Sigue a Xataka

Cables de red

Los dispositivos NAS, Network-attached storage o, para que nos hagamos una idea dispositivos de almacenamiento en red, no sólo son útiles en el ámbito empresarial y profesional, sino que también pueden tener un hueco en nuestros hogares. Su función es bastante clara: servir como almacenamiento extra en una red local, y gracias a sus altas tasas de transferencia suelen tener un rendimiento excelente, mucho mejor que la mayoría de dispositivos de almacenamiento externo.

Nuestros nuevos compañeros, Tecnología y PYME han realizado una comparativa de varios sistemas de almacenamiento NAS, entre los que podemos encontrar los siguientes modelos:

  • LaCie 2big Network.
  • Maxtor Shared Storage II Dual Drive.
  • Western Digital WD ShareSpace.
  • Iomega StorCenter Network Hard Drive.

Todos comparten prácticamente las mismas características, entre las que podemos encontrar la posibilidad de configuraciones RAID, 1 o 2 TB de capacidad y compatibilidad con sistemas Windows y Mac OS X en todos los casos. ¿La conclusión?. Muy compleja, ya que dado que todos los productos son muy similares entrarían en la decisión otras cuestiones más personales, como por ejemplo la marca elegida.

Los precios varían lógicamente de la capacidad que elijamos para nuestro NAS, aunque en la comparativa de nuestros compañeros varían desde los 259 del Iomega hasta los casi 600 de la unidad de Western Digital.

Los NAS han nacido como sistemas de almacenamiento masivo que además permiten diversos sistemas de copias de seguridad, RAID. Son dispositivos que a día de hoy tal vez pueden parecer caros, pero que una persona que tenga varios ordenadores conectados bajo la misma red local sí podría sacarle un muy buen partido.

¿Qué aspectos serían los más importantes en un dispositivo NAS?. Cada usuario tendrá sus propias necesidades, por supuesto, pero podría decirse que un buen NAS necesitaría un buen sistema de RAIDs (existen multitud, cada uno con sus propias características), así como facilidad a la hora de cambiar los discos internos por otros. Aún así, todos los discos suelen tener unas características bastante similares entre sí, ofreciendo especificaciones casi idénticas por precios que casi dependen más de la marca que de otros parámetros.

Si estás interesado en este tipo de productos, ya sea para tu empresa o para tu propia casa, tras leer la comparativa de nuestros compañeros algunas dudas se te aclararán. Aún así, hay que tener en cuenta que en el mercado hay muchísimos más modelos además de esos cuatro, y muchos más serán los que vendrán en un futuro.

Más información | Tecnología y PYME.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios