¿Quieres convertirte en programador? Verdades y mitos de una profesión con futuro

¿Quieres convertirte en programador? Verdades y mitos de una profesión con futuro
17 comentarios

Letras, números y símbolos verdes sobre un fondo negro; dibujando figuras; creando contornos. Así veía Neo la realidad en la película ‘Matrix’, tras haber descubierto el secreto para desentrañar esa compleja realidad virtual. De acuerdo: aprender a programar es de todo menos eso. No es esa epifanía de revelación, pero sí un camino de aprendizaje muy diferente al de los clichés, con una profesión de fondo con muchísimos puestos de trabajo por cubrir.

Ciencia ficción aparte, todavía perviven algunos falsos mitos sobre esta la industria de la programación, como que los programadores tienen un cerebro ‘especial’ o que ciertas personas están mejor capacitadas que otras. ¿Pero existen realmente developers de hemisferio cerebral derecho y de hemisferio cerebral izquierdo?

Sea como fuere, la escuela de programación Skylab Coders Academy no descarta alumnos por no tener experiencia previa. En el proceso de admisión para sus bootcamps, no hay una edad ‘adecuada’ y tampoco es necesario tener un determinado tipo de estudios.

Hoy queremos analizar todas estas cuestiones y explorar las verdades y mitos sobre la programación: ¿cuál es la realidad sobre esta profesión de futuro?

aprender a programar

Para ser programador, ¿mejor matemáticas o lingüística?

¿Qué es lo ocurre en el cerebro de los programadores cuando escriben código? Lo cierto es que hasta ahora se había relacionado más la programación con aquellas disciplinas de la rama de las ciencias puras, como las matemáticas. O lo que los anglosajones conocen como STEM: science, technology, engineering and mathematics. Sin embargo, nuevos estudios presentan una nueva óptica para afrontar este dilema. ¿Y si la programación fuese otro tipo de lenguaje con el que estos profesionales se comunican?

Esta puede ser la conclusión de un estudio publicado en la revista científica Communications of the ACM, en un proyecto liderado por la Prof. Dra. Janet Siegmund, catedrática de Ingeniería de software en la Universidad Tecnológica de Chemnitz, en Alemania. De acuerdo con Medical Xpress, mediante escáneres cerebrales, los investigadores pusieron a prueba los cerebros de los programadores y el resultado fue increíble: programar es como hablar.

Sobre ello, el profesor Sven Apel, participante en el estudio, declara que “su objetivo era desarrollar un enfoque completamente nuevo para comprender mejor los procesos cognitivos involucrados en la programación”. A los sujetos del estudio se les ofrecían fragmentos de código para su verificación y, mediante imágenes de resonancia magnética, se pudo apreciar la activación de zonas del hemisferio izquierdo, asociadas con la comprensión del habla.

Frente a este descubrimiento tan interesante, otro más salta a la vista: durante estos exámenes del cerebro humano, los científicos no pudieron observar actividad en las áreas relacionadas con las matemáticas o el pensamiento lógico.

escribir código

Falsos mitos sobre la programación

Con las investigaciones de Siegmund destacamos una primera clave de las ideas preconcebidas sobre la programación: en los próximos años, la ciencia puede arrojar luz sobre el proceso cognitivo en la programación. Pero ya sabemos que está más relacionado con el lenguaje que con las matemáticas.

Además, el logro de ser el primer programador se le atribuye a la matemática británica Ada Lovelace. Precisamente, este hecho lucha contra otro prejuicio sobre la programación: aquel que la relaciona automáticamente con el personal masculino. Hoy las tornas están cambiando y organizaciones sin ánimo de lucro —como Women Who Code— buscan inspirar a las mujeres en su desarrollo en el sector, así como concienciar a las empresas para reclutar talento femenino.

Otra de las figuras femeninas del entorno de la programación es Linda Liukas, que ha dedicado su labor profesional, precisamente, a transmitir la importancia de que los niños del siglo XXI aprendan a entender la computación en general y la programación en particular. Y todo ello mediante el juego y contenidos específicamente diseñados para ellos.

Por eso queremos recalcar también que aprender código no tiene por qué ser aburrido. Generalmente, fuera de la industria existe el prejuicio de que programar es una tarea difícil hecha para ‘cerebritos’. Pero, como demuestra la organización sin ánimo de lucro Code.org, hasta los niños pueden divertirse aprendiendo a programar con videojuegos como el conocidísmo ‘Minecraft’.

Nunca es tarde para aprender

Por otro lado, pese a que cada día se recomienda que los jóvenes empiecen más pronto a aprender a escribir código, otro falso mito a descartar es el siguiente: que existe una edad recomendada para lanzarse a la programación.

En el panorama de transformación digital que viven las empresas hoy en día, el mercado demanda profesionales tecnológicos de todos los tipos. Programar puede ser un cambio de rumbo en tu carrera y nunca es tarde para aprender; igual que nunca es tarde para descubrir una segunda o tercera lengua.

No es necesario tener conocimientos previos para empezar en el aprendizaje de la programación. De hecho, en el caso de la escuela Skylab Coders, buscan conseguir un nivel que permita a los alumnos optar a las mejores empresas. Es decir, no está en juego la obtención de un título, sino destacar en una profesión.

Otro cliché sobre los programadores es que son ‘obsesos’ de los ordenadores y ‘frikis antisociales’. Las generalizaciones son siempre erróneas y, además, ejemplos como el de Skylab lo atestiguan. Formar parte de su alumnado te convierte en miembro de una creciente comunidad. Dos tercios de los estudiantes que encontraron trabajo como desarrolladores web en 2020 lo hicieron gracias a la red de contactos de Skylab y sus antiguos alumnos.

ingeniera de software

Fórmate en Skylab Coders y conviértete en developer

La escuela especializada Skylab Coders Academy se deshace de todos estos falsos mitos con su modelo de enseñanza en bootcamps o cursos intensivos para aprender a programar front-end y back-end y para que empieces tu carrera como programador informático. Al completar estos cursos, los alumnos de Skylab -el 96%- consiguen sus primeros empleos como programadores junior con una media salarial que ronda los 23.000 euros.

Se trata de una profesión de futuro en la que, ya en 2015 y en España, se estimaba que había 85.000 puestos de trabajo sin cubrir. En 2020, la demanda de habilidades relacionadas con la tecnología infomática creció un 10% a nivel europeo. No es que se trate de un sector con buenas expectativas laborales; es que las empresas buscan incluir perfiles profesionales con estos conocimientos, pero no hay los suficientes para cubrir el mercado.

En 2020, Skylab Coders Academy fue reconocida por el ranking SwitchUp como la mejor escuela de programación del mundo. Ahora, un nuevo acuerdo de colaboración con la consultora Accenture, así como con otras empresas asociadas, potencia el desarrollo de los nuevos profesionales que completan estas formaciones. ¡Descubre Skylab Coders y rediseña tu futuro en el mundo de la programación!

Fotos | Unsplash: Nicole Wolf, Florian Olivo, Nubelson Fernandes, ThisisEngineering RAEng

Comentarios cerrados
Inicio