Sigue a

BloqueColor.jpg


Lo que estás viendo arriba no es fruto de tu imaginación ni de las manos artesanas de un maquetista. Todo lo que ves lo ha hecho una impresora. No es electrónica de consumo pero sí una tecnología que se merece un poco de atención y que incluso ya ha salido en un capítulo de CSI New York.

Estamos hablando de las impresoras 3D.

Empecemos con un poco de historia. La tecnología que ahora se usa en las impresoras 3D comerciales salió del MIT. Dos de los investigadores que trabajaron en el proyecto, fundaron Z Corporation con una licencia del MIT para explotar la tecnología a mediados de los noventa y ya a finales de 2005, la empresa danesa Contex compró Z Corporation. El canal de distribución mundial de Contex vende ahora la tecnología de impresión 3D bajo su propia marca.

A continuación tienes la imagen de una de estas impresoras:

DESIGNmateCx_p.jpg

Las impresoras 3D básicamente se crearon para transformar archivos CAD en 3 dimensiones en prototipos reales. Del mismo modo que una impresora convencional es capaz de imprimir una hoja de papel con los esquemas realizados en un programa CAD 2D, las impresoras 3D son capaces de dar cuerpo a los diseños en 3 dimensiones.

Las versiones comerciales construyen piezas a partir de los datos de un archivo CAD en formato .STL (monocromo) o .VRML (color). Ambas fabrican la pieza capa a capa. La geometría del modelo se construye esparciendo una capa de polvo, imprimiendo una sección horizontal de la pieza y después repitiendo el proceso (esparcir polvo e imprimir sección) hasta terminar la pieza.

Las capas se construyen una encima de otra hasta que la pieza se completa. La geometría de la pieza se soporta gracias al polvo “no-imprimido”, lo que permite un amplio rango de complejidad en las piezas. Esta tecnología no necesita estructuras de soporte durante la fase de construcción, ya que el polvo cumple esa función hasta que la pieza se desentierra de la cubeta de fabricación.

En el siguiente vídeo puedes ver cómo se usa esta tecnología en un capítulo de la serie CSi New York:

Enlace.

Y este otro vídeo, un modelo de CaddySpain.

Se trata ésta de una tecnología con un campo de aplicación específico, los maquetas, pero que se usa en múltiples industrias: automoción, diseño de calzado, arquitectura, packaging, medicina, educación o topografía, entre otras. Estas máquinas hacen en horas el trabajo de varios días. De momento, por su alto precio no se plantea como una tecnología de consumo, pero quien sabe di cuando los precios bajen se le da una aplicación más hogareña y particular.

Gracias a Sergio Monge de CaddySpain por la información y los vídeos.

En Xataka | ZScanner 700, escáner 3D.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios