Publicidad

¡No, ahora no! Cinco momentos muy inoportunos para quedarse sin datos

¡No, ahora no! Cinco momentos muy inoportunos para quedarse sin datos
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Lugar: Murcia. Año: 2019. Día: 15 de abril. Hora 2.55 a.m. El despertador ha sonado. En cinco minutos comienza la octava y última temporada de ‘Juego de Tronos’. Todo listo para ver el primer episodio. ¿Todo listo? Iker V.M. creía que sí, pero el WiFi del apartamento que su familia había alquilado en Semana Santa no dio señales de vida. "No me lo podía creer. Quite el WiFi y empecé a tirar de datos, hasta que los datos me dejaron tirados a mí tras 33 minutos viendo la serie. Llevaba dos años esperando ese capítulo", cuenta con humor.

Todos lo hemos vivido alguna vez. Esa gota de sudor frío que recorre nuestra espalda cuando, después de golpear varias veces la pantalla del smartphone para que se abra un enlace, nos damos cuenta de que nos hemos quedado sin datos. Internet en modo caracol... ¡No puede ser verdad!

Tantos servicios esfumados, tantas oportunidades de conectar con personas o contenidos que se publican en cualquier parte del mundo que quedan fuera de nuestro alcance cuando recibimos ese dichoso SMS: "Has superado el límite de datos contratados".

Porque no hay nada como experimentarlo en primera persona para darnos cuenta de que usamos el móvil para todo: ver series, quedar con alguien, localizar una dirección, consultar un horario comercial, compartir documentos, pagar recibos, sacar fotografías y, así, un larguísimo etcétera del que no somos verdaderamente conscientes.

Nuestro teléfono móvil ha dejado de ser un dispositivo para hacer llamadas y recibir mensajes para convertirse en una especie de centro de operaciones. Siempre que no nos quedemos sin datos, claro está. En ese caso, además del trastorno, es muy probable que incurramos en un coste añadido en nuestra factura por el consumo de datos adicionales o la ampliación a través de un bono.

Por eso, hoy en día, la clave es contratar una buena tarifa de móvil que cubra las necesidades de conectividad de los distintos usuarios. Y para muchos esa necesidad pasa por contar con datos ilimitados. Porque en cuestión de datos, no queremos tener límites.

"Mi caso es un poco tremendo, porque tengo la oficina en casa y en teoría con el WiFi debería tener bastante. No es así, puesto que hay muchas columnas y paredes gruesas que generan zonas sin cobertura por todo el piso. Hay que tirar de datos en el salón y el dormitorio más veces que no, así que a la tercera semana me he comido ya casi todos los gigas del contrato. Y luego, vete a una convocatoria de medios el día 28 con el teléfono pelado", nos comenta el periodista Alberto Ballestín.

Mismo drama, diferentes escenarios

Datos Ilimitados Tarifa Movil

El problema puede resultar más o menos grave en función del momento en el que nos encontremos o de la urgencia de la tarea que deseemos realizar con nuestro smartphone. Y es que son muchas las situaciones en las que quedarse sin datos resulta desesperante.

Los autónomos que llevan su negocio allá donde puedan portar su portátil bien saben que la conexión de su móvil es esencial para poder trabajar con red desde el ordenador. Todos nos podemos imaginar lo que supondría quedarse sin datos ante un cliente, justo cuando intentamos mostrarle un enlace o contactar con él por videoconferencia. "Llevas días preparando una presentación, que al final no queda lo redonda que esperabas porque tienes que parar para buscar una red WiFi o ethernet a la que conectar el portátil. Terminas y lo primero que te preguntas es si habrás conseguido dar una imagen de profesional", nos cuenta el emprendedor D. González.

Y si trasladamos el problema a situaciones más ociosas, más banales, el drama no disminuye (¡incluso aumenta!). No seremos los primeros que nos quedamos sin datos y no podemos subir una historia a Instagram que de verdad nos hace ilusión: un concierto, una foto con nuestro ídolo tras un encuentro fortuito o una noticia que necesitamos compartir vía redes sociales. O quizá la falta de datos nos obligue a soportar un aburrido viaje en tren o en autobús, cuando podríamos haber ido disfrutando de una película o nuestra serie favorita. Ahorrarnos un tedioso viaje de varias horas bien vale una tarifa de móvil ilimitada. "Cuando salgo de viaje compruebo que me quedan datos, porque me conozco y sé que me pasaría todo el tiempo buscando una WiFi abierta", confiesa Sandra Ortiz.

Tarifa Datos Videojuego Movil Smartphone

¿Pero qué pasa si además no somos nosotros los que nos hemos gastado los datos? Hablamos de esos padres que, en un alarde de generosidad familiar deciden contratar una tarifa de datos compartidos con su hijo, gran aficionado a los videojuegos. Y este, tras dos días lejos de casa y sin WiFi, se pule el límite de la tarifa sin miramientos. La armonía familiar corre peligro entonces, y tan solo tras un par de días fuera de casa. ¿Estarán esos padres preparados para esos interminables minutos de espera mientras se cargan los contenidos en su móvil el resto del mes?

De vacaciones y sin datos: el Armagedón

Que nos retrasen el vuelo o nos pierdan la maleta durante las vacaciones se ha convertido en una trivialidad si lo comparamos con esa desagradable sensación de no poder hacer NADA si se acaban los datos.

Leer las noticias, poner un poco de música, cotillear a los demás en las redes sociales, compartir fotos y vídeos para dar envidia a los demás, localizar ese restaurante que tanto nos han recomendado o consultar el horario de una atracción turística... Nada de esto es posible sin una tarifa de datos que nos permita vivir nuestras vacaciones sin contar megas. ¿O acaso no nos apetece culminar un gran día de playa con una buena película?

Vacaciones Tarifa Datos Movil Smartphone

Y mejor que no te quedes sin datos cuando dependes de tu GPS para encontrar una ubicación en medio de ninguna parte... Es en ese tipo de momentos cuando un giga de datos se cotiza más en tu vida que un barril de Brent. "Alguna vez me he visto diciendo que tenía que cortarme con los datos por si acaso los necesitaba cuando verdaderamente los necesitaba (...). Por ejemplo, no me oriento muy bien y busco cómo llegar a cualquier sitio continuamente", explica J.P.M.

Pos eso, para todos aquellos que no quieran volver a estar pendientes de la cantidad de megas o gigas que les restan, Vodafone ha presentado una oferta de datos ilimitados. Tanto si eres de los que usa el móvil para leer noticias o consultar los movimientos bancarios, como si eres jugador online experto o necesitas subir habitualmente archivos de gran tamaño a la nube, solo tendrás que encontrar un plan a tu medida y disfrutar de internet allá donde lleves tu teléfono móvil.

Imágenes / iSoctk/AaronAmat / Pexels, Pixabay y Unsplash

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir