Síguenos

Tavis Rud

Un desarrollador llamado Tavis Rud tuvo un grave problema de salud que le impidió utilizar sus manos durante cierto tiempo. Eso no le detuvo a la hora de trabajar, e ideó un sistema basado en el reconocimiento de voz que le permitía desarrollar código a base de comandos de voz.

Lo cierto es que cualquiera que haya probado soluciones de reconocimiento de voz probablemente verá con escepticismo esta posibilidad. Sin embargo, la combinación de una aplicación como Dragon Naturally Speaking y de DragonFly —una extensión basada en Python— el resultado es asombroso.

Los comandos que se utilizan para dictar esos programas y ese código son curiosos y parecería que el desarrollador estuviese hablando con R2D2 y no con otro ser humano, pero la ventaja de usar esos comandos especiales es que la programación se hace realmente fluida. En realidad, afirmaba Rud, no era necesario utilizar esas extrañas palabras, pero para él era más potente usar así este sistema.

Tanto, admitía Rud, que acabó por usarla de forma nativa incluso tras recuperar la movilidad en sus manos. La lista de 2.000 comandos permite “picar código” con mayor velocidad que la que lograría escribiendo en un teclado convencional.

Sin duda, todo un descubrimiento para aquellas personas que por problemas físicos no pueden utilizar un teclado o ratón de forma convencional, y que pueden tener a este tipo de sistemas como una solución para lograr entrar en este segmento. Os dejamos con un vídeo que podéis comenzar a ver a partir del minuto 8:34 para asistir a la impresionante (y curiosa) demostración de la técnica.

Vía | I, Programmer
Más información | DragonFly

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios