Compartir
Publicidad

Por qué los sobremesas gaming compactos están revolucionando el mundo del videojuego

Por qué los sobremesas gaming compactos están revolucionando el mundo del videojuego
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los factores más importantes de los equipos de sobremesa es su capacidad para adaptarse a las necesidades de cada persona. No sólo en cuanto a prestaciones, últimamente se valora mucho más que antes el espacio que puede llegar a ocuparnos en nuestro escritorio o en nuestra habitación.

Tal es así que hasta los principales fabricantes de equipos ensamblados se están preocupando por ofrecer las mejores prestaciones en el menor tamaño posible, incluso en productos para gaming. Un sector en el que se cuida mucho la potencia y longevidad de los equipos y donde ASUS ha sabido ofrecer un producto que cumple ambas exigencias, potencia y tamaño reducido.

El tamaño no lo es todo

A día de hoy, tener un equipo de pequeñas dimensiones no es sinónima de carecer de potencia para mover los últimos juegos. Y el ASUS ROG G20 es un claro ejemplo de esto. Un equipo perteneciente a la categoría Republic of Gamers de ASUS y que tiene toda la potencia de los mejores equipos para gaming dentro de una carcasa de 12,5 litros de volumen.

Estamos hablando de un equipo con un diseño innovador y con unas dimensiones de 104x340x358 mm. Aunque lo verdaderamente interesante del ASUS ROG G20 reside en su interior, un equipo montado y pensado para mover los últimos juegos gracias a su procesador Intel de cuarta generación y a las cualidades gráficas que le proporciona su tarjeta Nvidia.

En este apartado también tenemos que mencionar el impresionante sistema que consigue mantener a este equipo con la temperatura óptima. Todo el diseño del G20 ha sido pensado para ofrecer un sistema de refrigeración sin ranuras de ventilación laterales exteriores. Algo que se consigue gracias a un canal de aire oculto que garantiza una gestión térmica eficiente en las sesiones de juego más largas que podamos imaginar.

Diseño y personalización

La mayoría de equipos compactos gozan de un diseño atrevido, algo que llame la atención de los jugadores con sólo mirarlo. En este aspecto podríamos considerar a ASUS como un referente en diseño, especialmente dentro de los productos de la gama Republic of Gamers, y el ASUS ROG G20 es un claro ejemplo de ello.

A pesar de su reducido tamaño, este equipo goza de un diseño atrevido gracias a su color negro mate combinado con unas líneas agresivas y marcas inspiradas en la cultura maya. Dejando espacio suficiente para los conectores típicos de cualquier equipo (HDMI, USB 3.0, RJ45, etc…). Sin olvidarnos de su sistema de iluminación, el cual podremos personalizar a nuestro gusto.

Y es que la personalización es otro de los aspectos interesantes dentro de los equipos compactos. Por eso mismo, podremos elegir cualquier color para que la iluminación del ASUS ROG G20. De esta forma podremos marcar nuestro propio estilo y conseguiremos que nuestro equipo brille con luz propia.

Lo importante está en el interior

Por qué los sobremesas gaming compactos están revolucionando el mundo del videojuego

Por muy vistoso y espectacular que sea el diseño de estos compactos, lo verdaderamente importante es lo que tiene en su interior. Al fin y al cabo, nos será imposible mover los últimos juegos sólo con una carcasa y unas cuantas luces. Aunque sería lógico pensar que dentro de una carcasa de tan reducidas dimensiones no podemos encontrarnos con mucha potencia.

Lo bueno es que no siempre tiene por qué ser así y, como hemos mencionado anteriormente, el ASUS ROG G20 tiene toda la potencia de un procesador Intel de cuarta generación. Concretamente nos encontramos ante un procesador Intel i7-4790 a 3.6GHz con el que tendremos la potencia necesaria para jugar con las configuraciones más altas e incluso reproducir vídeo a 4K.

Toda la potencia de este gran procesador está acompañada de la calidad y el rendimiento de una gráfica Nvidida GTX 750 de 2Gb, un módulo RAM DDR3 1600 de 8Gb y un disco duro de 1Tb a 7200rpm. Una combinación ganadora que nos garantiza potencia suficiente para mover los últimos títulos del mercado.

Lo mejor de todo es que todo el equipo funciona con una fuente de alimentación de 180W y otra de 230W. Consiguiendo con ambas toda la energía necesaria incluso para los momentos más exigentes y garantizando el menor consumo energético. Otro punto a favor para el ASUS ROG G20.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos