Síguenos

Perpetua Chip

No se trata de ninguna profecía maligna sobre robots que nos esclavizarán, aunque sí que tiene algo que ver con el uso que las máquinas daban a los infortunados humanos en Matrix. El CES de este año contaba con una zona para emprendedores llamada Eureka Park y allí es donde la compañía Perpetua ha mostrado su tecnología TegWear.

TegWear no es otra cosa que una pequeña célula capaz de extraer energía eléctrica del calor que emite nuestro cuerpo. La tecnología no es nada nueva y se basa en el efecto Seebeck, un principio opuesto al Efecto Peltier por el que la diferencia de temperatura entre dos materiales se traduce en una diferencia de potencial que genera corriente eléctrica.

En este caso, la corriente es generada por la diferencia entre la temperatura de nuestro cuerpo y la temperatura ambiental. Perpetua ha mostrado su chip alimentando un reloj digital de pulsera. De momento el invento no da todavía como para alimentar dispositivos con más necesidades de energía como un smartphone, pero todo se andará. La única duda es cómo reaccionarán estos chips si el ambiente en el que estamos está igual de caliente que nuestro cuerpo.

Nanomaterial termoeléctrico

Nanotubos de carbono al rescate

La alternativa para crear un sistema que permite generar más corriente podría estar de nuevo en los nanotubos de carbono. Un equipo de investigadores del departamento de nanotecnología y materiales moleculares de la Universidad Wake Forest experimenta con nanotubos de carbono para crear un tejido de fibras plásticas capaz del mismo efecto.

La ventaja de este material es que puede incorporarse a un gran número de objetos, desde el asiento de un coche hasta una simple chaqueta podrían servir para dar energía a nuestros gadgets. Tan sólo esperamos que ellos no se den cuenta y decidan asegurarse la fuente de ‘alimento’.

Vía | PopScience | Universidad Wake Forest
Más información | Perpetua

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios