Síguenos

2011_08_05_bombillaphilips.jpg

La bombilla incandescente de toda la vida ya es casi pieza de museo, reemplazada por las bombillas de bajo consumo, más caras pero también más duraderas. Por encima de estas, aún hay otro peldaño de bombillas de alta tecnología, las que usan tecnología LED. Pues bien, Philips acaba de ganar un concurso puesto en marcha por el Departamento de Energía estadounidense para diseñar una bombilla perfecta que sustituyese a la tradicional de 60 vatios con las mismas cualidades de luz, pero con menos consumo.

El concurso de la agencia estatal estadounidense estaba dotado con 10 millones de dólares, pero lo mejor de todo es que la propuesta de Philips, aunque no nos cabe la más mínima duda de que es excelente, también era la única que se presentó a concurso. Parece que al otro lado del charco, las empresas que fabrican bombillas (si es que las hay, que ya lo dudamos) no están muy interesadas en el ahorro energético o no se enteran de los concursos. Al final, la Philips 60W Replacement Bulb se ha llevado el premio.

La bombilla diseñada por Philips tiene el mérito de lucir con la calidez e intensidad de una bombilla incandescente de 60 vatios, algo que no es tan sencillo de lograr sólo con LEDs. El consumo de esta nueva bombilla es un 83% menor que las convencionales, y dura 25 veces más tiempo con un brillo de 1.100 lúmenes. Su precio, eso sí, también es dolorosamente más cara. En Estados Unidos se venderá por 18 dólares la unidad a partir del año que viene. Los modelos con mayor potencia (equivalentes a 75 y 100 vatios) también son más caros.

El Departamento de Energía calcula que el reemplazo de las bombillas tradicionales por las de Philips permitirá ahorrar 35 teravatios por hora, lo suficiente como para dar electricidad a 18 millones de hogares medios estadounidenses.

Vía | Slashgear

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

46 comentarios