de forma ocasional

Motorola, como hace con sus teléfonos, añade su propio toque a Android Wear. Además de una watchface con datos sobre nuestro día a día con el reloj, a modo de cuantificador, lo más destacado es Moto Body, una aplicación de ejercicio bien pensada e implementada y que supera en este reloj a las de terceros.

Salvo que tengas ya un historial almacenado en otras aplicaciones, en este Moto 360 Sport lo lógico es tirar de Moto Body para nuestras carreras, aunque en términos globales y si comparamos con aplicaciones de terceros ejecutadas en el smartphone o de relojes deportivos, Moto Body puede resultar demasiado básica para corredores. Sí es cierto que podemos exportar datos a algunas aplicaciones como Strava o Fitbit, pero se nota que Motorola le ha dado preferencia a su aplicación (que resulta útil si usas Android pues en iOS no hay aplicación para ver los datos).

Captura De Pantalla 2016 01 18 A Las 23 47 02

Con Moto Body iniciar una actividad con el reloj es directo si tenemos la watchface deportiva colocada. Se hace desde la propia pantalla de inicio y luego tenemos bastante información durante el ejercicio y posteriormente con datos sobre actividad, calorías, pasos … La información que Moto Body nos da mientras hacemos una actividad es precisa y en algunos casos de valor, como la pantalla que nos informa de las zonas de trabajo según las pulsaciones que tengamos en casa momento. Tanto en reposo como en el global, las mediciones del sensor integrado se han correspondido en nuestras pruebas con la realidad procedente de una cinta de pecho, pero hay momentos concretos de actividades intensas en que los valores saltan sin explicación y puede llevarnos a sorpresas.

Lo que esperamos es que Motorola mejore la aplicación para recoger más actividades que no sean correr, pues es la única que nos deja medir ahora mismo, ya sea en interiores o en exteriores. Al fin y al cabo es exclusivamente cuestión de software.

El Moto 360 Sport y su pantalla deportiva recogen cierto valor como cuantificador de la actividad diaria al indicarnos minutos de actividad, pasos dados o calorías quemadas. Para todas esas variables podemos configurar retos u objetivos y ver si los superamos o no. Pero creo que ese valor que Motorola le ha querido dar como cuantificador se ha quedado corto, y es una pena. Con lo cómodo que resulta incluso para dormir, echamos de menos la función de medición y análisis del sueño, algo que por otro lado requeriría un comportamiento de nota en autonomía. Como vamos a ver, eso no pasa con este Moto 360 Sport.

Crónica de una (mala) autonomía anunciada

Con un peso de solo 54 gramos y dimensiones reducidas en grosor, la batería del Moto 360 Sport se quedó en 300 mAh a pesar de que se ha incluido conectividad GPS muy demandante de energía. Esto se ha traducido en una autonomía muy justa para un Smartwatch con Android Wear hoy en día.

En los días de uso que le hemos dado en nuestra prueba, con notificaciones de correo, llamadas y mensajeria principalmente, no hemos podido llegar a más de un día de uso en ninguna ocasión usando el modo de pantalla siempre activa. Esta cifra es bastante baja teniendo en cuenta que ya estamos de media en al menos el día y medio en muchos de los smartwatches del mercado con Android Wear.

Moto360 Sport Analisis Review Xataka Bateria

Peor situación se da si piensas usarlo intensamente para entrenamientos, algo completamente lógico para este modelo. En sesiones de una hora corriendo, la batería se descargaba casi un 40%, con un uso de la pantalla siempre encendida y consultando información del ejercicio, como creemos que debe ser en un reloj deportivo que lleva pulsómetro.

Motorola quería un reloj deportivo con GPS y ha pagado su aventura con una autonomía insuficiente. Para colmo sigue necesitando carga con adaptador

Usando música inalámbrica y GPS, con el reloj cargado al 100%, la autonomía nunca nos alcanzó las 2,5 horas de ejercicio, por lo que le cuesta mucho competir con los relojes deportivos puros con GPS por muy preciso que nos haya parecido el de este Moto 360 comparándolo con otros modelos específicos.

A esa incomodidad cuando usamos el reloj en modo deportivo puro podemos sumar que la pantalla tarda muy poco en volver al modo de espera (apenas 4 segundos), lo que cuando estamos haciendo ejercicio nos resulta bastante molesto pues hay que dar repetidos toques si queremos mantener la información en pantalla más tiempo.

Moto360 Sport Analisis Review Xataka Opinion

Por último, la carga del Moto 360 Sport se realiza con el clásico cargador inalámbrico, muy cómodo y una de las soluciones más elegantes para hacerlo. Sin embargo, con esta autonomía y perfil de uso, creo que Motorola habría acertado si hubiera dado la oportunidad de una carga microUSB directa, porque este reloj realmente lo necesita.

Moto 360 Sport, la opinión y nota de Xataka

Motorola da por hecho que quien compra un Smartwatch hoy en día lo hace por el diseño o por sus funciones deportivas. Y esos son los dos perfiles que ha cubierto con sus dos Moto 360 de este año. El modelo Sport que hemos probado varía ligeramente el apartado de diseño para ofrecer más comodidad durante el ejercicio a costa de que el acabado sea bastante discreto por la elección de una correa de silicona con acabado de goma.

Pero lo que realmente marca diferencias en este modelo es la inclusión de GPS que funciona de forma perfecta con la aplicación deportiva de la propia Motorola pero con una autonomía muy mejorable y que incluso no nos deja acabar el día si queremos usarlo como reloj deportivo. El resultado es un smartwatch que tiene limitado bastante su público potencial: no lo vemos ni escorado al grupo de deportistas serios ni tampoco a quien pretende un smartwatch de nivel.

7,4

Diseño:8
Pantalla:8,5
Software:7.75
Autonomía:5
Interfaz:8

A favor

  • Muy cómodo de llevar
  • Pantalla con buena visibilidad en exteriores
  • GPS integrado

En contra

  • Autonomía escasa, especialmente en modo deportivo
  • Acabado muy discreto y sucio de la correa de silicona
  • Android Wear apenas avanza

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos