Síguenos

HP Web OS selección natural opinión

Escribo estas líneas mientras vigilo foros, Twitter y páginas de clasificados en busca de tiendas americanas que vendan y envíen el HP Touchpad a España. Una mezcla de nostalgia por los tiempos de Palm, de admiración por un gran sistema como WebOS y de sentido práctico: por 70 euros un excelente reproductor multimedia, cliente de correo y navegador web.

Sería curioso acabar siendo “fanboy” – actualmente, a poco que hables bien de una compañía ya tienes que cargar con la etiqueta – de un producto declarado muerto y disponible de saldo>. En cualquier caso, la decisión de HP de abandonar el desarrollo de productos sobre WebOS nos aporta un poco de luz de una guerra de fondo del que el sistema creado por Palm parece el primer damnificado: la imparable selección natural en las plataformas móviles que está realizando el mercado.

Qué ha ido mal con WebOS en HP

Teníamos por un lado un sistema operativo notable, con una cuota de mercado ridícula, pero con un interfaz excelente, innovador y una muy trabajada experiencia de usuario. Por otro el mayor fabricante de ordenadores del mundo, con capacidad para comprar componentes al mejor precio y llegar a acuerdos muy ventajosos con el canal comercial. ¿Cómo es posible que el resultado haya sido tan desastroso, que cierren la línea de productos hardware apenas un mes después de poner en el mercado la nueva tablet?

hp-palmlogomezclado.jpg

La respuesta es quizás demasiado sencilla. Todo ha ido mal. El tiempo que han tardado en llegar al mercado (más de un año después de la compra), la calidad del producto a la hora de lanzar (muchos pequeños errores según los análisis publicados, la mayoría solventables con una actualización del sistema), escasa diferenciación respecto al estándar del mercado (iPad) y ausencia de aplicaciones diferenciales. Si a eso sumamos que la estrategia de marketing en Estados Unidos tampoco parece haber sido demasiado brillante tenemos una tormenta perfecta.

A HP le quedaban dos caminos: el duro era el de seguir invirtiendo, preparando ofertas comerciales atractivas (planes con operadoras, paquetes de ordenador más tablet o móvil con gran descuento) y subvencionar esta primera versión hasta conseguir masa crítica de usuarios para llegar a ediciones nuevas más pulidas y competitivas. El otro camino es el que ha tomado HP, el de no creer realmente nada en la plataforma.

Qué esperar en el futuro de WebOS: compra u olvido

La incertidumbre sobre el sistema ahora mismo es absoluta. Se baraja la posibilidad de licenciar el sistema a otros fabricantes, lo cual no parece que vaya a tener mucho recorrido: si el mayor fabricante de ordenadores del mundo, siendo suya la plataforma, no ha conseguido tener éxito en el mercado, ¿quién se va a arriesgar a lanzarse con WebOS?

Mi impresión es que la división de WebOS o es vendida o acaba debajo de la alfombra como gran facaso de HP. De hecho, puede resultar llamativo que después del fallido intento de llevarla al mercado se descubriera que vale todavía más cuando la compraron. El mercado ha cambiado mucho en este año, las patentes se han revelado como una de las variables clave del sector y la compra de Motorola por Google para salvar Android es una prueba de ello.

palm-webos-logo.jpg

¿Candidatos a comprar WebOS y el portafolio de patentes de Palm? Desde los actores principales del sector (fabricantes amenazados como Samsung y, sobre todo, HTC que no tiene sistema propio; también otros que pelean por las patentes que podrían actuar en consorcio) hasta quienes flirtean con entrar en él (desde Amazon hasta Facebook).

El pecado original de HP y su condena

Apple lanzó su iPhone en 2007, años después de empezar a ser relevante en movilidad gracias al iPod. HP retomó el mercado – recordemos sus clásicas iPaq – en 2011, tras una compra y con todas las dificultades de integración y ejecución que hemos comentado. Ése es el pecado original de HP, no tener previsto un plan para la era post-PC hasta que ésta le ha golpeado en la cara (e, insisto, lo de “era post-PC” no es porque dejen de venderse o utilizarse, sino porque el negocio es mayor en las plataformas móviles).

Y es que llegar cuatro años más tarde se puede llegar, pero asumiendo unos costes y una larga travesía del desierto, algo a lo que HP no ha estado dispuesto. De hecho, primero flirtearon con el modelo Apple – controlar el software y el hardware para potenciar al máximo la expereincia del dispositivo – luego apuntaron a que lo suyo iba a ser el modelo Microsoft – licenciando el sistema a multitud de fabricantes – para al final decidir que lo que quieren ser es IBM: el negocio del software para la gran empresa y las administraciones, con mucho cloud computing. Algo ha cambiado en HP desde la compra de Palm y la voluntad para quedarse en el mercado de dispositivos para consumo se ha evaporado.

webos-slate-hp-pixi-rm-eng.jpg

Cuántas plataformas quedarán, quienes son los grande ganadores de este fracaso

Volviendo al comienzo de este artículo, el abandono de WebOS por parte de HP es, sobre todo, el síntoma de que el mercado no soportará tantas plataformas móviles: iOS, Android, Blackberry, Windows Phone, Bada, Symbian, MeeGo, QNX... Cuando el teléfono era sobre todo para hablar y mandar mensajes, la existencia de muchas plataformas era algo admisible, pero si pensamos en los smartphones actuales, tenemos una película muy diferente.

Las razones por las que el mercado obligará a un ajuste de plataformas – del que ya estamos viendo damnificados como WebOS o Symbian – son múltiples: las plataformas sin masa crítica de usuarios que descarguen y paguen por aplicaciones (que no es lo mismo que usuarios del sistema) no tendrán desarrolladores (y sobre todo no tendrán a los mejores), de hecho las plataformas con poco atractivo ni siquieran tendrá fabricantes interesados en ellas ni usuarios que estén dispuestos a pagar y aprender un nuevo interfaz.

Si vemos el mercado del ordenador personal, podemos aprender lecciones interesantes del efecto red: utilizar el mismo sistema que los amigos y compatibilidad de aplicaciones son clave.

¿Cuántos sistemas quedarán? Lo razonable es pensar que tres o cuatro plataformas serán las dominantes del mercado en los próximos dos o tres años, y que ahí estarán seguro Apple y Android, con Windows Phone y Blackberry/QNX como candidatos a ser relevantes.

smartphone-os-wars-ios-android-wp7-bbos6-webos-650x238.jpg

Del final de WebOS hay ganadores inmediatos. Uno es Apple que puede presumir de haber conseguido con iPad tener un dominio claro del mercado de tablets y una posición complicada de imitar en el equilibrio experiencia de usuario + aplicaciones + precio, que se ha revelado como muy competitivo. Pero también creo que hay otros dos; uno sobre todo es Microsoft con su Windows 8, para el que HP era como un hijo rebelde al que ahora puede mostrar como lección para el resto de la industria (y señalar que ellos si están dispuestos a estar años empujando por estar en el mercado); el otro es Android, que queda reforzado como alternativa real a Apple en el mercado a día de hoy.

La historia de lo que pudo haber sido

Este parece ser el principio del final del legado de Palm si ningún comprador osado lo arregla. Los seguidores de la trayectoria de la compañía lo lamentaremos y seguiremos gruñendo por donde podamos hasta donde podría haber llegado si lo hubiesen administrado mejor. De hecho, si nos hubiesen dejado elegir, ¿no hubiésemos preferido un futuro en el que Nokia fuese quien comprara Palm en lugar de HP y en el que ahora estuviésemos hablando de una avalancha de terminales WebOS fabricados por los finlandeses?

Avatar de Antonio Ortiz

Antonio Ortiz es cofundador de WeblogsSL, la empresa que hace Xataka y en la que ejerce el cargo de director de Estrategia Online. Escribe habitualmente en su blog Error500 sobre internet y tecnología.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios